Manolo Blahnik: cuatro décadas taconeando

Esta semana 360 Grados Press homenajea al fetichismo delicioso de los zapatos con la figura del diseñador canario, Manolo Blahnik. Tras cuatro décadas de artesanía de fantasía y diseños exclusivos ha recibido El Premio Nacional de Diseño de Moda que reconoce en España el trabajo de un zapatero universal. Su fuente de inspiración para crear objetos de culto y joyas de arte desemboca del cine de Visconti, de la pintura de El Greco, Velázquez y Zurbarán. Diseños inimitables que recrean el alma y la imaginación de un rascacielos que deambula por las nubes de Nueva York.

Manolo Blahnik nació en la isla de La Palma en 1943, en una familia de  padre checo y de madre canaria. Su infancia sedesarrolló entre plantaciones de platanerasque eran  propiedad de sus padres.

Comenzó su formación y estudios cursandoLiteratura y Arquitectura en Ginebra, aunque pasará a dedicarse al diseñoartístico y teatral en París. En 1970 se instaló en Londres, donde consiguió trabajo como fotógrafo en el Sunday Times. Rápidamente, se introdujo en el mundo de lacultura de la moda, haciendo amistad con personajestan destacables como Eric Boman o Paloma Picasso.Ésta última le presentó en 1971 a Diana Vreeland, editora de Vogue USA, quien le encauzaría hacia su futuro como diseñadorde zapatos.

 

Posteriormente, abre suprimera tienda en Chelsea en 1973. Su estilo artesanal con una esmerada calidadconvierte cada zapato en una pieza casi única, pareciendo una codiciada obra dearte. Las mujeres más famosas de la sociedad, desde Diana de Gales a Madonna,han lucido sus diseños. El Design Museumde Londres le dedicó una retrospectiva en 2003.Blahnik fue reconocido con el título honorario de Orden delImperio Británico (Commander of the British Empire) en 2007 por su servicio a laindustria de la moda británica. En la actualidad, sus zapatos son delicadosfetiches vendidos a precios entre 500 y 4.000 euros, distribuidos en escasasboutiques oficiales del diseñador oen lujosas tiendas. Sus zapatos se han catalogado como “obra de arte”, siendoun fetiche delicioso en la ornamentación, artesanía y la delicadeza en sustrazos. Muchas son las referencias en el cine y concretamente en la popularserie “Sexo en Nueva York” donde unos Manolosson codiciados por miles de mujeres que quieren saborear la esencia del placer ensus pies.

 

Premio Nacional de Diseño de Moda

Hace una semana, ManoloBlahnik recibió el Premio Nacional de Diseño de Moda que otorga el Ministeriode Cultura, dotado en 30.000 euros. Un premio que recorre la trayectoriaprofesional, siempre incombustible, de cuatro décadas dedicado a diseñar zapatosque se materializan en los pies de mujeres que imploran conocer el sabor de losManolos.

El recibimiento del premioserá donado a una asociación benéfica de La Palma. La gala se realizó enLondres, en la que Zaha Hadid le entregó un premio que él dedico a su fallecidaamiga Anna Piaggi, icono de la moda que desapareció este verano y una de lasmujeres que, desde siempre, defendió el magistral talento de este zapatero.Viviendo en Londres desde los años setenta, Blahnik ha transmitido en suszapatos su personalidad mundana, exuberante y considerablemente sofisticada. Graciasa la famosa editora Diana Vreeland de la revista Vogue USA, fue quien lo animóa hacer zapatos al ver unos figurines suyos para un vestuario de teatro. Su particulareducación fue la que lo disparó con una prodigiosa imaginación, tan enraizada ala rica naturaleza de las plantaciones de plátanos de su tierra como a loscuentos para niños que desde Inglaterra llegaban a su casa familiar de Canariasy que su madre les leía con esmero a él y a su hermana Evangelina, su brazoderecho en los negocios.

Trabajador insaciable,creatividad imaginaria que corretea por los trazos de sus bocetos, radicaldefensor de una elegancia que no entiende de convencionales tendenciasglobalizadas. Manolo Blahnik haconvertido sus zapatos en labores artesanales capaces de parar el tic-tac de lavida moderna, ya que, cuando una mujer adquiere una de sus creaciones estáconsumiendo perpetuidad en el tiempo.  Susdiseños son joyas de coleccionista deseadas por las mujeres más dispares delmundo. El éxito de sus creaciones son trabajo y pasión porque viaja de Londres(donde están sus oficinas), a Milán (donde fabrica sus modelos), a Nueva York(donde está gran parte de su negocio) y a Bath y La Palma (donde idealiza y esbozasus colecciones).

