La matanza del día de San Valentín

Por Javier Montes, periodista

[Img #12765]
Hay acontecimientos, decisiones, frases, fechas, palabras o fotografías que marcan la historia, un antes y un después. Eso ocurrió el día de San Valentín pero hace casi un siglo. Ahora, el 14 de febrero, se celebra a bombo y platillo en El Corte Inglés y muchas parejas aprovechan la efeméride para sacar del cajón del armario unas velas, ese disco de baladas romanticonas y abrir esa botella de vino ‘para un día especial’… ¡Qué les voy a contar! No deja de ser el día de los [Img #12766]
enamorados, ¿no? O eso venden o nos dicen. Esos achuchones, esas citas empalagosas y esos regalos, normalmente cursilones, coinciden con un hecho histórico: el comienzo del fin de Al Capone.

El 14 de febrero de 1929, justo antes del crack de la bolsa de Nueva York, el año del debut en el cine de Mickey Mouse, una matanza en un garaje de Chicago desembocó en una espiral que acabaría llevando a la cárcel al jefe del crimen organizado de Chicago, al mafioso más famoso de todos los tiempos, a Alphonse Capone. El director Roger Corman aprovechó esa historia para moldear una obra de arte en forma de 98 minutos de película.

‘La matanza del día de San Valentín’ es un clásico del cine, una joya cinematográfica que también marcó un antes y un después. Roger Corman, basándose en unos hechos reales (el asesinato de siete gánsters el día de los enamorados), firma una cinta rompedora que ha servido de patrón para siguientes propuestas del mismo género, desde ‘Los Intocables de Elliot Ness’ hasta la saga de ‘El Padrino’. Ahí es nada.

Flashbacks, voz en off, ralentización de la imagen… Rodada en cinco semanas en el año 1967 ‘La matanza del día de San Valentín’ reúne todos los ingredientes de una película sobre la mafia: tiros, güisqui, sombreros, barriles de cerveza, tipos duros, abrigos de piel, botines, coches clásicos, jazz, Chicago, Miami y dos bandas rivales: la de Al Capone y la de Bugs Moran. Supone además la primera aparición en la pantalla grande de un jovencísimo Jack Nicholson.

Todo un clásico para seguir enamorándose del cine.
Un San Valentín diferente.

332

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

19 − ocho =

Lo último en "Giros"

pérdida

Pérdida

La ausencia de alguien que quieres es un dolor que quema tan
Subir