El Thyssen reivindica y homenajea a Pissarro

Monet y Cézanne, entre otros, quedaron para la historia como auténticos iconos del impresionismo dejando entre tinieblas la figura de un hombre al que admiraban, Camille Pissarro. Ahora el Museo Thyssen de Madrid rinde homenaje al fundador y maestro del movimiento impresionista con una retrospectiva que reúne por primera vez en España 79 óleos de un artista que ya merecía en nuestro país una buena dosis de justicia poética.

[Img #18218]

PaulCézanne dijo de suamigo Camille Pissarro (1830-1903)que era un artista “humilde y colosal”. La historia, sin embargo, reservó alpadre del impresionismo un lugar a la sombra del propio Cézanne. Poco importóla trascendencia de su figura, mentor de un grupo de artistas sobresalientes yredactor en 1873 de los estatutos de la cooperativa de artistas que iniciaríalas exposiciones impresionistas. Sucarrera y su figura, fundamentales a todas luces, pronto quedaron eclipsadaspor la de sus seguidores.


Ahora, 110 años después de su muerteen París, el Museo Thyssen acoge en Españala primera retrospectiva de un autor que enamora al visitante desde el primeral último de los 79 óleos que llenan de calidez las paredes del Thyssen. Sutrazo rápido y en apariencia impreciso convierte a determinados fragmentos desus obras en bloques casi abstractos que sólo vistos en conjunto se conviertenen objetos reconocibles. Los personajes ligados al cultivo de la tierra, porlos que Pissarro sentía admiración,se funden en sus obras con los paisajes hasta convertirse en un todo.


[Img #18220]
La exposición, ordenadacronológicamente en cinco apartados, recorre la evolución de la obra de Pissarro desde sus inicios en elmovimiento, donde predominan los paisajesrurales, hasta sus últimos días, cuando sin apenas vista y seguramente porproblemas de salud, se trasladó a la ciudad, auténtica protagonista de su seriede pinturas urbanas a la que ya alfinal de su vida se sumó el interés por la efervescencia y la actividad de las ciudadesportuarias de Normandía.


La cuidada selección de obras llegada denumerosos museos y colecciones privadas de todo el mundo es una explosión decolor que nos invita a conocer la figura de un artista que hasta los años 80 nogozó de su merecido reconocimiento como miembro de un movimiento que el mismofundó y en el que destacó por su férrea voluntad de enseñar a los jóvenespintores los postulados impresionistas. Más preocupado por el paisaje agrícolaque por el mar y partidario de afincarse en un lugar y sacarle el máximopartido artístico en lugar de viajar y conocer nuevos parajes, la figura de Pissarro se antoja imprescindible paracompletar el maravilloso puzle del impresionismo


 

Pissarro. Museo Thyssen Bornemisza (Paseo del Prado, 8 de Madrid).De martes a sábado de 10:00 a 22 horas. Lunes y domingo hasta las 19 horas.Entrada 10 euros. Hasta el 15 de septiembre.

@acordellat

332

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

10 − 3 =

Lo último en "Cultura"

Subir