Y Sandra le dio a la pelota

La actividad física no queda reservada únicamente a personas con el 100% de sus capacidades psíquicas en perfecto funcionamiento, sino que también es de vital importancia para aquellas con trastornos neurobiológicos como el del espectro autista. Esta semana 360 Grados Press prueba su swing de golf para comprobar los beneficios que el deporte supone a miles de jóvenes con autismo en España a nivel comunicativo.

[Img #20342]

El silencio se hace en el campo. Todos esperan a queSandra realice el movimiento. El instante se hace esperar y algunos asistentesla dan por perdida precipitadamente. Pero en ese preciso momento, Sandraconsigue concentrarse y dar un golpe certero con el palo a la pelota de golf, querecorre el green con cierta ligereza.No la consigue meter en el hoyo, pero eso es lo de menos. Le ha dado contécnica.


Todo un logro para la joven y para muchos otros niñosautistas que consiguen importantes progresos en la Escuelade Golf Adaptado de Manises. “Es un gusto cuando conseguimos que seenfrenten por un momento a la dispersión que les invade y a su facilidad parala frustración, y que se concentren y disfruten con un golpe de swing“, destacaMiguel Esparza (@Marzaga),director de este centro de ocio.


Lo cierto es que desde hace años se están conociendo ypotenciando los beneficiosos efectos que el deporte tiene en los jóvenes con autismo,un trastorno del desarrollo a nivel neurobiológico que presenta diferencias enla forma en la que el cerebro realiza distintos procesos y que afecta a la comunicación, la interacciónsocial y la imaginación de la persona que lo padece. Los niños con TEA – Trastorno del Espectro de Autismo -suelen [Img #20346]
presentar altos grados de ansiedad, resistencia al cambio, intereses restringidoscomo, por ejemplo, la obsesión por una película o un personaje determinados, ola recepción de información con literalidad.


Desde la AsociaciónValenciana de Padres de Personas con Autismo (APNAV) (@autismovalencia),que desde 1996 mantiene una lucha abierta por la inclusión de estos niños comociudadanos de pleno derecho en nuestra sociedad, se organizan ejercicios alaire libre y jornadas de senderismo en áreas verdes. Según la psicóloga NoemíFernández, al ser actividades muy predecibles, “les ayudan a relajarse y a centrarla atención en movimientos repetitivos, con lo que bloquean otro tipo de estímulosque les puedan distraer”. Estas prácticas han logrado una reducción de la ansiedad y de las dificultades sensoriales a nivelconductual de los jóvenes en un 90% de los casos durante los últimos años.


[Img #20344]
Pero también son muy recomendables actividades como montar a caballo o en bicicleta, jugar alos bolos o practicar artes marciales, debido a que se realizan de manera individualy, dadas las dificultades de sociabilización que poseen estos niños a priori, puedenser muy productivas para ellos. “Necesitan su propio espacio y no se les puede introduciren un grupo de golpe como a cualquier niño neurotípico – no autista -, aunquecon el tiempo pueden ir acercándose cada vez más a personas que se encuentrenfuera de su entorno habitual y conseguirse grandes avances de cara a su evolución”,apunta Fernández.


Uno de los deportes más beneficiosos para los pequeñoscon TEA es la natación. Además deayudarles a mantener un estado físico saludable, disminuye el estrés y la ansiedad que tanto les acucia, potenciasus habilidades motoras y propioceptivas – el cerebro recibe la informaciónsobre la posición y los movimientos de todas las partes del cuerpo – , ademásde aportarles ritmo y consistencia en sus acciones. “En pocos meses puedenllegar a aprender a nadar y a bucear, pese a su inicial miedo al agua, y suresistencia cardiopulmonar se agudiza muchísimo”, subraya el fisioterapeuta HéctorBenlloch.


[Img #20343]
Eso sí, nunca hay que olvidar que es imprescindibleconducir el hábito de trabajo hasta la edad adulta, por lo que su actividadfísica no puede limitarse a la infancia. “Elautismo no es un trastorno que muera en la madurez, por lo tanto esnecesario que toda práctica beneficiosa para un niño con autismo se extienda alo largo de su vida, porque cuanto más se retrasa el comienzo, más lenta es laevolución”, explica la psicóloga.


Este no será el caso de Sandra, ya que con laconstancia, el esfuerzo y el aplomo tanto de ella como de sus padres yeducadores, podría lograr perfeccionar el swing que le llevara a colar lapelota en el hoyo deseado y le mantuviera en el camino del triunfo personal condestino a una integración social mucho más completa.


“El deportehace sonreír a mi hijo y eso me gratifica mucho”

Con un nivel bajo de autismo, es decir, muy profundo,que no le permite leer, escribir o comunicarse de forma corriente, Jairo llevatoda su adolescencia disfrutando del senderismo y de la piscina. Y es que, apesar de sus elevadas dificultades asociativas, su madre, Ana Cubás, aseguraque le encanta el agua, además de estimularle, y que siempre tiene ganas deseguir en ella. “Caminar también le hace sonreír, le da felicidad, le relaja yle ha proporcionado una mayor agilidad física y de movimiento”, cuenta Cubás yañade que, “a su manera, logra interactuar con sus compañeros aunque solo seayendo de la mano de alguno de ellos” y eso le “gratifica mucho”.


La lucha de años por un trastornoincomprendido

[Img #20345]
La sociedad española lleva ya algunas décadas acostumbrándosey adquiriendo conocimientos acerca del autismo, un trastorno que hasta los añossetenta era totalmente desconocido para la mayoría y en el que comenzaban aindagar algunos profesionales del sector médico y psicológico. Fue muyreconocida la primera asociación que reflejó esta problemática, la madrileña APNA (@ApnaAutismo),que en 1976 recibió el empuje de madres y padres que acusaban la preocupaciónpor unos hijos que presentaban una sintomatología que no llegaban a entender yque provocaba que sus pequeños fueran rechazados por el resto de menores.


Desde entonces, APNA ha creado una red de sinergias por todaEspaña y muchas otras entidades han salido a abanderar la lucha por la mejorade la calidad de vida de los niños con TEA y por responder a las necesidadestanto de ellos como de sus familias. Algunas de ellas son ASPAU (@AsociacionASPAU),SOLCOM (@asoc_solcom), Asociación Autismo Málaga, Asociación Desarrollo de Albacete (@Asoc_Desarrollo),Associació APRENEM de Barcelona(@AprenemAutisme)o Autismo Galicia(@AutismoGalicia).

José Manuel García-Otero

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

17 − 11 =