“Me siento libre porque hago lo que quiero y lo que me gusta hacer”

“Las canciones que escribí mientras volaba” es el nuevo disco de Juanito Makandé. 12 canciones “muy aéreas” grabadas en directo y gracias a la financiación obtenida en una campaña de crowfounding en las que el artista gaditano, lejos de la influencia de las discográficas, puede expresar su arte y su música tal y como las siente, “sin trampa ni cartón”.

[Img #19639]

Unose lo imagina así. Con una cerveza en la mano y su inseparable guitarra al lado.Y así nos recibe Juanito Makandé, que acaba de sacar a la venta en las tiendasFNAC su tercer disco en solitario, “Las canciones que escribí mientras volaba”.Un trabajo honesto y fiel a los principios de rebeldía que siempre hanacompañado a este artista undergroundgaditano. Sus respuestas también hacen gala de esa honestidad, lo que hace queun servidor lamente que de la grabadora al papel se pierdan esos matices y esasexpresiones que marcan el perfil de un cantante que rehúye las discográficasque “alteran el arte” y se siente feliz y más libre que nunca con su nuevodisco bajo el brazo. Volamos durante media hora al universo Makandé.


Juan Medina Herranz.Empezamos con la pregunta más importante. ¿De dónde surge el personaje deJuanito Makandé?

Makandésignifica loco en caló. Y a mí mis colegas siempre me han llamado makandéporque era muy loquillo, muy echao palante para todo (risas). De ahí me viene. De toda la vida.


Dices que nacisterebelde. Y tu carrera, en cierto modo, así lo demuestra. ¿A qué se ha debidoesa rebeldía (musicalmente hablando)?

Laverdad es que siempre he sido un romántico para la música. He sido un desastrecon todo en mi vida, pero a la música siempre le he tenido mucho respeto,porque antes que artista y que nada soy un melómano. Me he criado escuchandomuy buenos discos y por eso me considero un romántico. Y me ha molestadosiempre que las discográficas me digan lo que tengo que hacer o no con mimúsica. Ya hace mucho tiempo que tomé mi camino firme y hago lo que me da la gana,pero he tenido que luchar mucho por eso. Las discográficas, no todas pero símuchas, lo que han hecho siempre es alterar el producto y el arte. Y yo por finhe conseguido que la gente respete mi posición. Yo me monto mi business y hago lo que me apetece sindepender de nadie. Que esto puede ser para bien. Pero también puede ser paramal y pegarte el carajazo (risas). Pero yo por lo menos hago lo que quiero y aquelloen lo que creo. Y todo esto venía a cuento de la rebeldía…


No sé si una muestra másde tu rebeldía es el disco que sacaste y colgaste directamente en tu web paraque la gente se lo descargara…

Claro.Fue “Momentos de alimentos”, que fue el disco anterior. Nos pilló en una épocaturbulenta, en la que había poco movimiento y las discográficas no lo veían muyradiable. Una época desconcertantepara cualquier grupo. Y el disco se quedó guardado en un cajón. Y a mí me dolíael estómago de verlo ahí escondido. Así que me dije, “al carajo, que sea eldisco libre como yo”. Y lo colgué en internet para que se lo bajase la gente.


¿Qué importancia hatenido esa acción de cara al disco que presentas ahora?

Laverdad es que la gente lo agradeció un montón. Y luego yo empecé a subir temasa Youtube en directo y esto nos ha empujado mucho para este disco, ya que lascanciones empezaron a tener visitas, se empezaron a compartir, y vimos que a lagente le gustaba nuestro rollo y nos apoyaba. Y viendo que había tanta gentedetrás, pues decidimos hacer una campaña de crowfounding,porque pensábamos que podía salir bien. Y tanto que salió bien. Gracias a todoel apoyo de esa gente hemos podido grabar este disco.


Dejaste tu grupo (enplena cresta de ola) para estudiar seriamente percusión. Has sidopercusionista, entre otros, del Canijo de Jerez, Chico Ocaña, Tomasito o CarlosChaouen. Otros podrían haberse acomodado pero tú, tengo la sensación, eres delos que lucha hasta el final por sus sueños…

Note voy a mentir porque hubo una época en que me acomodé. Es fácil serpercusionista, hacer giras grandes, no te complicas, tienes tu sueldo y notienes que estar defendiendo lo tuyo. Pero hubo alguien que me empujó a quesiguiera con lo mío y me animó a hacerlo. Fue El Canijo, que después de losconciertos, en nuestras batallas mano a mano hasta las seis de la mañana(risas), me pegó el empujón que necesitaba. Porque yo estaba algo desanimado yél empezó a interesarse por mis temas. Cosa que le agradezco un montón.


¿Hastaqué punto llega el vínculo de amistad con el Canijo?

El Canijo es uno de mis mejores amigos. Nosotros nosvemos para comer y para enrearnos,que somos colegas (risas). Yo lo quiero mucho y lo admiro un montón. Comotengamos dos guitarras y 27 litros de cerveza nos podemos tirar 27 horascantando canciones. La gente nos tiene que decir que nos callemos (risas).


