Déjate caer

Drama social típico del cine español en el que nos cuentan la vida de tres ninis con ganas de algo más que de consumir litronas de cerveza y pensar en sexo.

[Img #18470]
En el año 2007, cuando Jesús Ponce dirigió ‘Déjate caer’, aúnno se había acuñado el término ‘nini’, ese con el que ahora encasillan a losjóvenes españoles que ni estudian ni trabajan. Esta película es un buen espejode tres ninis (Nandi, Roberto Carlos y Gabriel) que ven pasar los días, lassemanas y la vida en un banco de la plaza del barrio donde se criaron. Una zonade clase media baja de cualquier ciudad andaluza donde ellos, de formaconsciente pero irresponsable, consumen litronas de cerveza, palmeras dechocolate y su futuro entre chistes malos y peores.


Su ambiente familiar no contribuye ennada a que aparquen sus conductas y tiene que ser una chica y una paliza lasque cambien la situación. Uno de los tres amigos se enamora y deja el banco,otro es apaleado por el novio de su hermana y el tercero se queda sólo en unavida donde nada es lo mismo sin sus otros colegas.


La película sigue el mismo hiloconductor que ya reseñé en esta misma sección en reiteradas ocasiones,es decir, película española basada en las miserias de los suburbios de lasgrandes ciudades. La única diferencia con las demás de ‘Déjate caer’ es que eldirector intercala algunas pizcas de humor andaluz que a medida que corren losminutos dejan incluso de hacer gracia. Al final uno se da cuenta de que hapasado un rato así que si alguien tiene la oportunidad de verla y no lo haceesperando grandes pretensiones tampoco se molestará. Otro drama social made inSpain.



@JavierMontesCas

Javier Montes

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

4 + 17 =

Lo último en "Giros"

pérdida

Pérdida

La ausencia de alguien que quieres es un dolor que quema tan
Subir