De perros, amigos y animales

Llaman a la puerta. Una pareja trae una cajita. El calor ha reblandecido el cartón y el cachorrillo asoma la cabeza, con la lengua fuera. Son las seis de la tarde de un miércoles de julio. “Nos lo encontramos en el chalet, abandonado. Le hemos alimentado durante unos días”, dicen. Carmen les escucha, como hace cada día con gente que trae a perros o gatos abandonados, heridos o atropellados. Le duele decirlo, pero no le queda otra: “Lo siento mucho, pero no nos podemos hacer cargo de él. Ya no caben más”. El Refugio de la Sociedad Valenciana Protectora de Animales y Plantas (SVPAP) da cobijo a 500 animales y no tienen espacio para más. “Solo cogemos perros y gatos heridos y enfermos. A los que están sanos no les podemos acoger. Es una cuestión de espacio”, matiza Carmen. La pareja se marcha. Ella cierra la puerta.

[Img #18250]
No escierto que en verano se abandonen más perros que durante el resto del año. Almenos así lo asegura un informe de la empresa de nutrición para perros y gatos,Affinity. En realidad -mantiene el estudio- las causas más comunes de abandonoson las camadas indeseadas, el cambio de domicilio, la pérdida de interés porel animal y motivos económicos. Este último factor es el que más destaca, puesse ha acentuado exponencialmente conforme se ha agravado la crisis económica.

 

Así lascosas, en lo que llevamos de 2013, la Sociedad Valenciana Protectora deAnimales y Plantas (SVPAP) ha recogido a 124 perros y 41 gatos. Perohace poco más de un año no estaba tan claro que la Protectora pudiese seguir haciéndosecargo de los animales.


“Nosotros antes, aparte del refugio de San Antonio de Benagéber y de la clínicaque tenemos en la calle Palleter, también nos hacíamos cargo del NúcleoZoológico Municipal de Valencia”, explica Carmen Navarré, vicesecretariade la SVPAP y una de las responsables del refugio. “Pero todo se complicócuando el Ayuntamiento de Valencia recortó la partida presupuestaria destinadaa dicha gestión. En tan sólo un año, de 2010 a 2011, la redujo en 200.000 euros”,prosigue. “Además dejaron de pagarnos durante 5 meses, y nos tocó poner esedinero de nuestro bolsillo. Hubo impagos con proveedores y trabajadores, yéstos últimos reclamaron vía judicial”. “En febrero de 2012 perdimos lasentencia”, concluye.

 

[Img #18249]
O conseguían 200.000 euros o les embargarían el refugio.

CarmenNavarré es grabadora de cristal y compagina su profesión con la vocación porlos animales. “La primera vez que vine aquí al refugio fue con mis amigas paratraer pienso. Salí llorando”, rememora. En dos años no volvió, pero cuando lohizo ya fue para quedarse. Desde entonces hasta hoy han pasado 8 años.

 

En todoeste tiempo una de las cosas que no ha cambiado -comenta Carmen- es elcomportamiento de quienes maltratan y/o abandonan a los animales. “Muchaspersonas son más animales que los propios perros o gatos. Aquí hemos conocidohistorias espeluznantes, como la del perro Patitas, cuyo dueño intentómatarle en tres ocasiones: le atropelló, le degolló y le ahorcó. El milagro esque Patitas sobrevivió. Y aquí sigue, con sus amigos”.

 

Perotambién han sido testigos de historias bonitas, como la de Maika y Sarita,dos perras que han hecho muy buenas migas: “Siempre van juntas. ¡A todos loslados! Si se escapan, se escapan juntas y vuelven juntas”.

[Img #18246]
“Con elembargo se hubiese sentenciado a morir a los 500 animales. Así que nos pusimosmanos a la obra y a pensar en qué tipo de eventos podíamos organizar parasalvar a los perros y a los gatos”, recuerda Carmen. Desde entonces hasta ahorala Protectoraha puesto en marcha rifas, rastrillos, maratones deportivas, conciertos, ventade camisetas, venta de lotería, recogida de tapones de botellas, etc. “Uno delos eventos más divertidos fue el concursode perros mestizos“.

 

Con éste pretendían no sólo recaudar fondos, sino también concienciar ala gente para que se fijase en los mestizos y no sólo en los perros de raza.”Muchas veces”, asegura la vicesecretaria de la SVPAP, “la gente se encaprichade ciertas razas porque parece que dé un cierto estatus social pasearse por lacalle con un Carlino o con un Bulldog. Pero la realidad es que no saben laprocedencia de estos animales. Muchos de ellos vienen de granjas donde lashembras están encerradas en jaulas y se dedican a criar, criar y criar. Con esacompra a quien están beneficiando es a esa gente que trafica con animales”, selamenta Carmen.

[Img #18253]
Trasmás de un año peleando por salvar el refugio, la SVPAP ha recaudado 180.000euros. “Gracias a estas acciones, a los socios y a los donativos de genteanónima, ya sólo nos faltan 20.000”,se felicitan desde la asociación. Para conseguirlos han puesto en marcha lacampaña “2.000 x 10”,en la que se hace una llamada para que 2.000 personas donen 10 euros y así podersaldar la deuda pendiente.

 

“Laidea es seguir funcionando, que podamos seguir dando cobijo a todos losanimales que llegan”, explica Carmen. “Y también esperamos que la gentecontinúe adoptando”. En total, en lo que llevamos de año, se han dado enadopción 101 perros y 63 gatos.

 

“La mayoría de gente que viene a adoptar se lleva a los cachorros o alos animales más jóvenes. Pocos se fijan en los viejos”. Pero siempre hayexcepciones: “Un día llegó una chica con un perro amputado que había adoptadohacía algunos años y nos dijo que se quería llevar al perrito que peorestuviese. Y adoptó a Pogsy, un perro que había llegado con losomóplatos como dos jorobas probablemente por haberse caído desde un balcón”, cuentaCarmen. “Por suerte siempre hay personas maravillosas que te sorprendenpositivamente y que te dan fuerzas para seguir luchando”.

Los ladridos de losperros se funden entre sí, van y vienen, van y vienen, van y… Llaman de nuevo ala puerta… ¿Vendrán a adoptar a alguno o será un nuevo inquilino?

@PauFiR

Laura Bellver

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

12 + 14 =