Consejos prácticos para viajar al país

«Sé que lo que os voy a contar ahora podríais encontrarlo en cualquier guía de viajes aunque, creo yo, siempre es mejor saber este tipo de cosas de primera mano, y os prometo que yo no lo he leído: lo he vivido. Existen una serie de normas no escritas en la India que el viajero puede cumplir o no, pero ya sabéis: “donde fueres, haz lo que vieres».

[Img #17024]

Primera cosa a saber: el regateo, práctica llevada a cabo sobre todo en ricksaws y en tiendas para turistas.Nunca pagues el precio que te pidan, aunque te parezca irrisorio. Cuando cojasun ricksaw (ellos lo llaman auto,pronunciado oto) di a dónde quieres ir y pregunta cuánto te va a costar; a lacantidad que te den quítale la mitad. El conductor se va a negar y empezará ahíuna pelea dialéctica hasta llegar a un acuerdo, que suele ser un 20% menos dela cantidad inicial. También es posible que el conductor se indigne y se vayadejándote con la palabra en la boca y las rupias en la mano. No te preocupes;posiblemente haya otros dos o tres esperando para cogerte.


Tampoco debe extrañarte si una vez en marcha se paraveinte veces para pedir indicaciones. Dicen conocer el camino, pero la mayoríade las veces no es así. Aunque ya sabéis: preguntando se llega a Roma.


[Img #17020]
Otro consejo útil tiene que ver con el código de vestir, sobre todo paralas mujeres. Mete en tu maleta pantalones que tapen la rodilla, faldas largas ycamisetas sin mucho escote. Por supuesto puedes vestir como quieras, nadie teva a parar ni decir nada, pero hombres y mujeres te seguirán con la vista vayasdonde vayas. Sin embargo, si sales por la noche y vas a una discoteca o un pub,verás jóvenes vestidas como cualquier europea. Digamos que ésta es una regladiurna.


Otra norma que afecta sobre todo a las mujeres tieneque ver con el tabaco. Admito que enesto están mucho más avanzados que nosotros, aunque sea por razonesequivocadas. Está muy mal visto que una mujer fume, de hecho, no verás aninguna. No os voy a decir a qué equivale una mujer fumando en esta sociedadtan conservadora. Así que si eres mujer y fumadora, quizás tu viaje a la Indiasea el momento perfecto para dejarlo.


[Img #17021]
Antes de venir leí en una guía que las personas dedistinto sexo no se tocan para saludarsesino que juntan las manos a la altura del pecho e inclinan ligeramente lacabeza a modo de saludo. Pues bien, no es del todo cierto. Esta costumbretodavía se sigue en pueblos remotos alejados de las grandes urbes, pero en lasciudades el saludo consiste en un buen apretón de manos, como en cualquierparte del mundo. E incluso, los más osados se lanzan a los dos besos.


Donde no tienes elección es en los templos. Son lugares sagrados, y como muestra de respeto nopuedes entrar calzado. En la entrada hay siempre unos casilleros donde dejartus zapatos; déjalos sin problema, nadie te los va a robar. Y si eres un pocoescrupuloso te recomiendo llevar calcetines. Las viviendas particulares tambiénse consideran espacios santos, así que si algún indio te invita a su hogar,recuerda quitarte los zapatos antes de entrar: cumplirás sus normas y ademásevitarás meter suciedad en su casa. En cuanto a mí, ¡no os podéis imaginar loque estoy ahorrando en zapatillas!

¡Namasté!

 

Eva Sariego

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

cuatro + 6 =

Lo último en "Viajes"

Pisadas leonesas

Una joven argentina cruza el charco para conocer sus raíces en una
Subir