Preparado para dar el salto

Andrés Romero es uno de los nombres más sonados de 2013 en lo que al escalafón de toreros a caballo se refiere. Sus múltiples triunfos en plazas como Huesca, El Puerto de Santa María, Huelva, Palos de la Frontera, entre otras, le han lanzado a la primera línea del interés taurino. Será uno de los rejoneadores más esperados en las grandes ferias de 2014. 360 Grados Press se acerca en este número al jinete onubense.

[Img #18872]

El nombre de Andrés Romero suena cada vez con más fuerza después detodos los éxitos que ha cosechado este año. De las 30 corridas que ha toreado,ha salido por la puerta grande hasta en 27 ocasiones. Pero aparte de lascifras, Romero hace un balance positivo de su temporada: “Ha sido una campaña muy completa en la que he aprovechado lasoportunidades que he tenido en plazas importantes en las que he hecho elpaseíllo. He triunfado en casi todas mis actuaciones y eso ha tenido relevanciatanto entre los empresarios taurinos, como entre la prensa y los aficionados”.


[Img #18876]
El siguiente paso que espera dar en 2014 es saltar a las grandes ferias,una tarea en la que le acompaña su nuevo apoderado, Jorge Cutiño. “Nos estamos esforzando día a día para poderafrontar compromisos en otras ferias relevantes tanto a nivel de contacto conlas empresas como de la preparación de los caballos. Además, este año estrenarénuevos equinos que me tienen muy ilusionado y con los que poder afrontaré lapróxima temporada de la mejor manera posible. Me gustaría pisar plazas comoMadrid, Sevilla, Nimes o Arlés, entre otras, ya que estoy en buen momento ytengo una cuadra consolidada“, afirma el rejoneador.


De esa cuadra con la que Andrés Romero pretende encandilar al público,destacan caballos ‘estrella’ como Perseo, un equino muy bueno con el que sueloirme a recibir a los toros a los chiqueros; Carbón,otro caballo que utilizo para el tercio de salida; Guajiro, con mucha transmisión a los tendidos en banderillas; Conquistador, que lidia muy bien decostado y es muy expresivo; Cantú yGuitarra, los empleo para los toros que se dejan menos; Ben-Hur, un animal en el que he depositadomis ilusiones, y para el último tercio tengo a Bambú, hijo del famoso Trincherazode Diego Ventura”, comenta el jinete.


Su pasión por los caballos viene desde muy niño, una relación que quisodar a conocer a 120 niños de su pueblo a los que invitó a la corrida Pinzonianaen la que intervino a finales de temporada. Romero nos explica cómo surgió laidea: “Tenía la gran ilusión de porhacer algo así, dado que en mi pueblo no hay mucha afición a los caballos ydesde que estoy avanzando en mi profesión, creo que es bonito acercar estemundo a los jóvenes. Esa ha sido una de las cosas que más me ha motivado”.


[Img #18877]
En ese avance en su profesión, el torero onubense cuenta con la amistadde Diego Ventura, un referente para él, al igual que Pablo Hermoso de Mendoza.Del primero, con quien entrena a menudo, le ha marcado el dominio que tiene delos terrenos, y del segundo, la doma y el modo de llevar los caballos. Encualquier caso, dos referentes con los que ya ha podido medirse. Así nosexplica la experiencia: “Toreé con Diegoy con Pablo en Huelva y en Huesca y compartí éxito con ellos, dado que tambiénabrí la puerta grande de ambas plazas. Medirse con esas dos figuras no esfácil, pero cuando uno ha trabajado bien en el campo y tiene a los caballospreparados, los resultados suelen ser positivos”.


[Img #18878]
Tanto Ventura como Hermoso de Mendoza han sido dos espejos en los quemirarse, pero nuestro protagonista ha desarrollado su propio concepto deltoreo, que consiste en “ir de frente,sin aliviarme en las situaciones más complicadas y llegar a los tendidosponiendo los palos arriba y pasando los pitones del astado cerca del equino. Meconsidero un torero de riesgo“, expone Romero.


Por último, hemos querido preguntar al torero cómo está afectando lasituación económica al rejoneo en concreto, él es realista y así nos hacontestado: “Las consecuencias de lacrisis en el rejoneo son lamentables, pues hay que tener en cuenta que hay muypocas fechas de toreo a caballo en las ferias, una o dos en cada serial, tresen el caso de Madrid, pero no cabe duda que el número de festejos de rejones porlo general es más reducido y ahora, con la crisis económica, mucho más“.


Laura Bellver

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

siete + seis =

Lo último en "Toros"

Greenberg

Un soltero cuarentón sin oficio ni beneficio aterriza temporalmente en la casa
Subir