[Img #19642]
¿Cómo surgió la idea dela campaña de crowfunding?

En  enero de 2013 subimos a Youtube el tema “Yotengo la llave” y vimos como iban creciendo las visitas y los comentarios.Decidimos grabar otro tema a los tres meses y vimos la misma reacción. Y asíhasta cuatro canciones. Y cuando vimos que todos los vídeos pasaban de 100.000visitas y que seguían creciendo, pensamos que la gente querría ese disco y noslanzamos a la campaña de crowfounding.Y nos llevamos una sorpresa, porque pedimos 6.000€ para hacer el proyecto deldisco y un documental sobre mis 12 años de carrera y en 75 días conseguimos9.500€. Y nos quedamos flipados. Y ese extra nos ha venido genial, porque lohemos podido invertir en promoción, cartelería para los conciertos…


Supongo que elcrowfounding es la mejor manera para ser un músico libre y escapar, te citoliteralmente, de “discográficas,managers o bandas baratas de batalla”…

Totalmente, porque te estás quitando muchosintermediarios. Yo siempre lo digo, hace 12 años, para que la gente teescuchara tenías que ir a una radio o una tele. De lo contrario no habíamanera. Ahora mismo está internet y la gente, al tener un abanico tan amplio,es también más selectiva. Lo que pasa es que esa herramienta hace que nodependamos de una discográfica que te diga qué tienes que hacer o cómo tienesque cantar. Ya tienes un escaparate. Y con el crowfounding, además, interactúas directamente con la gente a laque le gusta tu rollo. Sin intermediarios que encarezcan el producto o que loalteren. Y no quiero llamarlo producto porque es muy frío. Digamos que haceslas cosas sin que nadie interfiera en tu arte, sea mejor o peor. Es un buenmomento para la gente que quiere crear y tiene ganas de currar.


¿Tantoha cambiado las cosas Internet?

Mucho. Si sabes usarlo. Cuando yo empecé hace doceaños grabar un disco era dificilísimo. Era un circuito muy cerrado dediscográficas. Llegar era casi un milagro. Y hoy por hoy si eres un tío quetiene arte, tiene creatividad y se lo curra, hay un escaparate enorme que sellama internet.


Ahora,al margen de la industria y como músico libre, presentas disco. ¿Cómo se sienteuno al ver que su lucha personal llega a buen puerto?

Uno se siente muy realizado y muy afortunado. Tantosaños peleando… El lomo que lo tengo moraoya de comer furgoneta, malcomer, mal dormir… (risas). La verdad es que unose siente del carajo. Libre. Me siento muy libre y muy rico, porque me levantotodos los días, toco mi guitarra y hago lo que me gusta hacer. Soy libre y esoes un pedazo de lujo en estos tiempos que corren.


¿Cómo son las cancionesque escribías mientras volabas?

Comodijo ayer un colega de Radio Vallecas, diré que es un disco muy aéreo (risas).Y es verdad, porque yo siempre estoy hablando en mis canciones de volar, delaire… Porque es un estado en el que se siente libertad al máximo, que es lo quea mí me gusta. Y de ahí el título del disco, porque yo ya llevo volando unoscuantos años. Hago lo que quiero y lo que me gusta y estoy con la gente con laque me gusta estar.


 “Yotengo la llave”, dices en una de tus canciones. ¿Cuántas puertas te ha abiertoesa llave de cara al público y a la campaña de crowfounding?

Muchas,muchas. “Yo tengo lallave” concretamente es una canción que la gente ha hecho muy suya, porqueinvita a la gente a ser feliz, a sembrar para luego recoger… No malos rollos, be happy, hermano. Ese es un poco elsignificado de la canción y creo que por eso ha calado tanto entre la gente.


“Yo tengo la llave” y “Niña voladora” son losdos temas que te han servido de presentación del disco. Y cuentan ya entreambas con casi 500.000 visitas en Youtube… ¿Vuela una al conocer estos números?

Unosiente un apoyo alucinante de la gente. Estoy muy agradecido y en parte me deboa toda esa gente que me apoya. Mi corazón está lleno, qué te voy a decir.


Doce canciones grabadasen directo con guitarras flamencas, bajo y distintas percusiones… ¿Qué importanciatiene el directo en tu música?

Eldirecto lo es todo. No digo que lo otro no valga. Como te he dicho antes soymuy melómano y he escuchado muchos vinilos de los setenta y todo esto me hallevado a grabar en directo. De forma honesta, como son las cosas. Ni mejoresni peores. Te podrá gustar o no, pero este soy yo, con mi guitarra y miscompadres. Y es que no soy más. ¿Qué te voy a mostrar, algo que no soy? Esa esla filosofía del disco.


Un directo y un airecallejero que también son evidentes en los videoclips de las dos canciones delas que hemos hablado antes. Especialmente en el de “Yo tengo la llave”,grabado en pleno centro de Sevilla y con una Cruzcampo al lado. ¿Quéimportancia tiene la calle en el sur?

