“Quemo seis barajas en menos de quince minutos”

Un crupier es una persona con vocación de servicio y que ofrece una combinación de elementos provechosos, como saber idiomas y tener destreza con las manos. La transparencia, la rapidez y la estética son la mejor carta de presentación en un casino. Enrique Moyano, de 21 años de edad, no sólo pasó en su momento por una estricta criba de selección entre 4.000 candidatos, sino que ahora es uno de los crupieres que reparten juego en el casino de Valencia. Abrimos juego con él en esta entrevista.

[Img #15095]

¿En quéconsiste tu trabajo?

En ser lo más natural posible en la sala y hacerrespetar el desarrollo de la partida; que se cumplan las normas. Llevo cincojuegos diferentes: blackjack, la ruleta, el póquer caribeño; el póquerTexas, que está tan de moda ahora; y el puntoy banca. Reparto juego en todos ellos y cada uno tiene susparticularidades.


 

¿Con cuál tequedas?

Yo empecé con el blackjacky es el que mejor llevo. El último que aprendí es el Texas. De hecho es el que se me hace más complicado por las normas.El Texas da lugar a doblesinterpretaciones… Depende de la situación… Sobre todo, la clientela de Texas es diferente. Ellos sólo juegan a Texas. Al ser un juego tan diferente,tienen un carácter especial. Los tienes que conocer para saber llevar la normay la situación. Hay que tener alerta todos los sentidos.


 

¿Cuándoempezaste en este mundo y por qué?

En diciembre de 2009 no tenía trabajo ni nada… Y viuna oferta y me llamó la atención. Me apunté y tuve una primera entrevista porteléfono, otra presencial y he pasado muchos filtros. Empecé a hacer el cursode póker y blackjack. Durante el curso también introdujeron el punto y banca. A lo largo del cursoteníamos mucha tensión porque en cualquier momento te podían decir: ‘no vengasmañana’.


 

¿Cuántosidiomas hablas?

[Img #15084]
El inglés lo hablo bien y ahora estoy estudiando enla escuela italiano, francés y alemán. Los idiomas vienen muy bien para laprofesión, pero el que mejor nos viene ahora es el chino. De hecho, estamoshaciendo un cursillo porque hay mucho público chino.


 

Para sercrupier ¿se necesita nacer con un don especial o cualquiera puede aprender?

Es cuestión de mucha práctica. Sí que es verdad quetienes que estar dispuesto y tener actitud, pero es cuestión de práctica. Esverdad que hubo gente que entró aquí y renunció a los primeros meses, porque noles iba bien… Es posible aprenderlo, pero tienes que esforzarte y hay que sermuy habilidoso con las manos.  


 

¿A quévelocidad mueves las cartas?

Eso depende mucho del juego y del nivel de partidaque tengas. No es lo mismo estar jugando con dos personas que tener la mesallena. Pero sí, hay que tener un mínimo de velocidad. En blackjack, por ejemplo, tienes seis barajas y tienes que haberlasquemado en menos de quince minutos. En Texas,tienes que pasar de barajar a tener la mano totalmente repartida en menos detreinta segundos.


 

Supongo que enmatemáticas eres un hacha…

Bueno, sí… No te voy a decir que no. En el colegio loque mejor me iba era física y matemáticas. Eran mis fuertes. Tienes quecalcular rápidamente el paso de fichas a dinero y de dinero a fichas.


 

¿Cuánto tiemponecesitaste para dominar la técnica?

Ser crupier es una profesión, pero aquí en España sonlas empresas las que te forman y cada empresa tiene su método. El tiempo estándarpara el primer cursillo, donde aprendes dos o tres juegos, es de unos cuatro ocinco meses. Pero hay gente que lo ha sacado en tres y gente que ha tardadoocho meses con un solo juego. Depende de la persona, del grupo y de lasnecesidades de la sala.


 

¿Qué es lo másimportante para dedicarse a esta profesión?

