El último viaje de la Fragata Mercedes: Un tesoro recuperado

Corría el año 2007 cuando la empresa cazatesoros Odyssey puso en la primera página de la información mundial uno de los tesoros más cotizados, el de la Fragata española Mercedes, hundida en combate en 1804. España denunció aquel expolio y los tribunales le dieron la razón. El tesoro, ya recuperado y convertido en Patrimonio de la Humanidad, se expone hasta noviembre en una gran muestra que acogen el Museo Arqueológico Nacional y el Museo Naval.

[Img #20340]

Eran las 8 de la mañana del 5 deoctubre de 1804. La fragata Nuestra Señora de las Mercedes navegaba junto a otrastres embarcaciones españolas (Medea,Fama y Clara), cargadas con caudales para la corona bajo el mando delexperto marino Don José Bustamante.Viajaban desde Uruguay y se acercaban ya a las costas de Cádiz. Al Sur dePortugal, casi llegando a destino, fueron interceptadas por cuatro fragatasinglesas que sospechaban que las monedas iban a ir a parar a Napoleón, con quien estaban en guerra,y querían llevarse para las costas británicas el suculento botín. Ante lanegativa española a ir a ningún puerto que no fuese español, el comandantebritánico inició el ataque con tal desgracia que la primera andanada impactó enla pólvora de la fragata Mercedes yla hizo explotar, provocando su destrucción y hundimiento y acabando con lavida de más de 200 personas. Dos meses más tarde España declararía la guerra aInglaterra. Pero eso ya es otra historia.


203 años después, en 2007, la FragataNuestra Señora de las Mercedes volvía a la actualidad por la actuaciónde la empresa Odyssey, que extrajodel fondo del mar, a más de 1500 metros de profundidad, toneladas de monedas deoro y plata. Este expolio indignó a España, que luchó en los tribunalesinternacionales para recuperar un tesoro cultural que se consideraba como unyacimiento arqueológico. Los tribunales norteamericanos acabaron dando la razóna nuestro país. Y este es el inicio de la exposición que desde el pasado 12 dejunio y hasta el próximo 30 de noviembre acogen el Museo Arqueológico Nacional y el Museo Naval para acercar a la sociedad española un tesoro sinparangón.


En el Museo Naval los visitantes encontrarán la historia militar y deconstrucción de las fragatas. Un fascinante viaje por los combates marinos quese apoya en imágenes y documentos de la época y que tiene su punto álgido endos objetos: Por un lado una reproducción a escala de los barcos de la épocaque impresiona vista de cerca y, por otro, una asombrosa reconstrucción de lacubierta de la fragata Mercedes a tamaño real que, acompañada por unaudiovisual, permite vivir en primera persona el fragor de la batalla ypresenciar in situ los últimos momentos de la embarcación antes de suhundimiento frente al cabo de Santa María.


[Img #20341]
En el Museo Arqueológico Nacional, por su parte, podemos entender lasdiferencias a nivel más técnico entre la arqueología y los expolios y disfrutaren toda su grandeza del tesoro de la FragataMercedes. Unos acuarios muestran al visitante como se transforman losmateriales en el fondo marino y cómo es posteriormente el proceso dereparación. Junto a ellos un sinfín de objetos arqueológicos que conducen hastael centro de la exposición, el punto donde es imposible no quedarse asombrado:Una gigantesca vitrina con más de 30.000 monedas de plata que acerca al públicosólo una parte de las más de 600.000 que en su día expolió el Odyssey.

Un tesoro al alcance de todos.


El último viaje de la FragataMercedes: Un tesoro cultural recuperado. Museo Arqueológico Nacional y MuseoNaval. Hasta el 30 de noviembre. Entrada gratuita. 

@acordellat

Javier Montes

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

4 × 5 =

Lo último en "Giros"

pérdida

Pérdida

La ausencia de alguien que quieres es un dolor que quema tan

Gitano

Te gustaba beber la vida de un trago y viajar por un
Subir