“Me gustaría matar la camada entera de Miura en 2013 y hacer otra gesta”

Javier Castaño se ha convertido por méritos propios en uno de los toreros del año. El salmantino se ha enfrentado a ganaderías duras y no solo eso, lo ha hecho con el plus de la regularidad. Al toro bueno lo ha aprovechado y al no tan bueno lo ha lidiado y ha dado la cara. Pero además, Castaño ha aportado variedad a la Fiesta con sus gestas, diversión con una excelente cuadrilla y fidelidad a su propio concepto del toreo. Esta semana habla para 360gradospress con el firme propósito de seguir ascendiendo imparable.

[Img #16304]
Nimes, Valencia, Castellón y Pamplona han sido algunas de las plazas enlas que ha triunfado; sin embargo ha habido otros cosos como los de Sevilladonde ha dejado su impronta sin cortar orejas. Con estos resultados, no es de extrañarque Javier Castaño se muestre satisfecho. “Ha sido una temporada bonita, dura,pero la mejor de mi carrera, pues he conseguido un hueco en las grandes feriasy el reconocimiento de los aficionados. No sé si ha sido el año de miconsolidación, pero sí muy importante, he toreado en 38 ocasiones, he matadocorridas duras y he mantenido una regularidad relevante, pero creo que hay quedar más pasos hacia delante”, afirma orgulloso.


Sin duda, la gesta del año de Javier Castaño fue la encerrona en Nimescon toros de Miura, de los que obtuvo cinco apéndices. El espada la recuerdaasí: “Ha sido una tarde muy importante. El invierno pasado queríamos hacer algodistinto, que llamara la atención y que a la vez pudiera relanzar mi carrera.Nos ofrecieron matar seis toros de Miura en Nimes -lo cual ya era bonito de porsí porque era el sexto diestro en hacerlo y me parecía interesante-, pero noquería quedarme ahí, mi intención era que los aficionados disfrutaran y todosalió a pedir de boca”. Y continúa: “En 2013 me gustaría matar la camada enterade Miura. Desde que debuté con ella en la feria de Nimes de 2011 y con lostriunfos de este año, he tenido suerte con sus astados, nos hemos entendidobastante bien y es una divisa a la que le debo mucho. Yo, por mi parte, tratode lucir a los animales, demostrar su bravura en los primeros tercios y en lamuleta, y además, he tenido la fortuna de que les han dado la vuelta al ruedo”.


Como decíamos, ha habido otros triunfos de peso como los que nos comentael propio matador: “Por ejemplo, la oreja que le corté a un toro de AdolfoMartín en Valencia. Fue la primera corrida de mi temporada, en Fallas, un festejoretransmitido por televisión en el que disfruté con el segundo de mi lote, quehumilló mucho, tuvo presencia y lo pude torear como a mí me gusta, y la verdades que esa faena y esa feria le dieron un empujón a mi campaña 2012; de hechosi tuviera que elegir un toro, sería ese, o el Miura de Pamplona. Pero ha habidotardes también muy destacables como la de Castellón, Arles y Sevilla, en lacapital andaluza dejé una grata impresión a pesar de no cortar orejas, peropuedo decir que este año he notado el reconocimiento a mi esfuerzo”.


El diestro salmantino ha apostado por lidiar diferentes encastes con losque ha triunfado en mayor o menor medida. “El secreto de hacer frente a casitodos los encastes y que todos me hayan valido ha sido el saber acoplarme al 90por ciento de los toros que he matado en 2012”, apunta Javier.


Al margen de los logros y los trofeos, Javier Castaño ha añadidooriginalidad a la Fiesta con gestos tan toreros como torear con la monterapuesta, que según nos confiesa, le parece “que es algo muy añejo y personal, megusta mucho, es más creo que hay cosas que realizamos en el campo que llevadasal ruedo pueden ser muy positivas para el toreo moderno”.


Y en esa originalidad ha surgido también un gran espectáculo en cada unade sus faenas con el valor añadido de una cuadrilla excepcional. “Creo que esuna de las mejores, me siento muy orgulloso de que estén conmigo enfrentándosea corridas muy duras, nunca me dejan solo, dan la cara con el toro malo y sabendar espectáculo con el bueno, con lo que la afición reacciona. A veces soncosas que salen de mí sobre la marcha, como es el caso de la tarde de Nimes,donde David Adalid se sentó en una silla para poner banderillas, pero tambiénpara que eso ocurra ellos tienen que estar dispuestos y salir a jugársela, y loconsiguen”, reconoce el torero.


En breve, la afición americana disfrutará con Castaño y su cuadrilla,pues mañana jueves sale hacia Lima, una experiencia que le ilusiona. “Toreo enLima el día 11, también torearé en Cali, Medellín, Manizales y San Cristóbal. Estoymuy ilusionado porque en los once años que llevo en la profesión sólo he idotres veces a México y una a Ecuador, por lo que mi bagaje con el toro de allíes bastante corto y espero que aumente en esta campaña americana”, aseguramotivado.


Y para finalizar, le preguntamos por los planteamientos que seguirá en2013. “Mi objetivo es seguir avanzando, consolidarme en las ferias y seguir enboca de los aficionados. También tengo pensado hacer alguna gesta, me apetecehacer algo especial, aunque aún no tengo muy claro el qué ni cómo”.

Javier Montes

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

dieciseis − doce =

Lo último en "Toros"

Greenberg

Un soltero cuarentón sin oficio ni beneficio aterriza temporalmente en la casa
Subir