[Img #15087]
Te tiene que gustar. Primero, porque los horarios sonmuy duros. Yo siempre llego a clase con cara de sueño. También hay mucha genteque te insulta, porque pierde dinero y cree que se lo estás quitando tú. Y novas a entrar al trapo. También tienes que saber trabajar bajo presión.


 

¿Qué es másdifícil: pronunciar tu profesión o pillar a alguien que está haciendo trampas?

(Risas) Es que también depende de la trampa.Evidentemente ahora es muy difícil hacer trampas porque hay muchas cámaras yademás hay un jefe de mesa, que también está para eso. Pero tienes que estarpendiente de la partida. Lo más complicado es respetar el “No va más”; es elmomento en el que se cierran las apuestas. Y hay gente a la que le cuestaentender que no puede jugar más después del “No va más” y tienes que estaratento para ver dónde ha puesto y retirarlo.


 

Debes tenerautocontrol, pero… ¿cómo se queda el cuerpo cuando alguien pierde unaimportante cantidad de dinero?

¡Bua…! Al principio yo no podía… No podía ver todo loque se movía… Pero al final te acostumbras.


 

¿Cuál es lajugada más arriesgada que has presenciado?

Mis pagos no han sido los más fuertes, pero he hechopagos de 12.000 euros. Una compañera ha pagado lo máximo que se ha pagado en laruleta, que han sido 36.000 euros en una bola. Son rachas. Tanto se gana comose pierde. También hay que saber adaptarse a la actitud del jugador,dependiendo de cómo vaya la noche. No vas a ir con una sonrisa a alguien que vaperdiendo dinero. ¿Gente jugando al máximo? Se ve. Las mesas tienen un máximo yhay gente que juega a esos máximos. La jugada más fuerte sería el seguro de unaescalera real. Juegan un euro y se les paga 20.000.


 

¿Hay trucospara ganar o sólo es cuestión de suerte?

Cuestión de suerte. Es probabilidad, azar y suerte.El resto son películas.


 

En el casino,¿una retirada a tiempo es una victoria?

[Img #15083]
El caso es saber cuándo retirarse. Esa es la clave.Pero hay gente que sigue y sigue y sigue… Gente que va ganando y al final de lanoche se va perdiendo. Como también hay quien va perdiendo y después se recuperay sale con beneficio.

 

¿Hay un perfilde cliente?

No. Hay gente de todo tipo: gente con  mucho dinero y gente con menos. Son muchoslos que vienen sólo a divertirse, aunque también hay a quien le encanta eljuego.


 

¿Quiénesarriesgan más: los hombres o las mujeres?

Hay de todo. Evidentemente, la mayoría es públicomasculino, aunque cada vez se va abriendo más. También hay mujeres que jueganfuerte.


 

¿Hay jugadorescon amuletos y vicios o eso son cosas del cine?

¡¡De eso es de lo que sobra!! (Risas) Gente que vacon amuletos, sí. Gente que te diga: tú no me das suerte, sí. Los hay. Yamuletos… Pues de todo. Pero tampoco te lo podría decir tan abiertamente. Hayamuletos estrambóticos y raros y reconoces al jugador por eso. Pero no puedodecir qué llevan, porque se les reconocería. Mira, hay quien trae monedasantiguas. 


 

¿Eres jugadoro en casa del herrero cuchara de palo?

No, no. No me gusta. Más que nada porque de momentotengo mi dinero muy contado. No me arriesgo… No me atrevo a perder.


 

¿Cuál es tumejor apuesta?

Estudiar. Porque a la larga es algo que no puedesperder. El dinero y las propiedades sí, pero el conocimiento, no.


 

Como buencrupier… ¿Te guardas un as en la manga?

(Risas). No tengo un plan B. Vivo el día a día, perosiempre mirando al futuro.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

diecinueve − 18 =

Lo último en "Local"

Subir