Archivo de la categoría:

Clásicos del Cómic

Fatale: cita con Lovecraft

H. P. Lovecraft es un escritor prácticamente desconocido para el gran público. Sin embargo no hay aficionado a la literatura fantástica y de terror que no le deba un buen puñado de pesadillas. Desde Stephen King a su hijo Joe Hill, todos los escritores que han jugado al miedo están en deuda con él. Los de cómic, también. Por eso incluso los guionistas reputados con series premiadas y bien reconocidas a sus espaldas no tienen ningún problema en reconocer sin ambages las influencias del maestro. Y cuando se lanzan a escribir una historia de horror, como Fatale de Brubaker, deciden no andarse con remilgos y servirnos una generosa ración de terrores lovecraftianos.

El vuelo del cuervo

Verano de 1944. Los aliados acaban de desembarcar en Normandía y París es un hervidero. Los alemanes están nerviosos y las órdenes desde Berlín no son nada halagüeñas. Si la ciudad no puede hacer frente al avance aliado deberá ser destruida. Pese a esa Espada de Damocles que pende sobre la vida de los parisinos, los habitantes de la capital francesa intentan seguir con su vida. Aunque esta pase por aprovechar la confusión de unos tiempos convulsos para desvalijar joyeros y carteras.

Perdona si te llamaba amor

Era un 14 de septiembre de 1960, el día estaba nublado (un tópico) y aterricé en Bagdad. Mis expectativas depositadas sobre aquella ciudad no eran otras que visitar a un viejo amigo que conocí en un bar londinense, él sabe a cuál me refiero.

Expediente X: 30 días de noche

Esta semana vuelve a la pequeña pantalla uno de los mitos más incontestables de la televisión de los noventa: Expediente X. Sin duda uno de los títulos responsables de la extraordinaria buena salud de la ficción televisiva en la actualidad. Pero esto es un espacio dedicado al cómic así que, para celebrar la vuelta de Mulder y de Scully, aquí tenemos una de las incursiones de la extraña pareja del FBI en el mundo de la viñeta. Expediente X: 30 días de noche; un cross-over antológico.

DEMO: retazos de lo cotidiano

Superhéroes, monstruos, criaturas legendarias, naves espaciales… El cómic es un medio en el que habitualmente se da rienda suelta a la creatividad de una manera desbordante y un tanto fantasiosa. Los que no sean habituales del mundo de la viñeta podrían pensar que cuanto más imaginativo, mejor. Sin embargo hay también un género de cómics que se centra precisamente en todo lo contrario: los detalles más cotidianos. Los americanos lo llaman Slice of live y DEMO el título de esta semana es una buena muestra de ello.

Mnevore: terror con tentáculos

Dar miedo es complicado. Asustar de forma efectiva e inquietante es muchas veces una cuestión de sugestión y es difícil sugerir en un medio tan visual como es el cómic. Por eso para los aficionados al género siempre es una sorpresa agradable encontrarse con una sorpresa desasosegante que no puede negar dónde están sus raíces. Mnemovore es una mezcla clásica de terror y misterio con altas dosis de fantasía monstruosa.

Batman Noël: ya es Navidad en Gotham City

He repetido por aquí en más de una ocasión que no soy muy de tebeos de mallas. Los superhéroes tienden a aburrirme pero hay un personaje con capa que es mi debilidad: Batman. He reseñado alguna que otra obra sobre el Caballero Oscuro pero, teniendo en cuenta las fechas en las que estamos, no me he podido resistir a volver de nuevo a Gotham para recomendar una aventura muy navideña: Batman Noël.

“Hace mucho tiempo, en una galaxia muy lejana”

Por fin. Ha llegado el momento. Este fin de semana se producirá ese acontecimiento del que todo el mundo está hablando en Internet. ¿Las elecciones? No, por Dios. ¡El estreno de El despertar de la fuerza! Sí, amigos. Desde que se supo que, Disney mediante, había una nueva Trilogía de Star Wars en camino, la Red ha sido un hervidero. A lo largo del último año ha salido a la luz nuevo material sobre aquella galaxia muy lejana: guías, juguetes, series de TV y, por supuesto, cómics que para eso es para lo que estamos aquí.

La capa: ¿otra de superhéroes?