Enel sur la calle es una filosofía de vida. Yo me he casado hace poco con lamujer de mi vida. Ella es de Barcelona, aunque vive en Madrid. Así que vivimosun poco entre Madrid y Sevilla. Y ella está empezando ahora a conocer Sevilla ysiempre me dice eso: “Me cago en la mar, que son las doce de la noche y aquíestá todo el mundo en la calle”. Pero es que es un poco la filosofía. El climatambién lo da. Y la forma de ser de la gente. En ese vídeo de la llave estoy enun bar al que voy desde hace ocho años y que ya casi es mi oficina. Yo hago mídía a día allí (risas). Y yo estoy en la calle, que es donde me entero de lascosas, donde saco mis letras, donde me río, donde paso fatigas… Y por esotambién el grabar los vídeos así. En la calle que es donde nosotros estamoscantando. Sin trampa ni cartón. A lo mejor desafino un poco o se me va la pinzay se me olvida la letra (risas), pero así soy yo.


[Img #19641]
Tu disco suena en partea Pata Negra, pero tampoco rehúye otras influencias de la música alternativaandaluza. ¿Qué grupos y cantantes influyen en la música de Juanito Makandé?

Ojalámi disco sonara a Pata Negra (risas). Obviamente ellos son mi influencia, perodecir eso a mí ya me parece demasiado, porque Pata Negra para mí es lo más. Yocrecí escuchándolos a ellos, a Mártires, a Kiko Veneno, a O’Funkillo, a LosDelinqüentes, a mi compadre Migue Benítez… Lo que pasa es que luego he tenidola suerte de coincidir con toda esta gente en el tiempo y trabajar con ellos.De ahí es de donde yo he bebido, de la poesía callejera andaluza.


¿Qué importancia hantenido los Delinqüentes para trasladar esta música alternativa andaluza a lasgeneraciones de hoy en día?

Cuandoyo saqué el primer disco con Radio Makandé, en 2001, ellos sacaban también suprimer disco. Y nos mandaron a un programa en Benidorm a los dos, dondetocábamos todas las semanas. Y allí coincidimos y nos hicimos súper colegas.Pero tanto ellos como nosotros hemos bebido de los mayores. Ellos han sido losque nos han marcado a nosotros el camino.


Y ahora que presentas eldisco y empiezas tu gira para presentar ‘Las canciones que escribía mientrasvolaba’… ¿Hablamos del IVA?

Enlo que se está convirtiendo este país ya lo sabemos todos. No hace falta que lodiga yo ahora. Aquí ya se sabe lo que hay. Están reventando la cultura con el21% del IVA, porque es imposible hacer negocio. Montar un concierto y todo eltrabajo previo genera unos gastos. Hay que contar con gastos de la sala, gastosde desplazamiento, dietas y hoteles, sueldo de los músicos, porque la gente noviene por amor al arte, y encima de cada entrada hay que darle un 21% alestado. Y luego la SGAE te quita otro 10. Está todo montado para que sea casiimposible tirar hacia delante y levantar cabeza. La cultura la estándestrozando y si viajas te das todavía más cuenta de ello. Si viajas a Londres,París, Amsterdam o Berlín ves como fomentan el arte, como lo cuidan con unasensibilidad alucinante, como lo financian… Y llegas a este boquete y están loscuatro sinvergüenzas de turno pisándote el cuello. El 21% de IVA es terrorismocultural.


[Img #19640]
De vivir de la música nihablamos…

Paravivir de la música te tienes que partirel lomo. Yo ahora estoy empezando a poder vivir de lo mío. Después de ochoaños es la primera vez en que estoy viviendo de mi proyecto propio. Yo hetenido que ser percusionista de mucha gente y estar pluriempleado. Y esosignifica muchos kilómetros de furgoneta. Miles y miles de kilómetros. Y muchainestabilidad. Mala vida. Y así he estado muchos años para poder ser unmileurista de la música. Y ahora por fin empiezo a vivir de lo mío. A vivir,que para mí ya es auténtico lujazo.


Y para terminar y quitarun poco el mal cuerpo que nos deja la política, una pregunta que me hago desdehace un tiempo. Los Delinqüentes, ahora El canijo de Jérez, Carlos Chaouen,Juanito Makandé… ¿Qué tiene Cádiz que exporta tanto músico y poeta callejero?

Yocreo que tiene mucha sensibilidad y mucha alegría. Allí somos todos muyalegres. Fíjate Carlos Chaouen la sensibilidad que tiene escribiendo. Cádiz yAndalucía en general siempre ha sido tierra de poetas y tierra de una sonrisaen la boca todo el día. La gente escribe muy bien, es muy sensible y muyalegre.


A pesar de la crisis,que afecta a Andalucía más que a nadie…

¿Quévamos a hacer? (risas). Habrá que cantar y reírse. ¡Encima no vamos a estarllorando! 



Entrevista de @acordellat

Javier Montes

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

veinte − 13 =

Lo último en "Giros"

pérdida

Pérdida

La ausencia de alguien que quieres es un dolor que quema tan
Subir