Receta de buenas prácticas

Asistimos al IV Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios para conocer cómo apuestan por un trato con el paciente más allá de la mera dispensación del medicamento

[Img #12248]
Quieren ser algo más que unelemento añadido en la cadena de distribución de medicamentos. Ponen sobre lamesa la cualificación adquirida en la Facultad de Farmacia como el inicio deuna carrera profesional encaminada a orientar correctamente al paciente queacude a una farmacia a por el tratamiento prescrito por un médico, más allá deconvertirse en meros vendedores de fármacos. De éstas y de otras cuestionesrelacionadas con el sector, se habló durante la celebración del IV CongresoNacional de Farmacéuticos Comunitarios la semana pasada en Valencia.360gradospress acudió a la cita para diferenciar las virtudes que definen aeste perfil de farmacias y las motivaciones que les conducen a reivindicar susconocimientos profesionales por encima de la percepción de ser unestablecimiento más.

 

“Tenemos un interés y unavocación asistencial porque nos hacemos responsables de que la persona utilicebien los medicamentos y, sobre todo, de seguir si los resultados en el pacienteson los adecuados”. Vicente Baixauli es farmacéutico comunitario yvicepresidente de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) ydefiende su papel profesional dentro de una carrera que comienza cuando elfarmacéutico sale de la Facultad. En este sentido, Baixauli aclara que “muchasfarmacias se dedican a entregar medicamentos, pero los farmacéuticoscomunitarios entendemos que tenemos una función añadida más allá del acto purode entrega”.

 

Precisamente, el cónclavepromovió la carrera profesional del farmacéutico comunitario partiendo de labase de que “no puede haber diferencias entre un servicio de farmaciahospitalaria (el que se le da a un paciente en un hospital) y uno de farmaciacomunitaria (el que recibe un paciente cuando acude a la farmacia); cada uno delos farmacéuticos del servicio de farmacia tendrá que desarrollar su carreraprofesional”, afirmó en una de las ponencias Nicanor Floro, farmacéuticocomunitario en Vigo y coordinador de la comisión de carrera profesional deSEFAC.

 

Niveles en la carrera profesional

Del congreso salió lo que Floro apriori presentó como “una utopía que se puede convertir en realidad”. Dentro deesa carrera profesional defendida por estos especialistas, “el farmacéuticopuede tener una mayor o menor cualificación en relación a su esfuerzo”.Actualmente, tal y como pudo conocer 360gradospress, un graduado que sale de laFacultad va a tener 40 años de ejercicio profesional por delante sin que le seareconocida una mayor sensibilidad hacia el paciente, “algo que tampoco esexigido por nadie; podríamos permanecer en el estado en que salimos de laUniversidad sin que a nadie le importe”, matizó el farmacéutico gallego.

Los niveles de cualificaciónpropuestos por SEFAC para reconocer la implicación del farmacéutico para con supaciente abarcan su experiencia, formación, docencia, investigación y ejerciciode tareas asistenciales. Dentro de estos parámetros, los especialistasconseguirán promocionarse, regularse, acreditarse, evaluarse y medir laretribución obtenida. “Actualmente es un ejerció ético que ponemos en prácticalos farmacéuticos comunitarios, a pesar del recorte del gasto farmacéutico y deque si no suministramos un medicamente a un paciente al que sabemos que no va abeneficiar nos cueste dinero; nos cuesta dinero y nos penaliza actuar de formaprofesional”, concluye el vicepresidente de SEFAC, Vicente Baixauli.

S.C.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

uno × dos =