Lecturas de verano

Por Adrián Cordellat, periodista

[Img #13653]
Elverano. Las vacaciones. Días largos e interminables. Luz por doquier, desdeprimera hora de la mañana hasta bien entrada la noche. Sol a raudales. Playas,montañas, piscinas, ríos. Gente. Aglomeraciones de gente. Y momentos para la tranquilidad.Para tumbarse en una tumbona, en una cama con las sábanas blancas y la brisa dela tarde como única compañía, y disfrutar de uno de los grandes placeres de lavida y el verano, la lectura. Una lectura pausada, sin las prisas y el estrésdel día a día. Una lectura amena, con el goce y el disfrute como únicosobjetivos.


Momentoideal para sumergirse en el universo Baricco y embriagarse con las historias dealgunas de las novelas cortas del gran autor italiano. Seda, Océano Mar, Noveccento, Sin Sangre… Todas ellas se pueden leer en unas vacaciones, unadetrás de otra. No existe el fin cuando ya te ha atrapado la prosa deAlessandro Baricco, sus frases cortas y contundentes, sus mensajes escondidos,su empedernido romanticismo.


Paralos que prefieran pasar un rato divertido, leer a golpe de carcajada, no hacefalta abandonar nuestras fronteras. Pueden hacerlo mientras reflexionan sobrela amistad con Cuatro amigos, deDavid Trueba o, de la mano del mismo autor, entran de lleno en una de lasfamilias más alocadas y estrafalarias de la literatura española en Abierto toda la noche. Tampoco es unamala opción, para que no nos abandone la sonrisa, viajar de la mano de EduardoMendoza al Oriente Medio del siglo I de nuestra era y conocer una muy particularvisión de la historia del niño Jesús en Elasombroso viaje de Pomponio Flato.


Ypara los que quieran algo más, aprender sobre una ciudad, conocer historiasdesconocidas para el gran público, nada mejor que entregarse a la escritura deEnric González, correponsal del diario El País. Los enamorados de Londres, Romao Nueva York podrán viajar a través de su serie de libros “Historias de…” hacia estas ciudades de la mano de un periodista quelas conoce a la perfección y cuenta sus historias como nadie, con una prosaamena, entretenida y a la vez profunda. Londres, Roma o Nueva York son un pocomás bellas con las palabras de Enric González. Hasta los amantes del fútbolpodrán gozar de sus deslumbrantes Historiasdel Calcio.


Lecturapara todos los gustos. Libros para disfrutar de momentos inolvidables durantelas tan ansiadas vacaciones de verano.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

ocho + veinte =

Lo último en "Giros"

pérdida

Pérdida

La ausencia de alguien que quieres es un dolor que quema tan

Gitano

Te gustaba beber la vida de un trago y viajar por un
Subir