Todavía anda lejos de llegar al nivel de ser el próximo Neil Gaiman y, por supuesto, está a años luz de alcanzar la relevancia que ha ganado su propio padre. Pero desde que publicó su primera recopilación de relatos, Joe Hill se ha convertido en uno de esos nombres a los que no perder de vista en cuestión de literatura fantástica. Y eso incluye el cómic. Porque Hill no solo ha escrito novelas y relatos. Se prodiga con frecuencia en las viñetas donde ha logrado incluso aportar un soplo de aire fresco al manido universo de los superhéroes.

KGB: Los demonios del Kremlin

El cómic, la literatura pulp e incluso el cine han coqueteado con los devaneos ocultistas del nazismo. Desde Helboy a ese simpático engendro que es Iron Sky; tenemos hasta videojuegos que tocan directamente el tema. Pero ¿qué ocurrió después del Tercer Reich con ese legado místico? Un cómic francés –una BD– juguetea con la idea de que el ocultismo nazi encontró un heredero en otra cruenta dictadura poco dada, curiosamente, a ejercicios de espiritismo: justo al otro lado del Telón de Acero.

Ciudad de brumas: San Francisco Noir

Es increíble la capacidad que tiene el cómic para evocar narrativas de antaño. Incluso las que no les son propia, como la cinematográfica. El tebeo es un medio que adapta muy bien el lenguaje del cine. Incluso de cines muy específicos como el de género. Sobre todo si es negro. Las principales editoriales, a este lado del charco y al otro, han sabido ver ese potencial y se han lanzado a publicar colecciones noir. El cómic de esta semana es uno de estos títulos: Ciudad de brumas, publicado precisamente en la colección Panini Noir.

El árabe del futuro: la mirada del otro

Esto que tenéis en la pantalla es un medio de comunicación donde la actualidad manda. Sí, también en las desordenadas reseñas sobre cómics de un plumilla un tanto friki. Y la actualidad obliga estos días a mirar de frente qué sucede a nuestro alrededor porque es difícil de comprender. Por eso esa semana es casi obligatorio hablar de un tebeo como El árabe del futuro de Riad Sattouf.

Los pasajeros del viento: historia de papel

Por esta columna han pasado ya muchos cómics imprescindibles que merecen, por méritos propios, su espacio particular en la historia de la literatura. Pero todavía faltan unos cuantos a los que también hay que hacer justicia. Algunos con tan buena fortuna que todavía siguen reeditándose. Este es precisamente el caso de Los pasajeros del viento, una obra clásica de François Bourgeon que Astiberri acaba de recuperar en formato integral.

El resurgir: un misterio en las profundidades

Algo tienen las profundidades marinas que despiertan fascinación y temor a partes iguales. Es como si fuesen una puerta a lo desconocido dentro de nuestro propio planeta. Un mundo nuevo dentro de este. La literatura, desde antiguo, ha explotado este misterioso encanto. También lo ha hecho el cine. Y el cómic, claro. Que para eso estamos aquí. Para hablar de El resurgir, un tebeo de ciencia ficción que nos invita a descubrir el secreto que desde antaño oculta el fondo marino.

Los cuatro de Baker Street

Sherlock Holmes es uno de esos personajes que jamás han perdido popularidad aunque, gracias la serie de la BBC protagonizada por Benedict Cumberbatch, hay que reconocer que el maníaco detective está más de moda que nunca. Tal vez los fans de la serie ya conozcan las novelas de Conan Doyle –qué menos– pero el universo holmesiano no se acaba ahí. Hay docenas de obras que amplían este particular universo victoriano. Una de las más atractivas y también una de las más recientemente publicadas, al menos en España, es el cómic Los cuatro de Baker Street.

Aleksis Strogonov: Tintín en la Revolución de Octubre

Tienen el cómic galo un talento especial para enfrentarse a los acontecimientos más trascendentales de la historia y convertirlos en escenario para tebeos –o BDs como dicen ellos- de lo más interesantes. La habilidad no es patrimonio de los franceses y algunos creadores patrios como Paco Roca son también hábiles retratistas del drama histórico. De hecho el protagonista de esta semana, aunque francés, tiene orígenes españoles. Su nombre es Emile Bravo y de sus lápices surgió a principios de los noventa una auténtica maravilla de nombre ruso: Aleksis Strogonov.