Su inspiración viene dada delas películas de Visconti, de la pintura de El Greco, Velázquez y Zurbarán, susinfluencias se sostienen sobre el cine y la pintura, especialmente la española.Es muy habitual, ver a Manolo Balhnik pasear a ritmo acelerado por las salasdel Museo del Prado empapándose de cultura. Sus intereses son inabarcables,propios de un hombre que no sabe entender el mundo sin la belleza pura yartesanal que él mismo ha construido en su mundo de fantasía zapatera. En elnuevo siglo fueron mujeres tan representativas de estos tiempos como la modeloKate Moss y el personaje televisivo Carrie Bradshaw quienes han lanzado a lacelebridad internacional al cauto diseñador. Las primeras clientas fueron, sustodavía grandes amigas, Bianca Jagger, Marisa Berenson y Angelica Huston paraquienes la elegancia, dinamismo y belleza de Blahnik, se extrapola a través delos pies. Zapatos con gestos humanos que recrean el fetiche de miles de mujeresque poseen unos Manolos en susarmarios como la joya o el cuadro de arte más preciado de una colección.

Museo del Diseño de Londres: 30 años de artesanía

Actualmente, el Museo delDiseño de Londres ha dedicado una retrospectiva que reúne el trabajo de 30 años de Manolo Blahnik. Prototipos y piezasde coleccionista que muestran la evolución de uno de los diseñadores másinfluyentes de las últimas décadas. En 30 años, Blahnik ha creado unos 10.000zapatos siguiendo un proceso artesanal en el que él mismo diseña, modela yremata cada prototipo. Coincidiendo con la exposición, también se editan losdibujos del diseñador que muestran la imaginación de este genio incombustible.


La exposición permanecerá en Londres hasta el 11 de mayo,con la posibilidad de viajar a Kioto y Barcelona, está comisariada por GemmaCurtin y Colin McDowell, autor de la biografía de Manolo Blahnik y crítico demoda en  The SundayTimes.  La exposiciónestá acompañada de música española, marroquí y siciliana, mostrando como elmundo del arte, el cine y la pintura han sido un referente indiscutible para lacreatividad y la esencia de este diseñador canario.  En esta exposición se muestran  un Zurbarán cedidopor la National Gallery y  variosvestidos de alta costura de Yves Saint-Laurent. En este contexto artístico, se pretendeilustrar la naturaleza creativa y sofisticada del genio artesanal de Blahnik. Conun criterio cronológico y estético, el recorrido mostrará cómo desde los añossetenta ha trabajado varias tipologías y materiales de una manera inimitable.

 

Curiosidades

Son innumerables las mujeres que deambulan por losrincones de distintas ciudades con unos Manolosen sus pies sintiéndose una mujer con sofisticación, segura y que pisa fuerteante la vida con tacones artesanos. Las mujeres más famosas de la esfera socialtambién han protagonizado frases  yencuentros célebres sobre las creaciones del diseñador canario que son destacadas como curiosidades. Si hablamosde mujeres que expresan sus sentimientos y su euforia ante los medios decomunicación, estamos refiriéndonos a la cantante Madonna que calificó en una ocasión sus zapatos comomejores que el sexo. Continuamos aún en el ámbito musical, ya que, laexcéntrica Lady Gaga, cantante de PopTechno, en su canción “Fashion” dice que ama “esos Manolos“.Por si fuera poco, Kylie Minogue durantela Gira Showgirl, realizó todossus cambios de vestuario con diseños exclusivos de los famosos Manolos.Pasamos a la pequeña pantalla donde hallamos un capítulo de la serie The Big BangTheory donde la dulce Penny fotografíaunos Manolos, mientras crea una aplicación informática parareconocer zapatos.

 

Tambiénexiste la comedia en la televisión y en las series de dibujos dirigidas paraadultos. En el sexto episodio de la sexta temporada de Padre Made in USA,el protagonista viste a su pavo del día de acción de gracias con unos ManoloBlahnik. Por último, la gran pantalla y el cine también han inmortalizado loszapatos de novia de Bella Swan en la película Amanecer Parte I con la marca de Manolos. Seguramente, muchas de lasdivas del cine de los años 50 y 60 hubieran deseado sentir en sus pies esefrenesí indescriptible de los Manolos,como la rubia del cine Marilyn Monroe, Audrey Hepburn, o la mismísima KimNovak. Inmortalizado en nuestra memoria queda la belleza sofisticada de AudreyHepburn en la mítica película “Desayuno con Diamantes” ¿Qué hubiera ocurrido siese fotograma mágico hubiera quedado congelado en el tiempo con pisadas de Manolos?

 [Img #16541]

@InmaAB1

332

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

quince − dos =

Lo último en "Moda"

Subir