Fotografía: Marga Ferrer
Fotografía: Marga Ferrer

Por qué la algarroba es el alimento perfecto para los deportistas de fondo

En cualquier deporte, pero sobre todo en aquellos que exigen un esfuerzo sostenido, la competición es el punto culminante de una preparación larga y completa que comprende largos entrenamientos y otros factores complementarios, pero no menos importantes. Este es el caso de la nutrición.

Una planificación nutricional acertada es esencial a la hora de preparar una competición de resistencia. La dieta ha de ser variada y no debe dejar pasar los aportes de ciertos alimentos que han demostrado su alto valor nutritivo, como la algarroba, muy de moda en los últimos tiempos. ¿Cómo puede ayudar la algarroba a los runners? “Para los deportistas en general se trata de un alimento muy recomendable porque contienen hidratos de carbono, proteínas, grasas y una enorme cantidad de minerales”, resume la nutricionista Elisa Escorihuela.

“Sobre todo, la clave de este alimento para una competición larga tipo maratón es que contiene una sustancia llamada mucílago, que ayuda a tener una actividad hipoglucemiante y consigue aportarnos energía durante períodos más prolongados de tiempo. Así como los azúcares simples nos producen un pico de azúcar bastante pronunciado, que es el subidón que sientes cuando tomas un caramelo o bebes un refresco azucarado, la algarroba provoca es una subida más estable pero más permanente, por lo tanto siempre es aconsejables para deportistas de largo recorrido”, explica Escorihuela”.

Así, la nutricionista recomienda incluir este alimento en la dieta precompetición mediante un desayuno variado elaborado a base de harina de algarroba. Se puede utilizar esta harina para crear una repostería casera saludable. Añadir dátiles como fuente de hidratos de carbono e incluir huevos como fuente de proteína. Luego se completa con unos frutos secos y un vaso de leche o un café. Es mejor que comer un bizcocho de los de toda la vida con sus azúcares y harina refinada, que nos dará un subidón inicial pero enseguida se disipará.

Fotografía: Marga Ferrer
Fotografía: Marga Ferrer

“Además del mucílago, la ventaja es que este tipo de harina es muy rico en azúcares naturales y contiene hierro, calcio, magnesio, fósforo y vitaminas como la A, la B1 y la D. Es un alimento completísimo elaborado a través de procesos absolutamente ecológicos. De ahí que esté viviendo un auténtico resurgir”, explica Miguel Pérez, impulsor del proyecto Ibiza Carob Company y del relanzamiento de la recogida de la algarroba autóctona de la isla de Ibiza.

Todas estas propiedades interesan antes de una competición exigente, pero ¿qué hay del después? ¿Qué se puede tomar después de un esfuerzo tan intenso y prolongado como el que exige una maratón? Elisa Escorihuela aboga una vez más por la heterogeneidad de alimentos, una dieta que incluya pasta y pescados azules para recuperar los músculos y la energía invertida en tan largo ejercicio. La algarroba, por supuesto, se puede incluir en un postre con forma de bizcocho.

Así pues, merece la pena prestar mucha atención a la planificación nutricional que se hará antes y después de una competición maratoniana –también durante, no hay que olvidar la hidratación y los hidratos de carbono para fijar esa hidratación–, e incluir alimentos que pueden llevarnos a completar la carrera con éxito. En ese sentido hay una buena noticia: la humilde algarroba nos servirá de inesperada aliada durante la maratón.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

1 × uno =

Lo último en "Deportes"

Subir