Last days of american crime

A veces es difícil trazar netamente la frontera de un género. Incluso de aquellos que parecen a simple vista más fáciles de identificar. Porque Last Days of American Crime se basa en una premisa social y política que rápidamente podrían llevarnos a clasificarlo como ciencia ficción o, incluso, anti utopía. Porque en el fondo estamos ante un relato con una profunda alma negra.

Daytripper: la inesperada magia de la vida

El mundo es un lugar fantástico y la vida en él puede ser maravillosa. Esa es el mensaje con el que los brasileños Gabriel Bá y Fábio Moon se pusieron manos a la obra para crear un cómic que, en cada viñeta, reflejase en cierto modo la grandeza de vivir. Un objetivo como poco ambicioso pero que, contra todo pronóstico, cristalizó en un cómic de los que no caerán fácilmente en el olvido: Daytripper.

Incal: en las bases de la ciencia-ficción

Hay figuras del cómic que son eternas y por ello parecen, casi, inmortales. Tal vez uno de ellos sea el ilustrador francés Jean Gireaud. Conocido como Moebius, a cualquier fan de las viñetas se le hace extraño pensar que el genio francés ya no está allí. Su contribución es enorme, al nivel casi del mismísimo Will Eisner. Dibujante prolífico y heterodxo, Moebius supo rodearse bien a lo largo de su carrera y, gracias a ello, muchas de sus obras han ganado fama eterna. Tal vez una de las menos conocidas y, al mismo tiempo, más influyentes sea El Incal.

American Century: el patio trasero de la Guerra Fría

Años después de convertirse en un medio de masas, el cómic vivió un segundo renacer en la década de los cincuenta. Esa Edad de Plata del cómic, como se conoce, marcó generaciones de creadores no solo de viñetas si no de cine, televisión, etcétera. Tal vez por eso son frecuentes las series que vuelven recurrentemente a esa época tanto en temática como en ambientación. Una de esas series, tal vez no demasiado conocida, es la propuesta de esta semana: American Century.

Neptuno: a la sombra del Nautilus

La sombra de Julio Verne es alargada. Sobre todo cuando se trata de ciencia ficción con un marcado aire retro. Y es que llega a las librerías este mes una edición integral de Neptuno, una obra francesa que bebe de las fuentes del mismísimo Nemo para traer una aventura que no puede negar su inspiración directa en el mítico submarino ideado por uno de los más prolíficos autores franceses del XIX.

Highway to Hell: la carretera del horror

No, no se trata del single de AC/DC. Aunque es cierto que el álbum de esta semana es muy, muy heavy. Y no por lo musical precisamente. Digamos que los que piensan que los tebeos son cosa de niños no tendrían más que abrir por cualquier página Highway to Hell para darse cuenta de lo equivocados que pueden estar. Horror, casquería y terror remojado en hemoglobina para una aventura que podría haber escrito el mismísimo Rob Zombie.

Transmetropolitan: periodismo distópico

Cuando la industria americana del cómic se hizo mayor en los noventa y aceptó que los tebeos no eran solo cosa de críos, un nutrido grupo de guionistas encontró un camino directo a la popularidad: el escándalo. Por primera vez las viñetas mainstream podían ser zafias, crudas, vulgares y críticas. Algo que había sido patrimonio del cómic alternativo y contracultural llegó a las estanterías de las librerías de la mano de títulos que rompían con los moldes de lo que habitualmente se esperaba ver en una viñeta. Tal vez uno de los más ácidos y descarnados en su crítica sea la obra que convirtió a Warren Ellis en un guionista de primera fila: Transmetropolitan.

El tercer testamento

Hubo, hace diez o doce años, una eclosión literaria de tramas pobladas de templarios, masones y conspiradores de diferente pelaje que urdían en las sombras secretos que prometían acabar con los cimientos de la cristiandad. Afortunadamente queda ya lejos la resaca de aquel Código da Vinci que puso de moda semejantes tramas. Y dado que el verano es un tiempo de lo más apropiado para la aventura, esta semana traigo un cómic europeo que, precisamente recuerda esas oscuras conspiraciones religiosas. Eso sí, se publicó antes que la obra de Dan Brown: El tercer testamento.

Subir