La fiambrera más sana para los peques

Era ya un clásico de la cocina semanal española, pero la crisis ha aumentado aún más si cabe el protagonismo de la fiambrera en nuestro día a día y, muy especialmente, en el de los más pequeños de la casa. Em 360 Grados Press hemos accedido de la mano de una especialista a todo lo necesario para preparar a nuestros hijos la fiambrera más sana y nutritiva posible.

[Img #18654]
Las fiambreras o tuppers sehan convertido ya en un básico en colegios y guarderías. La crisis económica haobligado a muchas familias a prescindir de los comedores y estos recipientes sehan consolidado como un perfecto sustitutivo para una buena alimentación a basede comida casera. Pero, ¿Qué deben tener en cuenta los padres a la hora deconfeccionar un menú de fiambrera? “La comida del mediodía es la principal ytiene una especial importancia ya que a los niños les tenemos que aportarsuficiente energía para que puedan desarrollar su actividad  por la tarde y, a su vez, debe de ser una comida equilibradapor que les va a aportar los nutrientes necesarios para un correcto desarrollofísico y mental, ya que están un periodo de crecimiento”, sostiene la nutricionista consultada por 360 Grados Press, YolandaAdán.


Y aunque todos los alimentos son en principio válidos para llevar en unafiambrera, es necesario tener en cuenta que algunos hay que cocinarlos de formadiferente para que sigan siendo apetecibles una vez recalentados en elmicroondas. Y otros, como las sopas, cremas o caldos, “no son los másrecomendables” para llevar en tupperya que son más dificultosos para manipular y transportar. “Algunas verduras sise cortan con mucha antelación a su ingesta pierden mucha agua y esto hace quesu aspecto y su sabor sea más desagradable y por ello el niño los rechace.También las carnes y los pescados (como la ternera o el mero)  deben cocinarse preferiblemente con salsas,de manera que no pierdan su jugosidad al calentarlos en el microondas y sequeden demasiado secos”, aconseja la especialista.


La pregunta que seguro que se hacen ahora muchos padres es si comer defiambrera de lunes a viernes es compatible con una dieta sana y equilibrada.Yolanda Adán no tiene dudas al respecto:  “La respuesta es un rotundo sí. Simplemente hay que tener en cuenta losaportes de nutrientes que necesitamos e incorporarlos en la dieta. Unnutricionista puede enseñar a los padres a equilibrar la dieta y volver a unoshábitos más saludables ya que el porcentaje de sobrepeso y obesidad en niños vaen aumento. Es cierto que esto requiere un esfuerzo por parte de los padres,pero es necesario para mejorar la salud de nuestros pequeños”.


¿Fiambrera de cristal o de plástico?

[Img #18653]
Otra duda recurrente suele darse al elegir el material con el que estárealizada la fiambrera en la que metemos los alimentos de nuestros hijos. Enprincipio, los tuppers de cristal son”más recomendables, ya que no se degradan”. En la práctica, sin embargo, son “máspeligrosos a la hora de ser manipulados por los niños y en caso de roturas”. Quizáspor ello, la correcta elección pase por escoger un plástico “que resista altastemperaturas y que al degradarse no sea nocivo para nuestra salud”. Entre estosdestacan “el polietileno de baja densidad o LDPE, registrado dentro de un triángulocon un 4 y el polipropileno o PP registrado con el número 5. En general, cuantomás poroso sea un plástico menos recomendable es, algo que podemos detectar sila fiambrera se mancha con facilidad cuando ponemos alimentos  como el tomate frito”. Por último, a la horade elegir la fiambrera también es conveniente hacerlo pensando en la edad delpequeño. Tanto en su tamaño, como en su diseño, “ya que si incluye lospersonajes de sus dibujos favoritos, hará que acepten los alimentos másfácilmente”.


Después de toda una semana comiendo de fiambrera, el fin de semana sepresenta como una opción ideal para cocinar platos que son menos aptos para el tupper. Yolanda Adán recomienda dejarpara estos días “las comidas con más alto contenido en agua como arroces concaldos, o platos más elaborados, inclusive platos con más contenido en verdurasya que son alimentos que tienden a rechazar y así nos aseguramos de que losingieren”.


Un menú semanalpara una fiambrera sana y equilibrada

Lunes: Lasaña de pollo y verduras más fruta del tiempo.

Martes:Judías verdes con atún y tomate frito y tortilla depatata más yogurt. (Se pueden sustituir las judías verdes por champiñones ocalabacín en el caso de que no les gusten).

Miércoles:Legumbres con verduras y pollo (lenteja, alubia,garbanzo o soja) más fruta del tiempo. (Importante: dejaremos que el caldo se espese por cocción. Al añadir lapatata se liga más fácilmente. Las verduras serán zanahoria, pimiento, cebollay tomate).

Jueves:Ternera a la jardinera con verduras y patata más frutadel tiempo. (Importante: las verduras serán tomate, pimiento, judías verdes,zanahoria, cebolla, guisantes  y patata.Dejar cocer hasta que espese el caldo).

Viernes:Guisantes con taquitos de jamón y  merluza  con pisto de verduras más fruta  del tiempo.

Incluiremosuna ración de pan. Mejor integral (si al niño le gusta) ya que es el máscompleto por que contiene más fibra, más vitaminas y más minerales.

Seríaideal incluir diariamente un poco de ensalada. Podemos elaborarla con lechuga,pepino y tomate cherry para que no pierda su jugosidad. Existen fiambreras condoble compartimento para poder incluir ensaladas.


@acordellat en colaboración con la revista sociosanitaria Redfarma al Día


Adrián Cordellat

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

15 + tres =

Lo último en "Salud"

Subir