Ganas y “destellos” en la Miniferia de Octubre

Un año más, la Feria de Octubre que se celebra en la plaza de toros de Valencia no ha respondido a las expectativas de los aficionados. Sin embargo, no seríamos justos al decir que no ha habido nada destacable, porque lo hubo: las ganas de Román y algunos pasajes de la segunda faena de José Calvo. 360 Grados Press estuvo allí para contárselo.

[Img #16097]

El domingo 7 de octubre tuvo lugaruna novillada con reses de Parladé para Jesús Chover, Juan Leal y Román. Choverse entregó desde el principio, esperando al animal a portagayola y respondiendoa los quites de su compañero Juan Leal. El novillo fue noble, pero sin la vivezanecesaria para transmitir emoción a los tendidos. Una buena estocada lepermitió cortar una oreja. En el segundo de su lote no estuvo tan certero conlos aceros, una faena dedicada a su cuadrilla que quedó en algunos aplausospara el chaval y pitos en el arrastre para el ejemplar de Parladé.


En segundo término intervino JuanLeal, que había despertado la curiosidad de los aficionados tras su paso por LasVentas, pero no ‘tocó pelo’ en Valencia. Dejó, eso sí, suficientes muestras devalentía ajustándose a su primer oponente, al que se arrimó mucho. Sobre todo,se le notó un gusto especial con el capote. El astado tampoco sobresalió, demanera que la labor quedó en una ovación. El que hacía quinto sólo tuvo lavirtud de la nobleza, la faena no tuvo emoción, pero sí el tercio debanderillas, en el que se desmonteró Montoliu.


Román, que ya dejó su impronta en sudebut en el coso valenciano en Fallas, volvió a dar muestras de estar ennovillero. Como siempre, y eso es algo que se agradece y hay que reconocerle,estuvo animoso y con ganas; por su parte no quedó. Su primera labor, de la quecabe resaltar algunos naturales, fue premiada con un apéndice del mejor morlacodel festejo. De su segundo oponente obtuvo dos trofeos excesivos, pero válidossi con ellos se premió la voluntad y el arrojo de Román, que puso toda laemoción que se había hecho ausente durante toda la tarde.


El día de la Comunidad Valenciana,el 9 de octubre, hicieron el paseíllo tres toreros de la tierra como son VíctorManuel Blázquez, José Calvo y David Esteve, que se enfrentaron a toros de LaQuinta. Espectacular fue el primer astado, un cárdeno de 505 kilos que Blázquezno aprovechó. Intentó poner banderillas, pero no fue su fuerte. Hubo pases sincalidad en una faena larga que llegó a aburrir al respetable. El de La Quintafue justamente aplaudido en el arrastre. También el segundo de su lote tuvobuenas condiciones, y de nuevo, se le escapó el triunfo, pues abrevió una faenainsípida y sin excesiva entrega.


[Img #16096]
José Calvo quiso y no pudo en elsegundo de la tarde, un ejemplar astifino, cárdeno claro, con el que estuvoentonado con el capote, pero que se cayó estrepitosamente en medio del ruedo.Aunque con poca fuerza y escasa transmisión, el de La Cruz Cubierta le sacó elpoco jugo que tenía el animal. En quinto lugar, lidió un astado de Lagunajandabastante noble con el que pudo lucirse en algunas tandas con gusto y quearrancaron las palmas del público, pero le faltó al burel ese último tranco enel que la plaza entera parecía empujar al toro para poder redondear las series.Una labor muy digna de José Calvo, pero emborronada con los aceros. Fue ese elinstante en el que se vivieron los momentos más preocupantes de la tarde, yaque al descabellar, el estoque salió disparado hacia los tendidos y se quedóclavado en tablas, por fortuna no alcanzó a nadie.


Completaba el cartel David Esteve,que se las vio con el tercero de La Quinta, un animal que le buscó lostobillos, resultó complicado y fue desarrollando peligro según avanzaba lafaena, que quedó silenciada. Con el que cerraba plaza, feria y temporada, tambiénse las vio el valenciano, pues el de Lagunajanda embistió rebrincado en todomomento y sin clase.


La entrada de ambos días dejó muchoque desear, pero no es para menos, salvo los aficionados que vamos pordisfrutar y somos conscientes de que en cualquier momento puede surgir el buentoreo, el gran público no llenó el coso. Cuando no es por los toros, es por lostoreros, pero la cuestión es que en la Feria de Octubre, nunca hay triunfosrotundos ni tardes dignas de recordar en su conjunto. Espero que no, perollegará un momento en el que el respetable se canse de vivir únicamente demomentos. La empresa debería ponerse las pilas para ver cómo lo soluciona. Siel año que viene se reduce el número de abonados, no será sólo por el IVA.

@egasensi

Óscar Delgado

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

5 × 4 =

Lo último en "Toros"

Greenberg

Un soltero cuarentón sin oficio ni beneficio aterriza temporalmente en la casa
Subir