“Si se cree en la cultura, incluso con crisis se puede hacer cultura”

Esta es la máxima que abanderan los impulsores de la ‘Mostra Viva’, un grupo de gente del mundo de la cultura valenciana que quiere resucitar el proyecto de la ‘Mostra de València-Cinema del Mediterrani’, después de que las instituciones políticas decidieran hace dos años darle carpetazo alegando falta de presupuesto.

[Img #18512]
Octubre, 2011. Momento de inflexión

 

El escenario ha cambiado(más que cambiado, desaparecido). Tras 30 años de andadura de la “Mostra deValència-Cinema del Mediterrani“, las instituciones políticas alegan que yano hay presupuesto para continuar celebrando La Mostra y se echa el cierre. Inmediatamenteun colectivo de personas vinculadas a las diferentes ramas culturales de lasociedad valenciana se reúne: son gente como el cantante y artista Lluís Miquel Campos, el cineasta Vicente Tamarit, el crítico de cine Antonio Lloréns, el escritor Vicente Muñoz Puelles, el padre políticode la Mostra, exconcejal y ahora eurodiputado Vicent Garcés, la payasa y artista María Colomer, el poeta JosepPiera o el periodista Santo Juan.Del encuentro sacan claras tres cosas: la primera, que lo de la falta depresupuesto es una excusa; la segunda, que La Mostra había perdido el rumbo,alejándose de su vocación original; y la tercera, que hay que hacer volar denuevo el proyecto.

 

Bajo estas tres premisasse pusieron manos a la obra y en dos años han conseguido resucitar el proyectoy construir un nuevo escenario. “El problema”, afirma el periodista e impulsorde la ‘Mostra Viva’, Santo Juan, “es que habían querido convertir La Mostra enun festival de cine de alfombra roja como el de Cannes, y eso económicamente sehacía insostenible”. “Pero además”, añade, “esa no era la esencia ni la ideacon la que había nacido el proyecto de La Mostra en 1980”.

[Img #18513]
Octubre, 1980. El germen original

 

El ideario del proyectoconsistía en abrir la ciudad de Valencia al mar Mediterráneo. “No físicamente-para eso ya estaba el puerto-, sino culturalmente”, explica Santo Juan. “Poraquel entonces la ciudad estaba muy pendiente del centro del Estado; sinembargo, ignorábamos lo que sucedía en nuestra ribera, es decir, lo que estabapasando en Italia, en Francia, en Túnez, Egipto, Siria, Turquía… Desconocíamosel origen de las influencias que estas culturas nos habían legado y de las quese habían impregnado nuestro folclore, tradición y expresiones artísticas”. Poreso se inició el festival de cine de La Mostra, porque se quería crear un lugarde encuentro en el que descubrir y compartir la realidad de lo que sucedía entodos esos países que abrazan el Mediterráneo. En definitiva, construir unágora en la que enriquecerse mutuamente y generar sinergias”.

 

Lo que empezó siendo unfestival de cine básicamente, inmediatamente se convirtió en un festivalpluridisciplinar. Así, a la ‘Mostra de Cinema del Mediterrani’ se sumaron la‘Trobada de Música del Mediterrani’ y el ‘Encontre de Escriptors de laMediterránea’. Pero estos dos proyectos añadidos fueron desapareciendo a lolargo de los noventa, años en los que la Mostra de Cinema del Mediterraniempezaba a tomar otros derroteros. “Cuando empezamos, quien venía a La Mostralo hacía sin cobrar, porque creía en el proyecto, porque lo sentía suyo. Cuandoel festival empezó a cambiar de espíritu se comenzaron a pagar cachés…”. Lo quehabía quedado claro era que no por no pagar iba gente de menos “categoría”.Prueba de ello fueron las visitas de artistas como Melina Mercouri, Giulietta Masina, Yves Montand, Vittorio Gassman o Alberto Sordi, entre otros.

