Una noche que dura décadas

El pueblo saharaui lleva más de treinta años en el exilio. El fotógrafo Andrew McConnell ha realizado un particular trabajo para denunciar esta situación en colaboración con Médicos del Mundo: ‘La larga noche saharaui’, una exposición a oscuras que pretende que los espectadores aporten la luz que necesita el Sáhara Occidental para no quedar en el olvido.

[Img #14281]
No tener expectativas es como andar sin luz por la vida. El Sáhara Occidental permanece en esta oscuridad existencial desde hace más de treinta años. Así, la historia más reciente de este pueblo se escribe en términos de marginación no solo por la ocupación marroquí, sino también por la ignorancia de la comunidad internacional, porque los sucesivos compromisos por la causa han demostrado no ser más que papel mojado. Por ejemplo, aunque hace veinte años del plan de arreglo de Naciones Unidas (ONU) y la Organización por la Unidad Africana (OUA), los saharauis aún siguen a la espera de la celebración de un referéndum acerca de su autodeterminación; un derecho que, como tantos otros, les ha sido arrebatado.

La atención mediática tampoco ha sido constante en la cobertura de esta situación. La huelga de hambre iniciada hace dos años por la activista Aminatou Haidar tras ser ilegalmente detenida y expulsada a Lanzarote devolvió esta injusta realidad a la primera plana de todos los medios. Paralelamente, más de 20.000 saharauis alzaron un campamento para reivindicar sus derechos en las proximidades de El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental. Sin embargo, de aquel episodio tan solo resultó una dura represión por parte del Gobierno marroquí y únicamente resta un vago recuerdo que puede refrescarse a base de hemeroteca.

Así, rehuir de la postergación es uno de los objetivos de la exposición ‘La larga noche saharaui’, la cual comprende medio centenar de imágenes que retratan el campamento de Tindouf. Andrew McConnell se desplazó hasta allí gracias a una beca de trabajo concedida por Médicos del Mundo. De esta forma, este fotógrafo internacional tuvo oportunidad de recoger durante cuatro meses numerosos testimonios de un mismo pesar: la opresión. Este trabajo le ha sido reconocido este mismo año con el World Press Photo, el más prestigioso premio de fotoperiodismo a nivel mundial.

[Img #14276]
Pero este proyecto fotográfico alberga un propósito más, quizá el más importante: sensibilizar a la ciudadanía y lograr su movilización. Para ello, ‘La larga noche saharaui’ recrea tanto en las imágenes como en la sala de exposición la oscuridad en que persiste este pueblo. Así, los espectadores se ven obligados a emplear linternas para observar las fotografías, un gesto que evoca la acción que debería desarrollarse en la realidad, porque la historia del Sáhara Occidental necesita salir a la luz para que sus habitantes puedan escribirla en libertad.

La exposición ‘La larga noche saharaui’ permaneció en el Centro Cultural de Mislata (Valencia) hasta el próximo 22 de diciembre. El horario de visitas es de lunes a viernes, de 16 a 21:30 horas. La organización corre a cargo de AHUIM (Asociación Humanitaria Internacional de Mislata), una entidad que lleva años ayudando a este pueblo en tierra de nadie mediante una casa de acogida para niños saharauis enfermos, quienes, de esta forma, tienen la oportunidad de venir a España para recibir la atención médica que necesitan.

Laura Bellver

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

1 × dos =

Lo último en "Cultura"

Subir