Festivales para la España vaciada del siglo XXI

Patricia Moratalla

Periodista en 360gradospress.com
Periodista

Latest posts by Patricia Moratalla (ver todo)

Los 50 habitantes de Pancrudo (Teruel) ven como su pequeña localidad se convierte, desde hace once años, en un escenario en el que tiene cabida circo, teatro, danza, clown y música. El Festival de Artes Escénicas Gaire regresa este mes de septiembre en su duodécima edición con planes para toda la familia. “El año pasado llegaron a asistir unas 4.000 personas en un municipio tan pequeño. Cuando el festival comienza se nota un notable incremento de reservas en casas rurales y en las raciones de comida que ofrecen los bares y restaurantes, y eso revierte en la economía local”, explica el concejal de Cultura del pueblo, José Ramón Herrera.

El Festival Gaire comenzó como una apuesta de un grupo de vecinos de Pancrudo, entre los que se encuentra Herrera y tras asistir a festivales como la Fira de Tàrrega. “Queríamos trasladar ese ambiente a nuestro pueblo. Lo comentamos con el Ayuntamiento, gustó a la comarca y nos apoyaron a nivel institucional”, recuerda. Dado que la primera edición concluyó de forma exitosa, decidieron continuar hasta convertirse en un proyecto subrayado en la agenda de multitud de familias.

Festival Gaire de Pancrudo
Festival Gaire de Pancrudo

En la pasada edición, los espectáculos se distribuyeron en siete escenarios repartidos por el municipio con el fin de que la gente no se aglomerase, ya que cada año ha ido a más. Además, participaron 48 artistas procedentes de Bélgica, Francia y España, por lo que el Gaire ha puesto a Pancrudo en el mapa europeo. “El Gaire se ha convertido en una seña de identidad del pueblo, aumenta la autoestima de los vecinos y ayuda a que siga vivo”, subraya José Ramón Herrera.

Este tipo de propuestas culturales no solo revitalizan comarcas con poca densidad de población durante los días en los que se celebra, sino también a lo largo del año. Muchos asistentes conocen la zona y acaban regresando para realizar turismo. Es lo que también sucede con el Festival de La Luz, que tiene lugar en Boimorto (A Coruña). “Contamos con una zona infantil con talleres y actividades que motiva a que las familias acudan al evento – explican desde la organización- . Muchas de ellas aprovechan el fin de semana para conocer los alrededores o, incluso, alargan sus vacaciones para hacer turismo rural, lo cual es beneficioso para el pueblo y la comarca. Muchos vuelven atraídos por el paisaje, la comida o la gente. No solo eso, sino que muchos se animan a hacer el Camino de Santiago tras el evento o a conocer más lugares cercanos”.

Según el INE, Boimorto cuenta con 2.111 habitantes, y es la población que vio nacer a la cantante Luz Casal, de ahí el nombre del festival. “Luz siempre tuvo el deseo de hacer algo en su tierra natal, un evento que fomentase la cultura y la música más allá de un estilo. Qué mejor forma de hacerlo que en su finca natal y, además, con un objetivo solidario”, señalan. Así, con el tiempo, el Festival de La Luz se ha ido convirtiendo en algo más que un evento meramente musical, una cita para pasar en familia o con amigos marcada ya en el calendario. Este año participarán artistas como Celtas Cortos, Mikel Erentxun o Amparaoia, y se han previsto actividades, talleres y juegos para los más pequeños.

El Festival de La Luz congregó el año pasado 12.500 personas cada día en el recinto. El sector servicios es el que registra un mayor crecimiento, tanto en alojamientos como en restaurantes. “Cada año intentamos mostrar cómo es la vida en el ámbito rural. Además, el eventos sería completamente inviable sin la ayuda de los vecinos que participan en muchos procesos de producción. El festival cuenta, de forma directa, con vecinos de la zona como personal específico del evento en el parking, accesos, camping, limpieza, etc.”, apuntan.

Actividades deportivas

Además de música temática, como Huercasa Country Festival de Riaza (Segovia), en otras pequeñas localidades se organizan eventos relacionados con el deporte. Muy conocidas son las carreras, como la de Barrax en Albacete (1.900 habitantes), pero también se apuesta por otras actividades. Así pues, en Lucainena de las Torres (Almería), con 559 personas censadas, tiene lugar en agosto el Om Shree Om Yoga Festival, concebido para todos los públicos. El objetivo del festival es “la conexión y el compartir” y, sobre todo, hacer partícipes a los niños y niñas desde 0 años en actividades que “les inspire cuerpo, mente y espíritu”.

El Cortijo de los Baños es el lugar en el que se pone en marcha el Om Shree Om, entre el desierto de Tabernas y el Parque Natural de Cabo de Gata. Debido al completo programa que ofrecen, las familias que quieren disfrutar de unas vacaciones diferentes son, en mayor parte, profesionales de la educación, el yoga o la sanidad provenientes de Madrid, Valencia y Andalucía principalmente.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

4 × uno =

Lo último en "Cultura"

Subir