The Government Museum

Muchas personas que conozco han estado en la India, pero muy pocas han visitado Chennai. Lo cierto es que la capital de Tamil Nadu no es un destino turístico: no tiene las playas de Goa, ni el Taj Mahal de Agra, ni los bosques vírgenes de Kerala… pero simplemente por ser una ciudad de este increíble país tiene mucho que ofrecer al viajero.

[Img #16903]
En uno de mis paseos (os recuerdo, no exentos deriesgo) descubrí el Government Museum, un complejo de instituciones culturalesque data del siglo XVIII. La entrada cuesta 250 rupias (unos 3 o 4 euros) y tepermite visitar cinco de los seis edificios de los que consta el museo. Paravisitar el sexto, la Galería de Arte Nacional, no es que tengas que pagar más,es que está en reforma indefinida. Así es la India.


No os preocupéis, ahora no voy a describiros el museosala a sala, pieza a pieza; eso lo encontraréis en cualquier guía. Yo quierocontaros lo que más me llamó la atención, para bien o para mal.


[Img #16909]
Si empiezo por lo negativo, que es menos, debo decirque todo el complejo está muy mal cuidado y muy sucio. No sé cuánto dinerodestina el gobierno al mantenimiento de los museos, pero desde luego, en unpaís con más de mil millones de habitantes, seguro que sobra mano de obra paraadecentar un poco las salas y los jardines. También me sorprendió ver expuestosen la sala de Arte Contemporáneo cepillos de dientes y paquetes de folios. Surazón tendrán, pero no deja de extrañarme.


Sin embargo, la Bronze Gallery, con cerca de 700piezas de bronce de los siglos IX al XIII procedentes de templos de la región,es digna de ver. Hay preciosas representaciones de muchos dioses hinduistascomo Siva, Parvati o Ganesha (algún día os contaré la historia de Ganesha, unade las deidades más queridas).


[Img #16907]
Disfruté igualmente en la sección de zoología; lapieza reina de esta sala es un esqueleto de ballena de casi 20 metros. Y deledificio de Arte Contemporáneo (a pesar de los cepillos de dientes y lospaquetes de folios) donde se puede admirar la artesanía hecha con conchas ycocos. En la segunda planta de este edificio, dedicada a la pintura, descubrí aRaja Ravi Varma, pionero del arte moderno indio; sus cuadros de mitología hindúson considerados Tesoro Nacional de la India.


El complejo también cuenta con un teatro semicircularde estilo indosarraceno donde tienen lugar muchas representaciones teatrales ymusicales. Y según me han contado, posee una de las mejores acústicas delmundo. Lo comprobaré algún día y os lo confirmaré.


La visita al museo, que duró cerca de 3 horas,terminó de la mejor manera posible. Con un grupo de niñas de un colegio que noparaban de pedirme fotos. Tienen complejo de modelos aquí: les encanta que lesfotografíen. Y yo, feliz de hacerlo.


¡Namasté!

 

Eva Sariego

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

13 + 7 =

Lo último en "Viajes"

Subir