Formando a los mayorales de hoy y de mañana

Si no hay tiempo para ir de visita al campo bravo, pues nos lo traemos a la redacción. 360gradospress indaga en el mundo del toro y esta semana se centra en una figura clave en cualquier ganadería de reses bravas: el mayoral. Su oficio se ha ido adquiriendo de padres a hijos pero, actualmente, la situación es otra y la formación de un mayoral ya no es una transmisión entre progenitores y descendientes.

[Img #13719]
Otra manera de llegar a ser mayoral es la de realizarun curso específico de auxiliar de mayoral, como el que organiza la Junta deExtremadura. A través del mismo, “los chavales aprenden a base de clasesteóricas en las que se les enseña matemáticas, lengua, informática, maquinariae instalaciones. Y reciben otros conocimientos a nivel práctico como es elmanejo del ganado, para ello, los alumnos realizan un mes de prácticas enfincas en las que aprenden a montar a caballo, hacer tareas de saneamiento,herraderos, etc”, explica José Luis Castro, director de la Asociación Nacionalde Mayorales.


El curso, organizado por la consejería de Agriculturade Extremadura, oferta 15 plazas para alumnos que deben ser mayores de edad.”Se trata de jóvenes a los que les gusta el mundo de los toros. Algunos deellos llevan muchos años sin pisar un aulario y les cuesta volver a estudiar, yen la práctica, empezamos desde cero, con lo cual se adaptan con bastantefacilidad”, añade Castro.


[Img #13721]
Si antaño ser mayoral era un trabajo casi heredado,desde hace unos años, ya no lo es. En este sentido, José Luis comenta que “cuandose produjo el gran auge que vivió el sector de la construcción, hace unos 15años, otra serie de trabajos se antepusieron a los de ganadero o mayoral, perolo cierto es que para atender la mano de obra que requiere el campo bravo, hayque apostar por la formación de los mayorales y darles la oportunidad deconocer mejor a este animal”.


Además, también existe un convenio para que jóvenesfranceses puedan desarrollar el curso de auxiliar de mayoral en nuestro país,un proyecto englobado en la Unión Europea y lleva por nombre ‘Leonardo’.”Gracias a éste, varios chavales vinieron a España y disfrutaron mucho. Uno deellos realizó las prácticas en la finca de Guadalest y el otro en la deVictorino Martín”, sentencia el mayoral.


Vocación

[Img #13720]
Como asegura José Luís Castro, “ser mayoral es algovocacional, a uno le tiene que gustar vivir en el campo. De hecho, es tanvocacional que Gonzalo, ahora mayoral de Garcigrande vino a realizar el cursodesde Madrid, donde trabajaba como jefe de sección en El Corte Inglés, perotenía tanta afición que acabó apostando fuertemente por el campo bravo”.


Castro admite que “el mundo del toroha pasado por muchas crisis a lo largo de la historia y que quizá lo que hayque hacer es depurar la Fiesta, promocionar las novilladas y buscar el modo deno resulte un espectáculo caro”.

Estefanía G. Asensi

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

siete + 15 =