Humo acorralado

La nueva normativa sobre de tabaco reduce casi a la totalidad los espacios en los cuales los fumadores pueden encenderse un cigarrillo en España. 360gradospress ha estado con algunos afectados para medir el impacto del decreto durante la primera semana de su entrada en vigor.

[Img #12532]
Yaes una realidad. El humo del tabaco en España está acorralado. El pasadodomingo día 2 de enero entró en vigor la modificación tan aplaudida para unos ytemida para otros de la ley antitabaco de 2006, que empezó a poner en lasociedad española el debate sobre los espacios en los cuales se debía permitirfumar. La nueva normativa prohíbe totalmente el consumo de tabaco enestablecimientos de uso público, extendiéndolo incluso a determinados espaciosal aire libre. Se pretende así proteger a los fumadores pasivos, sobre todo alos trabajadores del sector de la hostelería y a menores.

 

[Img #12528]
“Antespodíamos aprovechar los cinco minutos de descanso entre guardia y guardia parafumar un cigarrillo, pero ahora la nueva ley no nos deja ni fumar fuera”.Alfonso es un trabajador de la Nueva Fe de Valencia, uno de los recintospúblicos afectados por la nueva normativa, que no permite fumar a menos de 50metros de los centros hospitalarios. “Eso qué significa, ¿que nos tenemos queir a la carretera a fumar o al parque de enfrente, que tampoco se puede?”, sepregunta Julia, otra de las trabajadoras de este hospital de nueva construcciónde la capital del Turia.

 

Sinquererlo, la presencia de 360gradospress recupera en el momento del almuerzo deestos trabajadores la tertulia. Los que no fuman no muestran interés enparticipar de la misma, pero los fumadores coinciden en señalar la restricciónque significa la prohibición. En una de esas intervenciones, y ya con elcigarro de después del bocata encendido en las escaleras de acceso a la primerafase del recinto hospitalario, Mónica, limpiadora (‘losqueli’ del hospital,como dicen ellos de broma para referirse a ‘los que limpian’ el hospital),lamenta que “se haya aprobado un decreto en contra de la democracia, parece quese ha puesto de moda ponernos las cosas difíciles y prohibirnos todo a laspersonas”.

 

[Img #12530]
Lanormativa antitabaco es, además del fútbol, las conversaciones ‘trending topic’en los bares. Precisamente, los restauradores han sido otro de los sectoresdonde más se ha notado la nueva ley, tanto para los fumadores como para los nofumadores. “Es una gozada entrar en un bar o comer en un restaurante y salircon olor a comida en vez de a humo·. Este testimonio lo aporta Isaac, un nofumador que lo primero que hizo el domingo 2 de enero fue entrar en “un bar defumadores de siempre para disfrutar de los olores naturales”.

 

Enel otro lado de la barra encontramos a Roque, camarero del Zarzamora, local detapas de Valencia. “No se ha notado que hayan venido menos clientes, servimoslos mismos menús que la semana pasada. Yo soy padre y no me gusta fumar delantede mi hijo, por lo que tampoco me gustaba que se fumara en sitios públicos. Envez de fumarme 7 u 8 cigarrillos ahora me enciendo dos trabajando, uno en eldescanso del almuerzo y otro después de comer. Es una gozada”.

 

[Img #12527]
Entonces¿en qué recintos cerrados se puede fumar? Si bien ya no se puede consumir enlugares de trabajo, centros sanitarios, docentes o de las administracionespúblicas,  la modificación de la Ley Antitabacoestablece que ahora se prohíbe en todos los recintos de uso público salvoalgunas excepciones. Éstas son los centros penitenciarios, centrospsiquiátricos y centros de mayores o para personas con discapacidad, enespacios habilitados para ello. Asimismo, los hoteles podrán reservan un 30% desus habitaciones para clientes fumadores y quedan fuera de la prohibición losclubs de fumadores. 

 

¿Ydónde se permite la venta de cigarrillos? En estancos obviamente, pero tambiénen bares y restaurantes, además de en las tiendas de las gasolineras. Cabedestacar también que el Consejo Interterritorial de Salud recibirá valoracionessobre los tratamientos contra el tabaquismo para estudiar su posible inclusión enlos servicios de la sanidad pública.

 

Zonas al aire librerestringidas a los fumadores

Conla nueva normativa que regula el consumo y venta del tabaco, aumenta laprohibición para los fumadores de encender un cigarro en espacios al airelibre. Se trata de los parques infantiles o zonas de ocio para menores, asícomo el entorno de los centros sanitarios por “pedagogía sanitarias” y losespacios no cerrados de escuelas. Por el contrario sí se permitirá fumar en losexteriores de las universidades.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

9 − seis =

Lo último en "Reportajes"

Subir