The Sandman: En brazos de Morfeo

Pese a que ahora el sumo pontífice de la fantasía, al menos de la más conocida para el gran público, es George R. R. Martin, uno de los autores más influyentes del género fantástico actual es un inglés desgarbado metido a estadounidense de adopción: Neil Gaiman. Pese a no ser excesivamente conocido por estos lares, este tipo es el culpable de que, cuando hablemos de literatura fantástica, Martin mediante, ya no pensemos sólo en castillos y dragones si no, quizá también, en mezclar con la realidad personajes surgidos de la leyenda, el folclore o nuestros más oscuros sueños. Gran parte del mérito se debe a una obra de cómic que Gaiman escribió a principios de los noventa. Se llama The Sandman y a lo largo de ocho años construyó toda una mitología propia compleja, oscura y absolutamente fascinante.

[Img #20118]


[Img #20122]
El protagonista de The Sandmanes Morfeo, el rey de los sueños, capturado a principios del siglo XX por unmago inglés y encerrado en el siniestro sótano de una mansión victoriana. Laserie si inicia con la huida de Morfeo de este encierro y con su cruzada paraimponer el orden en el Reino de los Sueños tras los setenta años de desgobiernoque supuso su ausencia. Se inicia a partir de entonces un relato a caballoentre la fantasía y el terror que camina por los terrenos de la vigilia,mezclando magia, mitología, religión e historia clásica en una epopeya quellega a ser por momentos épica y que se remonta hasta los albores de la mismahumanidad.


Porque Morfeo está ligado de manera irremediable al alma humana. Él es unode los siete Eternosque, desde el principio de los tiempos ejercen como la personificaciónantropomórfica de los siete imponderables que condicionan la libertad humana: Destino,Muerte, Sueño, Destrucción, los gemelos Deseo y Desesperación y la pequeñaDelirio. El cómic nos lleva a conocer las historias de los siete hermanos, adescubrir sus luchas, sus fobias y la manera en la que subrepticiamente hanhecho avanzar la historia, el arte y la cultura, inspirando a poetas comoShakespeare o empujando a la desesperación a auténticos psicópatas. En Sandman las referencias culturales soncontinuas. Partiendo de un panteón vinculado estrechamente con la mitologíagrecolatina en general y con los misteriosórficos en particular, Gaiman recoge ideas heterogéneas que incluyen desde El nacimiento de la tragedia deNietzsche hasta la pesimista visión cosmológica de Lovecraft, pasando inclusopor referencias a El paraíso perdidode Milton.


[Img #20119]
La minuciosidad con la que Gaiman construye este universo recogiendo retazosde historias y de folclore es fascinante. Sin embargo el origen del personajeno tiene nada que ver con la mitología. Curiosamente el autor partía delencargo de revivir un superhéroe de los setenta creado por el mismísimo Jack Kirby –el padre delCapitán América-, aunque poco a poco el guion de Neil Gaiman fue avanzando porun terreno más próximo a los sobrenatural que fascinó a la editora de DC ComicsKaren Berger. La fascinó tanto que, de hecho, ésta defendió el proyecto deGaiman y terminó por convertirlo, algunos años después, en el buque insignia deVertigo, el nuevo sello editorialque crearía DC para, precisamente, acoger los títulos más oscuros del selloamericano como Hellblazer, La Cosa del Pantano o la propia The Sandman.


Neil Gaiman ya era conocido en el mundo del cómic antes de The Sandman pero este título acabó porconvertirlo en una celebridad. Durante el tiempo que estuvo publicándose contócon algunos de los mejores dibujantes de la nómina de Vertigo quienes, además,tuvieron la libertad creativa de poder dibujar historias y escenas mucho másarriesgadas de las que habitualmente su solían publicar en los cómicscomerciales. La serie ganó nada menos que 26 Premios Eisner,incluyendo Mejor Serie, Mejor Historia Corta, Mejor Escritor (cuatro veces) y mejordibujante (dos veces); también triunfó en Francia, donde consiguió el PremioAngulema. De hecho la Web de entretenimientoIGN considera que The Sandman esel mejor título de todos los que ha publicado Vertigo.


[Img #20121]
Avalado por este éxito, NeilGaiman consiguió libertad creativa para trabajar en nuevos proyectos creativos,tanto en el cómic como en otros medios, que en parte han ahondado en eseuniverso oscuro, feérico y peculiar que inauguró con The Sandman. Tal vez la más conocida de estas posteriores obrashaya sido American Gods –ganadora delos premios Hugo y Nebula de ciencia-ficción- y su secuela, Hijos de Anansi, sobre las que desdehace un tiempo planean los rumores de adaptación televisiva. Pero no son lasúnicas obras de Gaiman conocidas para el gran público puesto que Hollywood hatirado mano de sus textos envarias ocasiones para crear películas de entretenimiento familiar.


The Sandman fue la obra que encumbró a Neil Gaiman y,con el paso del tiempo, se ha convertido en una referencia ineludible en laliteratura fantástica moderna debido a la influencia que otros autores lereconocen, tanto en el terreno del cómic como en el cine o incluso en latelevisión. Stephen King, Tim Burton o Clive Barker la reconocen como unafuente de inspiración. Sólo por eso ya valdría la pena echarle un vistazo. Peroes que además está muy muy bien hecha. Desde hace cosa de seis meses El Catálogo delCómic se ha lanzado a reeditarla así no habrá mejor ocasión. Todas las versionesanteriores están agotadas. Quedáis avisados.


 @elplumilla

Adrián Cordellat

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

seis − 3 =

Lo último en "Clásicos del Cómic"

Subir