Economía emprendedora de trinchera

El modelo de autoempleo comienza a ser la alternativa para muchos. Por eso es conveniente conocer las claves para organizar los números a la hora de emprender. Cuantificar los gastos fijos y el punto de equilibrio del negocio servirá para mejorar el rendimiento, calcular el coste por hora y los ingresos mensuales necesarios para conseguir hacer frente a las facturas. 360 Grados Press comienza un mes especial dedicado al ahorro en ámbitos domésticos y profesionales.

¿Cuánto he de cobrar por los servicios con los quevoy a innovar el mercado de mi sector profesional? Esta es una preguntahabitual entre quienes poseen una idea,proyecto o startup que poner enmarcha si han tenido la suerte de contar con un inversor, la más que rara avis de una subvención, unos ahorros o unacapitalización de la prestación por desempleo, por ejemplo. Con el dinero en la mano llega el momento deplanificar en paralelo al plan de empresa marcado el rumbo de gastos que va asignificar la actividad empresarial.

 

[Img #16259]
El sumatorio de los desembolsos en que el emprendedorhabrá de incurrir será la lista de referencia para calcular elcoste por hora de sus servicios con la aspiración de llegar cuanto antes alpunto de equilibrio o, lo que es lo mismo, a la cuota en la que podrá hacerfrente a todos esos desembolsos y disponer de unos ingresos para sus gastos particulares o domésticos.

 

Para comenzar, los gastos fijos mensuales máshabituales en los que incurre el emprendedor (una vez descontada la cantidadcorrespondiente a la puesta en marcha de su negocio, tanto en plataformaoffline como online) son el coste del alquiler de un espacio de trabajo, el serviciode telefonía con conexión internet fija y móvil, el canon que perciba un asesorde confianza y otros gastos corrientes como la luz o los de la comunidad deledificio, finca o complejo empresarial donde se instale.

 

En el capítulo del alquiler de un espacio de trabajoel emprendedor puede recurrir a zonas de coworking,a viveros de empresas o a oficinas compartidas en las que la rentaoscila entre los 90 y los 200€. Las instituciones camerales, por ejemplo,disponen de alquiler de puestos de trabajo por 90€ al mes, incluida la conexión a internet, las llamadas ateléfonos fijos, sala de reuniones y otras zonas comunes para el networking.

 

Con todo, en la era de la movilidad compartida, esimportante incluir entre los gastos fijos una tarifa de datos e internet móvil.En este capítulo, las compañías telefónicas han desatado una guerra por hacersecon los clientes emprendedores. En 2007 el iPhonefue el  motivo de la disputa, todaslas compañías querían ofrecérselo a sus clientes. Pero los precios eran muyelevados y ‘poco emprendedores’.  Entreel año 2008 y 2009, la crisis económica se agudizó y operadoras como Movistar redujeron a losnuevos empresarios durante 12 meses un 50 por ciento el importe las facturasde líneas móviles, fijas e internet.

 

Una ‘guerra’ que beneficia al emprendedor a la horade amortiguar sus gastos fijos, de no llevarse sorpresas de última hora y decontrolar él las cuentas en vez de las compañías. De hecho, desde el pasado mes deoctubre puede escoger, entre otras, las opciones del ‘Todo en uno’ de Vodafone por 40€al mes, la de Movistar Fusión y elpaquete de Ono por 49,90€. Aunque las últimas dos opcionesincorporan más tráfico de datos y más minutos de llamadas, la velocidad deconexión de la primera es óptima. Para gustos, es importante la letra pequeñaantes y siempre.

 

Respecto a la luz, es recomendable conocer antesalquilar una oficina si ésta ha estado de alta alguna vez con alguna compañíaeléctrica, ya que si nadie ha contratado previamente el suministro, el emprendedortendrá que asumir el coste del alta, que asciende de media a unos 170€. Por lo demás, y a diferencia delas facturas domésticas, la luz en ámbitos empresariales se abona de formabimestral. Es decir, que la factura ascenderá a unos 70-90€ euros mensuales para una oficina o despacho de tamaño medio,de unos 50 metros cuadrados, que tenga un consumo medio para horario habitualde oficina y con un uso sostenible de las bombas de aire de frío y calor.

 

Precisamente, el precio del alquiler de una oficinade las características descritas si el emprendedor no se decanta por unaespacio de trabajo compartido como los indicados anteriormente, puede ascendera unos 400-700 €, dependiendo de laciudad en que se ubique y de la zona que elija. Es importante, aunque es algo de lo que le advertirá su asesor, que elemprendedor conozca que ese precio tendrá sujeta una retención del IRPF quepagará en la declaración trimestral. Así no se llevará sorpresas cuando legiren por su banco desde Hacienda un recibo por ese concepto.

 

Es difícil calcular un importe universal que valgapara todos los emprendedores, pero la clave se encuentra en buscar siempre elcamino adecuado para controlar en todo momento los gastos sin sorpresas. En elmodelo que hemos utilizado aquí, el profesional pagaría mensualmente  entre 400y 1.000€ mensuales, a los que habríaque añadir el coste de los desplazamientos que realice, ya sea en transportepúblico o privado, o los de manutención cuando no coma en casa.

 

Si a ese importe sumamos el que el emprendedor quieraobtener de beneficio para sus gastos domésticos obtendríamos una cantidadcercana a los 2.500€, que marcaría el punto de equilibrio desde elcual, una vez alcanzado, proyectar un plan de crecimiento más que desupervivencia. Antes, esos 2.500€ pueden ayudar también a calcularproporcionalmente el importe por hora que ha de cobrar el profesional deservicios para llegar como mínimo al umbral que le permitirá cumplir contodos los gastos fijos y comer.

 

¿Quién da más?

Photo by @Marga_FerrerSoma Comunicación

Javier Montes

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

ocho + 12 =

Lo último en "Ahorro emprendedor y familiar"

Subir