En algún lugar de la memoria

Un drama sobre la amistad que parte de los atentados de Nueva York del 11-S sin necesidad de recrearse en imágenes de aquella tragedia. Tal vez demasiado larga para tan poco argumento.

[Img #19803]
AdamSandler, Don Cheadle, Jada Pinkett Smith y LivTyler conforman el reparto de este largometraje que trata de sumergirnos enla conmovedora historia de Charlie Fineman (Adam Sandler), un hombre descolocado tras perder a su mujer y sustres hijas en los atentados del 11-S en Nueva York. Sin necesidad de tener querecurrir a escenas de aquella masacre, el director Mike Binder intenta -en ocasiones sin mucho éxito- meternos en lapiel de los cuatro protagonistas principales. Cuatro personas marcadas por lasoledad y una vida gris de la que poco a poco y, casi sin querer, van saliendocon la ayuda que se dan unos a otros.


Charlie y Alan Johnson (Cheadle) son dos antiguos compañeros dela Universidad que pierden el contacto tras el 11-S. Un día se reencuentran porla calle y empiezan a recuperar la amistad. El caso es que a medida que vanpasando los minutos la historia se va cargando de tintes ‘made in Hollywood’ loque hace que el interés por la trama se diluya como un azucarillo en una tazade café. Charlie está loco de remate al ser incapaz de asumir lo que le ocurrióy Alan vive acogotado en una vida rutinaria alejada de sus expectativaspersonales.


Quizá las excesivas dos horas deduración del largometraje provocan cierto cansancio en el espectador debido alritmo lento y pausado de la acción. Imagino que el director buscaba colmarnosde sensaciones pero, a mi juicio, no lo consigue. Me dejó un sabor de bocafinal demasiado soso.


@JavierMontesCas

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

4 × dos =

Lo último en "Giros"

Así soy

Así soy

Un porrón de años como periodista y nunca me parecieron muchos. Ahora
Subir