Valencia, capital mundial del gaming

Valencia se convirtió durante cuatro días en la capital del gaming con la celebración del festival internacional de videojuegos Dreamhack, que este año ha superado los 20.000 asistentes –el triple que en la edición anterior- demostrando un año más que éste ya no es sólo un mundo con mucho futuro, sino con un gran presente.

[Img #18281]

Un cochepara frente a Feria Valencia de buena mañana. Un chavalín de camiseta negra ypantalones cortos, con mochila a sus espaldas, se apea del vehículo. Mientrascierra la puerta sin mirar atrás, su madre le grita: “Haz el favor de subirte los pantalones“… Esuno de los miles de jóvenes aficionado a los vidoejuegos que no se quisieronperder esta gran cita del gaming, lamás importante de Europa y una de las más relevantes a nivel mundial que secelebró del 18 al 21 de julio en Valencia. Me sorprendió la juventud de algunosde los asistentes y, por supuesto, las pocas mujeres que vinieron a disfrutarde este evento. Pero, sobre todo, me dejó boquiabierta el despliegue montado esteaño los organizadores de Dreamhack.

 

Para situarnos, un poquito de historia. Este evento se creóen Suecia en 1995 y ostenta el récord Guinnessal festival digital más grande el mundo. Es conocido como el “Woodstock digital“: entretenimientoonline, cultura, videojuegos, comunicación, programación, diseño, composiciónde música y creatividad. Desde hace tres años celebra también una edición veraniega en Valencia.


Un paseo por Dreamhack


[Img #18284]
Entrar enel espacio reservado a Dreamhack escomo meterse en un mundo aparte. Todo estaba oscuro y hacía fresco, nada quever con el día soleado y caluroso que hacía en el exterior. Llamaba la atenciónun escenario enorme en el centro, donde se celebró el sábado por la tarde [20 dejulio] el Dreamhack Open, elcampeonato donde los mejores jugadores del mundo de Starcraft 2, procedentes de Francia, Corea del Sur, EEUU, entreotros países, se vieron las caras. Dos presentadores guapísimas, variascámaras, entre ellas una grúa, música a altos decibelios, un público con más de200 personas y un juego de luces espectacular hicieron de esta cita todo un show retransmitido por la televisiónsueca.

 

AunqueStarcraft 2 fue el protagonista indiscutible de este evento, también hubo espaciopara otros torneos paralelos de Street Fighter,Call of Duty, CS-GO y League of Legends.Todos estaban siendo retransmitidos por castersque comentaban cada jugada con la misma pasión – o más- que la que le pondrían los Manolos (Lama y Carreño) a un RealMadrid-Barça. Y de la misma manera, decenas de aficionados de los videojuegosse plantaban delante de una pantalla gigante para vitorear los logros de susjugadores favoritos. Para que os hagáis una idea de lo que esto supone quedaroscon este dato: más de 500 profesionales del eSportcompitieron por 40.000 euros en premios.


Los eSports, un fenómeno global


No hay queolvidar que los eSports son un génerodeportivo que en apenas 10 años se han convertido en todo un fenómeno global.Una generación crecida entre videojuegos y competiciones online seprofesionaliza en el juego, atrayendo millones de aficionados en torno a lostorneos.

 

Conocedoresde la importancia y del enorme mercado que supone el gaming, muchas marcas no quisieron perderse esta cita y plantaronsus stand en la zona de exposiciones donde enseñaban sus últimas novedades, comoratones, teclados y auriculares especialmente diseñados para determinadosjuegos, además de capturadoras ydiscos duros mega potentes, dándole al gamertodo lo que necesita para que su experiencia del juego sea lo máximo.

 

[Img #18282]
Tampocopodía faltar una LANparty donde más de mil participantes se instalaron con susequipazos para pasar cuatro días inmersos en su hobby favorito: jugar, jugar y jugar. Y por lo que se ve cada vezmás gente tiene ese mismo entretenimiento porque el número de asistentes quepasaron por la Dreamhack durante loscuatro días [18-21 de julio] se triplicó con respecto a cifras del añoanterior. “El increíble aumento departicipación confirma nuestra apuesta de futuro con los eSports“, explica Arturo Castelló, presidente de Dreamhack Spain y de Encom, la startup valenciana organizadora de Dreamhack Valencia y reconocida como laprimera empresa del país dedicada íntegramente al deporte electrónico. “Los videojuegos no son sólo jóvenes jugando,sino que son ya una industria con más poder que la música y el cine juntos, enla que el usuario es activo, compite, desarrolla un espíritu de superación y unperfeccionamiento técnico como en cualquier otro deporte“, señala Castelló.

 

Después de un paseo por este recinto de Feria Valencia, invadida estos días por esta legión de seguidores de los videojuegos, te das cuenta de que -nos guste o no jugar- éste es un mundoque cada vez está cogiendo más fuerza y que Valencia, avalada por Dreamhack, seestá convirtiendo en la capital española del gaming. Será cuestión de jugar, ¿no?


@MiriamReyes

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

catorce − 8 =