Una ventana a Anantapur

La exposición itinerante “Miradas y Tiempos en Anantapur” recoge fotografías de la población que vive en el segundo lugar más seco de la India. La muestra está ahora en el Mercado de Colón de Valencia y el mes que viene viajará a Sevilla. Hablamos con la autora, Irene Meritxell, y con la fundación Vicente Ferrer, que trabaja en la zona.

[Img #23893]
La mujer que aparece en la fotografía justo encima de estas líneas no sabe cuántos años tiene, pero no sumará más de cuarenta. El efecto del paso del tiempo no es igual en todos los rincones del mundo. En India es dramático. Los adolescentes parecen niños y los adultos, ancianos. Ese “efecto brutal” causado por el tipo de alimentación y la sequía en Anantapur “es parte de lo que he querido reflejar en las fotografías”, explica Irene Meritxell, autora de las imágenes de la exposición “Miradas y Tiempos en Anantapur” que ahora está en Valencia hasta el 20 de marzo, que vieron más de 19.000 personas en Buenos Aires y que en abril llega a Sevilla.

 

Meritxell viajó como parte del equipo técnico de la película basada en la vida del cooperante Vicente Ferrer, protagonizada por Imanol Arias. Tras tres meses de estancia trajo en su cámara tanto material que pensó en la manera de que fuera útil para los hindúes que posaron ante su objetivo. Todas las fotos de la muestra están a la venta y los beneficios están destinados a la fundación.

 

Distintas instantáneas muestran planos detalle. “Me impactaron mucho los pies y las consecuencias de la sequedad”. El distrito de Anantapur, donde en breve se alcanzarán los cincuenta grados de temperatura, es la segunda zona más seca de la India, solamente superada por el desierto de Rajasthan, según confirma Sergio Moratón, delegado de la Comunidad Valenciana de la Fundación Vicente Ferrer.

 

De acuerdo con sus datos, “el 80% de los habitantes vive de una agricultura que no puede desarrollar por la falta de agua”. Por ello, y desde un punto de vista estratégico para estabilizar a la población, “la prioridad allí ha sido recoger la lluvia de los Monzones”. En cuarenta y siete años los cooperantes han construido más de 3.000 embalses, asegura Moratón. De modo que “en zonas donde antes no había vida, ahora hay cosechas”.

 

[Img #23898]
En la exposición tampoco faltan ellas. Retratos de niñas y mujeres cuyo papel “precisa ser reforzado tanto en la familia como en la comunidad”, recuerda el delegado. No en vano las 61.000 viviendas que ha levantado la fundación “están a nombre de la mujer”.

 

Dando pasos para avanzar

 

De las palabras de Moratón se desprende que el camino es largo, pero se avanza para ir acortando distancias con la línea de meta. En este sentido, el cooperante destaca que en 47 años la tasa de escolarización de la mujer en la zona ha pasado de un 2% a un 98%. Estos logros, argumenta, “se consiguen gracias a que ahora vamos de la mano de autoridades locales que se han dado cuenta de que apoyar a una parte de la comunidad es ayudar a toda la sociedad”. 

 

La muestra se presenta como “una ventana directa a Anantapur. Puedes ver y casi sentir el lugar”, opina Sergio Moratón. En palabras de Irene Meritxell “es una forma de mostrar la necesidad que tienen para que la gente reaccione”. En todo caso, tanto uno como otro coinciden en subrayar el mensaje de esperanza que hilvana la exposición. “Pese a las situaciones difíciles, la vida va abriéndose paso”, lo resume Moratón. De hecho, a la fotógrafa le llamó la atención la “personalidad de los hindúes, sus valores basados en el cuidado de unos a otros, el respeto a los mayores y su capacidad para disfrutar de la vida con lo que tienen. Su nobleza e inocencia te invitan a replantearte tus propios valores.”


@Lorena_Padilla

Clara Elena Martínez.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

dos + seis =

Lo último en "Cultura"

Subir