A por el viaje espacial low-cost

El bajo coste en viajes al espacio se impondrá en un futuro como ocurrió en los noventa con los trayectos al Caribe o con las emergentes rutas de vuelos baratos entre continentes

En la película Regreso al Futurola sociedad actual aparecía reflejada entre monopatines y coches voladores,quizás en un exceso de proyección de lo que iba a dar de sí el progreso vistodesde los ojos de un director en los años ochenta. A tanto no hemos llegado,pero sí hemos comenzado a presenciar cómo algunos millonarios que no saben quéhacer con su dinero lo han invertido en vuelos al espacio como los queoferta  Destinia, que presentó estasemana en Valencia su apuesta por convertir estos trayectos en algo accesiblepara una mayoría dentro de unos años. Por el momento, esta agencia española deviajes online proyecta en el corto plazo cerrar rutas entre continentes queenlacen vuelos de diferentes compañías de bajo coste.

Si en tiempos de crisis a alguienla sobran 140.000 euros para gastárselos en un viaje al espacio de quinceminutos de duración (tiempo que soporta una aeronave de las característicasofertadas fuera de la atmósfera), puede apuntarse a la primera expediciónespacial que partirá desde Estados Unidos el próximo 15 de marzo de 2011. Eldirector general de Destinia, Amuda Goueli, explicó que “ahora un vuelo alespacio es caro, dentro de tres o cuatro años podrá permitírselo mucha gente ydentro de 10 años mucha más gente”.

Goueli comparó el estado de lasituación de los viajes al espacio con la evolución seguida hace años por losviajes al Caribe, generalizados con el Curro de Halcón Viajes, después de que cruzarel charco fuera prohibitivo para la mayoría de la población. En este sentido,el responsable de Destinia aclaró que “Boeing y otras compañías han mostradorecientemente su interés para construir también este tipo de aeronaves que hoy sóloconstruyen dos compañías, lo que sin duda abaratará su precio”.

Esta agencia de viajes onlinecompleta su ‘oferta espacial’ con vuelos orbitales y de gravedad cero.

 

Enmanuel Camacho

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

veinte − tres =

Lo último en "Empresas"

Subir