“O eres barato o molas”

360gradospress charla con Carlos Barrabés, el primer español en abrir una tienda online y el primero en ser incluido en la lista de jóvenes menores de 40 años capaz de cambiar el mundo. Un tipo normal del que se aprende hasta en las formas.

[Img #12881]
Lo importante es molar. Ya no vale vender más barato, ese camino se ha recorrido y hay que ser muy inteligente para fabricar algo más económico que alguien. El mundo ‘low cost’ está muy pulido, ahora lo importante es molar. El ejemplo lo tenemos en Facebook donde hay una pestaña donde se lee ‘Me gusta’ o ‘Ya no me gusta’.  “El objetivo no es colonizar sino conquistar”.

Así se expresa Carlos Barrabés, emprendedor, empresario, entusiasta de la innovación, apasionado de las nuevas tecnologías, asesor de innumerables empresas, viajero empedernido, soñador, comunicador… Su fama arranca en 1994, cuando abrió la primera tienda online de España y una de las primeras del mundo. Barrabes.com, con origen en Benasque, se convirtió en un referente con Carlos Barrabés como cabeza visible. Hoy, aunque no le guste hablar de ello, es el único empresario español incluido en la lista de Jóvenes Globales que elabora el Foro Económico de Davos para reconocer a los menores de 40 años que pueden cambiar el mundo. Ahí es nada.

360gradospress tuvo la oportunidad de charlar con él con motivo de la conferencia que impartió esta semana en Gijón, organizada por la Escuela de Organización Industrial. Carlos Barrabés es de los que ve la crisis económica mundial como una oportunidad. “El mundo está lleno de tendencias y contra tendencias. Estamos en un momento de transiciones y ejemplo de ello es lo que está pasando en el Norte de África. Ser agente de la transición es un negocio, ser puente es una oportunidad de negocio que no teníamos desde hace tiempo”, opina, siempre con un tono relajado, con aplomo, que convence, anima y empuja a trabajar. Habla de un mundo global, lo local –dice-, no sirve. “No podemos cerrar fronteras. Es lo más fácil pero si cierras fronteras, mueres”.

Pero, ¿cómo puedo ser un puente?
Hay que ser un acelerador del negocio sino, no vales en la cadena”. Carlos Barrabés maneja un único prisma, el de la ambición. “Yo era un pequeño empresario pero siempre quise crecer. Ahora tengo más de veinte empleados. Las pymes, las empresas de menos de 20 empleados, no son productivas, no aportan nada al país. No tienen tiempo para pensar, no pueden innovar, no interesan. El empresario tiene que creer en crecer. No vale montar una empresa para sobrevivir, hay que ir más lejos y para ello es necesario el talento. El mundo lo mueve el talento.

¿Nos da alguna pista de dónde ve oportunidades de negocio?
A día de hoy hay cuatro grandes oportunidades: construir el mundo virtual (cualquiera puede hacerlo), aterrizar el conocimiento (es decir, hay una masa crítica global que genera conocimiento en la red. Aterrizar todo ese conocimiento es el gran negocio de los próximos veinte años), acelerar la globalización (este verano, el 51% de la población mundial ya vivía en las ciudades) y hacer un mundo sostenible (dentro de 30 años seremos 9.000 millones de personas en el mundo).

¿Qué papel juega Internet? ¿A dónde va la red?
Al ocio y al negocio. La red tiene la ambición de convertirse en una plataforma por donde se mueve el mundo. La red va a por la sociedad. Hoy en día, en Estados Unidos, casi todos los sectores facturan ya el 15 por ciento por Internet. La red es el mundo complejo. Hay que hacer negocio aquí y ahora y eso es complicado, mucho, muy complicado. Hoy la memoria ya no tiene valor, eso lo da el ordenador.

Habla siempre a nivel global…
Sí, es que el mundo local no sirve, ahora todo es global. El centro del mundo es Asia; allí planifican; en Estados Unidos deciden las empresas y en Europa son los políticos los que deciden. Lógicamente hemos perdido, nos hemos quedado en el peor eslabón de la cadena, somos países periféricos del negocio. En Asia a Europa la llaman el balneario. Aquí ya no se quiere innovar, en Asia todos quieren emprender y cambiar el mundo.

¿Habrá más cambios?
Los hay a diario. Cuando la televisión se integre en Internet el mundo volverá a cambiar. Ya lo vemos ahora en el Norte de África con Al Jazeera y Facebook. Por eso tenemos que ser exploradores, emprender y emprender significa intuir de dónde va a soplar el viento. Como dijo Salvador Dalí: No tengan miedo de perseguir la perfección porque nunca la van a alcanzar.

Óscar Delgado

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

20 − 10 =

Lo último en "Empresas"

Reinventarse a los 40

Un trabajo aburrido, conciliación con la vida familiar, autorrealización personal, muchos son
Subir