El resurgir: un misterio en las profundidades

Algo tienen las profundidades marinas que despiertan fascinación y temor a partes iguales. Es como si fuesen una puerta a lo desconocido dentro de nuestro propio planeta. Un mundo nuevo dentro de este. La literatura, desde antiguo, ha explotado este misterioso encanto. También lo ha hecho el cine. Y el cómic, claro. Que para eso estamos aquí. Para hablar de El resurgir, un tebeo de ciencia ficción que nos invita a descubrir el secreto que desde antaño oculta el fondo marino.

[Img #23167]
Escrito por el padre del American Vampire de Vertigo, Scott Snyder, el álbum está dibujado por uno de los ilustradores titulares de esa misma serie y, para qué vamos a negarlo, uno de mis dibujantes favoritos: Sean Murphy. La historia nos lleva, primero, a un futuro cercano que casi roza nuestro presente donde el gobierno estadounidense forma un equipo especial encargado de estudiar un reciente hallazgo submarino. Algo que nadie sabe muy bien como clasificar. Las cosas, como os podéis imaginar, se tuercen casi desde el principio y ese descubrimiento se convierte en un peligro mortal.

 

Pero esto es solo el principio. El resurgir no es un tebeo al uso en el sentido de que la historia presenta una importante ruptura narrativa, tanto en lo temporal como en lo que a género se refiere. Si la primera mitad del álbum recuerda a algunas de las mejores páginas de Hellboy con ese ambiente pseudocientífico y profundamente impregnado de un halo sobrenatural, la segunda parte es una distopia futurista en toda regla. Y hasta ahí puede contar sin desvelar nada. Aunque, todo hay que decirlo, ambas líneas temporales encajan y el círculo se cierra al final. Las preguntas se responden y el argumento no deja demasiados cabos sueltos.

 

[Img #23166]
El resurgir es una incursión muy interesante en ese ambiente fantástico y de ciencia-ficción que tiene como protagonistas a los misterios que habitan en las profundidades. En cierto modo es deudora de Lovecraft pero también lo es, y mucho, de piezas literarias más antiguas que van desde el evidente Verne hasta el más sutil Homero. Porque incluso en la Odisea se habla, y mucho, de los horrores que alberga para el viajero el vientre de Neptuno.

 

Aunque las influencias no están solo en lo literario. También se nota el influjo del cine en la manera de narrar de sus autores. Dejando de lado el ritmo frenético al que se desarrolla la historia –sobre todo en la primera parte–; los opresivos escenarios submarinos son alumnos aventajados de James Cameron y de su escasamente apreciada Abyss.

 

Todavía se podrían citar media docena de referencias más –entre las que, tal vez lamentablemente, estaría incluso la infecta Waterworld–. Pero no creo que sea necesario insistir. El resurgir es un gran álbum –tanto que tiene en su haber un par de premios Eisner– y si eres de los que disfrutaron acompañando a Nemo en su lucha contra el pulpo gigante o tienes cierta idea de donde se encuentra R’lyeh no deberías pensártelo dos veces a la hora de comprarlo.


@elplumilla

332

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

6 + 6 =

Lo último en "Clásicos del Cómic"

Subir