De Sol y de Sombra

Dos sectores, el Sol y la Sombra, aglutinan al público de las plazas de toros. Esta semana en 360 Grados Press hablamos de las similitudes que podemos encontrar entre los coliseos romanos y los cosos taurinos actuales. Una de las más características es la división de las plazas en tendidos de Sol y tendidos de sombra, algo que como verán, viene de antiguo.

[Img #19388]
Imagínense un coliseo romano y una plaza de toros. El coliseotiene una parte central en la que tenían lugar los espectáculos en la épocaromana, una zona que también tienen las plazas justamente para desarrollarselas corridas de toros. Llamémosle ruedo, albero, el fin es el mismo que en loscoliseos: medirse con las fieras.


Sigamos ahora con las dependencias de las plazas de toros yen concreto en los toriles -zona en la que aguardan los astados-, yencontraremos otra similitud, ya que también en el interior de los coliseosaguardaban las fieras -leones, tigres o toros- a las que se enfrentaban losgladiadores.


Sin embargo, queremos poner el acento en un aspectocaracterístico de los cosos como es la existencia de la zona en la que da la sombray la parte en la que ‘cae’ el Sol. Se trata de una distinción premeditada y contotal alevosía promovida por los mecenas de los espectáculos y juegos quetenían lugar en los coliseos romanos. Dichos monumentos fueron construidos paraque el mecenas gozase de la mayor comodidad posible cuando acudiese alespectáculo, situándole siempre a la sombra y creándose una claradiferenciación entre poderosos y siervos.


[Img #19389]
Actualmente, también encontramos una clara distinción cuandovamos a comprar una entrada para los toros, dado que lo primero que lespreguntarán es si la quieren para el Sol o para la sombra, ya que las segundasson más caras.


Como ven, hay muchas similitudes arquitectónicas entre lasplazas de toros y los coliseos romanos, pero la distinción entre el Sol y laSombra ya no tiene la misma preponderancia que en la época romana, puesto quecualquier persona de clase media puede comprar una entrada de Sol o de sombra.Pero en esencia, sí sigue habiendo una tendencia clara a la hora de adquirirlas entradas entre quienes están dispuestos a soportar el calor del Sol yquienes prefieren evitarse el mal rato, situándose en los tendidos de sombra. Ynormalmente, es en los tendidos de sombra donde observamos a famosos ypersonalidades que raramente veríamos en el sector del Sol.


David Barreiro

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

quince + diecisiete =

Lo último en "Toros"

Greenberg

Un soltero cuarentón sin oficio ni beneficio aterriza temporalmente en la casa
Subir