Mosquitos que absorben salud

Tras meses de importantes lluvias y con las altas temperaturas estivales, la afluencia de mosquitos, que se montan un festín cada noche con la sangre de miles de españoles, se hace más que evidente verano tras verano. Esta semana 360 Grados Press previene de una plaga que supone graves enfermedades para el ser humano fuera de las leves molestias que suponen sus picaduras.

[Img #20445]

Las noches de verano pueden ser magníficas para salir “a lafresca” por la calle – si el ataque sofocante del calor lo permite – ydisfrutar del silencio – intermitente entre coche y coche – , la luna y lasestrellas más brillantes y cercanas que la polución urbana no consigue disiparde nuestra vista. Eso, siempre y cuando los mosquitos no se interpongan en nuestro camino. ¿Cuántas veces noshabremos sentido como caramelos humanos a merced de esos pequeños vampiroschupasangre y fundadores de picaduras molestas en nuestra piel?


Muchas. Además, este verano se está intensificado lapresencia de mosquitos, ya que durante la primavera se han producido bastanteslluvias, lo que sumado a las altas temperaturas ha creado el hábitat idóneopara su estacionamiento. Las zonas de mayor afluencia son las de humedales,lagos, ríos y charcas y toda el área mediterránea, donde estos insectos puedenincubar sus huevos, que eclosionan con el calor.


[Img #20446]
Nos pican y nos hacen pequeñas ronchas que no paramos derascar, pero esa es una nimiedad comparada con el peligro que esos ataquesnocturnos pueden suponer para nuestra salud. Al clásico trompetero – Culex pipiens-, que puede perjudicar gravemente a las personas alérgicas a las picaduras,especialmente niños y a personas mayores, se le suma desde 2004 en Cataluña, lacuenca del Ebro y el área mediterránea el mosquitotigre – Aedes albopictus – . Es originariode Asia Oriental, donde es portador de enfermedades como el dengue y la fiebreamarilla y está considerado como una delas 100 especies exóticas más dañinas del mundo.


Por suerte, el peligro no es tan alarmante en España, aunqueel Dr. José Mª Ricart, jefe de dermatología de Hospital Quirón Valencia, pone elaviso en todos aquellos que en estas fechas toman la maleta y ponen rumbovacacional a zonas de alerta de África, Asia o Centroamérica. Imprudencias en viajestranscontinentales como estos han propiciado en las últimas semanas brotes del virus del chikungunya enpuntos de la península tan alejados como Cataluña, Madrid y Asturias, a travésde turistas infectados recién llegados del Caribe. Esta enfermedad provocafuertes dolores articulares y es justamente el mosquito tigre que hemos “acogido”en nuestras tierras en los últimos años su principal transmisor. “Si no sehacen controles continuos ni se dan avisos a Sanidad cuando se conocen casospuntuales, enfermedades como la malaria o la fiebre amarilla podrían llegar aconvertirse en autóctonas en España”, informa el Dr. Ricart.


Control desde la raízsin rozar el exterminio

Cuando pensamos en métodos para prevenir las picaduras de losmosquitos enseguida nos vienen a la cabeza las clásicas telas protectoras delas ventanas, insecticidas como la permetrinao la deltametrina, ahuyentadoresnaturales como la citronela – plantaaromática – o repelentes cutáneos como el DEETo [Img #20442]
la picaridina, que tan soloprotegen durante unas horas. Pero desde la Asociación Nacional de Empresas de Controlde Plagas (Anecpla) se hace hincapiéen métodos más efectivos y que actúan desde la raíz del problema. Los larvicidas acaban con los huevos quelos mosquitos incuban en los interiores de los hogares, en todo aquel punto conagua estancada como cubos ybebederos de animales, que se deben mantener vacíos desde que cae la noche.


“Hay que controlar las plagas, protegernos de ellas, pero sinllegar nunca a caer en la cólera del exterminio”, previene Milagros Fernández de Lezeta, directora general de Anecpla (@anecpla). Por mucho que los peligros ymolestias que suponen nos pueden incitar a la batalla desde las trincheras, estosdípteros suponen la fuente dealimentación única de muchas aves, reptiles y peces, además de ser unosexcelentes polinizadores, por lo que con su desaparición caeríamos la mayoríade seres vivos por el efecto dominó. “Debemos procurar mantener un equilibrioentre el ecosistema y nuestro bienestar personal, sin demasiadas alternacionesvisibles”, aconseja la de Anecpla.


Impresiones sobre eldengue desde Brasil

Con ocasión del Mundial de Fútbol de Brasil, se lanzarondesde España recomendaciones de vacunación para todos aquellos que viajaran alpaís sudamericano para protegerse, sobre todo, de la malaria, la fiebreamarilla y el dengue, ya que existen focos en ciudades como Manaos y Curitiba,cercanas a zonas selváticas y donde se jugaron algunos de los partidos.


“Cualquiera a mi alrededor puede conocer a gente que hayapadecido dengue hasta dos y tres veces y es común toparse de noche por la callecon coches que lanzan veneno para acabar con el mosquito tigre”, asegura Rafael Modenez (@RafaelModenez), natural de São Paulo. El virus supone enormes pérdidas económicasa las empresas debido a las bajas por enfermedad de sus trabajadores, apesar de que el gobierno de Brasil ha tomado serias medidas para combatir yprevenir estos brotes. “Reparten continuamente folletos informativos y revisanlos hogares para controlar que no hayan aguas estancadas en cubos o charcas, yllegan a multar a los que mantienen alguno de estos focos”, cuenta Modenez.


El gobierno incide en la protección de la población quereside en las favelas paulistas, zonasmuy pobres donde el control de plagas sehace más dificultoso y donde el dengue tiene una importante presencia. “Sino te cuidas una infección de esta enfermedad puedes sufrir hemorragias yllegar a morir, y esa es una realidad horrible en algunos puntos de mi ciudadque debe erradicarse lo antes posible”, advierte el brasileño.


Chinches de posguerraentre las sábanas

[Img #20444]
Junto a las de mosquitos, otras plagas tienen incidencia enlos meses de verano en España. Cucarachas,hormigas, ácaros, moscas, avispas, arañas, ratas, ratones y termitas tambiénnos acechan y pueden transmitir salmonelosis o histoplasmosis, y provocar diarreasy fiebres. Pero también suponen daños estructurales en las viviendas, además deaverías y cortocircuitos en el sistema eléctrico, según Anecpla.


Incluso se han recuperado plagas estivales que habían sidoerradicadas hace medio siglo como las chinchesde la cama, como explica la bióloga VerónicaGarcía, que se han vuelto a introducir en el país por el continuo trasiegode turistas, la globalización de enseres y la suciedad en las habitaciones dehotel y en las maletas con las que transitamos por el mundo. “Es importantedisfrutar del verano y de las vacaciones, pero sin dejar de lado nuestrahigiene ni abandonar el control de las plagas que pueden ser perjudiciales paranuestra salud”, indica García.


Manolo Gil

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

1 × 4 =