[Img #18511]
Octubre, 2013. Volviendo a las raíces

 

Ahora, este es elespíritu que se ha recuperado para hacer resucitar el proyecto. El nombreelegido para la nueva andadura no podía ser más significativo: ‘Mostra Viva’.”Lo que pretendemos es plantar una semilla para demostrar que la cultura estáviva, y que si se cree en ella, incluso con la crisis se puede hacer cultura”,confiesa Santo Juan. Y la semilla la han plantado no sólo en torno al cine,sino también en torno a la música, la literatura, el teatro, el circo, lasartes plásticas, la gastronomía y todo aquello que mueve el mundo de lacultura, el ocio y el espectáculo. Con Mostra Viva pretenden involucrar a todala ciudadanía de Valencia, a comercios, bares, restaurantes, etc. Y lo van ahacer ciudadanos de a pie, constituidos en una asociación ciudadana, con elpatrocinio de la Asamblea deCiudadanos y Ciudadanas del Mediterráneo, y sin apoyo económico de instituciones. “Sí que escierto que vamos a contar con colaboradores como diferentes asociaciones devecinos o como la Universitat de Valencia o el Centre CulturalOctubre, que nos van a prestar sus espacios para celebrar los eventosprogramados.


Una de las iniciativas que se estándinamizando es la de adherirse al “yotambién soy Mostra Viva”. “Esto implica que implica que el bar,restaurante, etc. que ponga ese cartel en su establecimiento va a prepararplatos, bebidas, cócteles, aperitivos con ese espíritu Mediterráneo”, aclaraSanto Juan. Ese cartel se puede descargar desde la página web del evento, www.mostraviva.org, y sirve tanto para restaurantes como para todos aquellosestablecimientos, salas, etc. que quieran adherirse a la ‘Mostra Viva’. Estasiniciativas y otras propuestas ciudadanas complementarán el programa oficial,en el que habrá veladas de música y poesía, encuentros literarios, exposicionesfotográficas, homenajes a los redactores gráficos de la primera época de LaMostra, a sus primeros cartelistas… y por supuesto cine, con diferentes ciclos,con retrospectivas y homenajes (al polifacético artista valenciano OvidiMontllor, al director y guionista también valenciano Carles Mira, al cineastagriego Costa-Gavras…).

“Va a ser un programamuy amplio que todavía sigue abierto hasta el día 12 de octubre, porquehay más gente que se sigue sumando o que se quiere sumar a la iniciativa”,apunta Santo Juan. “Y lo hemos querido hacer a coste cero. Evidentemente elcoste cero es imposible”, matiza, “pero es la iniciativa ciudadana, lasdonaciones privadas y los amigos, amigas y empresas que entren en la web yquieran colaborar desinteresadamente las que cubrirán el presupuesto de ese”casi coste cero” para hacer posible esta semillita de la ‘Mostra Viva’”.

 

Desde la organización noquieren hablar ni de festival, ni de primera edición… “Lo que pretendemos esinvitar a los artistas jóvenes a que sigan creando pelis, cortometrajes,cómics, graffitis, novelas, relatos, música, teatro… Queremos compartir conellos algo que nosotros tuvimos la suerte de vivir en los años 80. Gracias aaquel proyecto muchos de nosotros hemos crecido más libres, comprensivos yrespetuosos. ‘La Mostra’ nos dio la oportunidad de conocer esas otras culturascon las que compartimos el Mediterráneo y mucho más. Por todo eso estamos endeuda y necesitamos traspasar aquel espíritu a las generaciones presentes yfuturas”.  

 

Esta semilla que quierenplantar los impulsores del renacido proyecto dará sus primeros frutos del 31de octubre al 3 de noviembre, los cuatro días en los que se desarrollará la‘Mostra Viva’. Como su renovado nombre señala, el germen original vuelve aestar vivo. Vivito y coleando para toda la ciudad y para todos los que quieranacercarse a ella y empaparse de la plural y rica brisa del Mediterráneo y sucultura milenaria.


Manolo Gil

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

tres × 3 =

Lo último en "Giros"

Así soy

Así soy

Un porrón de años como periodista y nunca me parecieron muchos. Ahora
Subir