Una vida difícil

Decía John Lennon que la vida es lo que te pasa mientras estás ocupando haciendo planes. Algo así es lo que siempre le ha pasado el jefe de Peláez, director del periódico de provincias que nos ocupa, quien siempre fija su atención en lo que ha pasado o en lo que habrá de pasar.

[Img #19532]
Esta semana hemos visto a tanpoliédrico personaje preocupado por publicar las noticias antes incluso de quesucedan con la ayuda de sus superpoderes. Aunque lo cierto es que, en nuestraopinión, superhombre no hay otro en la redacción que Peláez, que ha tenido quesoportar que su tiránico jefe le tire los tejos un día –obviamente en SanValentín– y poco más tarde le apunte con una pistola en la sien para queescriba una noticia a cambio de publicidad. Así de dura es la vida de nuestroquerido periodista, pero nadie dijo nunca, ni siquiera él, que fuera a sersencillo.

 

Jueves, 13de febrero

 

– ¡Paren lasmáquinas!
– ¿Qué pasa, jefe?
– ¡He tenido una idea!
– ¿Cuál?
– A partir de ahora publicaremos lo que va a pasar enel futuro.
– ¿Y cómo haremos eso?
– Tengo poderes.
– Jefe…
– ¿No me cree?
– Pues no.
– A usted le va a sangrar la nariz, Peláez.
– ¿Qué? ¡Ayyyy! ¿Y ese puñetazo?
– ¿Lo ve? He acertado.
– Usted está loco.
– Así todo serán exclusivas, Peláez.
– Mire, voy a trabajar y olvidarme de lo que hadicho.
– Le da rabia mi clarividencia. Pero yo soy así,pienso luego insisto.
– Existo.
– Y yo, no te jode.
– Mire, jefe, váyase al despacho.
– Pues claro que voy, además me está esperando esamujer, voy a hacerle una entrevista para el puesto de secretaria.
– Es una muñeca hinchable, jefe.
– Sí que es guapa, sí, y sonriente carajo.
– ¿De dónde la ha sacado?
– Es china, necesitamos ampliar horizontes.
– Más bien Made in China.
– Madam China… ¡me gusta!
– Venga, que vaya bien la entrevista.
– ¡Madam China! ¡Pase al despacho, por favor!Bonitas piernas…

 

Viernes, 14de febrero

 

– Buenos días,jefe.
– Aquí tiene, amada mía.
– Jefe…
– El aroma de esta flor es como el de tu candor.
– No huele a nada.
– Métala en agua.
– Es de plástico.
– Perfúmela.
– No funciona así…
– ¿No es cierto, ángel de amor, que en estaredacción apartada más pura brilla mi amada y se respira mejor?
– Aquí solo huele a su puro.
– Las cenizas de la pasión, Peláez
– Usted está mal de la cabeza.
– Loco de amor.
– Como una cabra.
– ¡Oh mis cuernos! ¡Oh desamor!
– Déjeme en paz.
– ¿Quiere que nos demos un tiempo? ¿En SanValentín?
– Quiero trabajar.
– Trabaje sobre mi cuerpo.
– Quiero escribir.
– Escriba en mi vientre.
– ¡Noticias!
– Titule mis nalgas.
– Olvídeme.
– Nunca, amada mía, jamás. Mi amor será inmortal.
– ¿Huele eso?
– ¿El qué?
– Han hecho callos en el bar.
– Adiós, julai.

 

Lunes, 17de febrero

 

– ¡Peláez!
– ¿Qué quiere, jefe?
– Devuelva este libro, haga el favor…
– ¿Por qué?
– No hay quien se lo crea.
– ¿Qué dice?
– Empieza bien, con esos dos en pelotas, pero luego…
– Luego, ¿qué?
– ¿Envenenada por una manzana? ¡Venga, hombre!
– Es el mito de la creación, jefe, es la Biblia.
– Es una caca vacuna, Peláez. Además, el autor noda detalles. ¡Una manzana venenosa y no dice cuál! ¿Fuji? ¿Royal Gala? ¿GrannySmith? ¡No me lo trago!
– Está bien, jefe, lo devolveré.
– Sí, por favor. Y lo de los panes y los peces…¿qué peces, eh? ¿Qué peces? ¿Lenguado? ¿Salmonete? ¿Rodaballo? ¡Especifiqueusted, escritorcillo!
– ¿Por qué libro se lo cambio?
– Por uno en el que no haya tanto que leer.
– ¿Un cómic?
– No. Uno que me haga evocar otra realidad.
– ¿Poesía?
– No, coño. Uno que me lleve a otros mundos.
– ¿Literatura fantástica?
– No, literatura penosa, no te jode.
– Me refiero al género de la fantasía o la cienciaficción.
– No, quiero uno de esos libros con algo de textoen el papel y luego cristal.
– ¿Cristal?
– Sí… así cilíndricos.
– ¿Me dice que lo cambie por una botella?
– Usted lo ha dicho, no yo, pero me parece bien.
– Las botellas no se leen, jefe, se beben.
– ¡Vaaaaaale! ¡Me la trincaré!
– Mire, yo se lo cambio, allá usted con su vida…
– Gracias. Pero que sea un clásico, ¡eh! De doceaños para arriba…
– Brrr…

 

Martes, 18de febrero

 

– ¡Peláez!
– Dígame, jefe.
– ¿Ve esto?
– Lo veo.
– ¿Sabe qué es?
– El recibo de la luz.
– ¡No! ¡Es un atraco a mano armada!
– Lo sé.
– Se acabaron los lujos, Peláez.
– ¿Qué lujos? En la redacción nos iluminamos convelas.
– ¿Y en qué se va la factura si se puede saber?
– En su sillón de masaje con doce posiciones y bailedel sambito, jefe.
– Inamovible, lo siento.
– En su televisión 3D con home cinema.
– Innegociable, lo lamento.
– En su horno, su vitrocerámica, su frigoríficoindustrial en el que guarda los cochinillos.
– Supervivencia. Ahí se quedan.
– En las lámparas para sus plantas de marihuana.
– El precio de la felicidad. No se tocan.
– Pues como ve, nada se puede hacer para ahorrar…
– ¿Ah no? ¿Qué es eso de ahí?
– Mi ordenador…
– Pues ya está.
– Escribo con él las noticias.
– Tome.
– ¿Un Bic naranja?
– Escribe fino.
– Esto es absurdo e injusto.
– Sí, sí… lo que usted diga.
– Tardaré días en escribir el periódico.
– Tómese su tiempo, pero con buena letra, haga elfavor.
– Pufffff…
– Farfullos a la ventanilla de al lado.
– Brrrrrr…

 

Miércoles,19 de febrero

 

– ¡¡¡¡¡¡¡¡Peláez!!!!!!!!¡¡¡¡¡¡Venga acá!!!!!!!
– ¿Dónde está, jefe?
– Aquí arriba.
– Está levitando…
– Lo sé.
– ¿Ha vuelto a pasarse con la fabada?
– No, no es eso esta vez, es felicidad.
– ¿Por qué?
– Mire.
– Ya lo veo ya.
– ¡¡¡Es un anuncio!!! ¡¡¡Publicidad!!!
– Lo sé…
– ¿Y no se alegra?
– No.
– ¿Por qué?
– Lo conseguimos mintiendo.
– ¡Si es del Gobierno de España!
– Sí, pero a cambio de dar una información sesgada.
– ¿Cómo la hierba de mi jardín?
– Sesgada, no segada.
– Ah… ¿y sobre qué?
– Sobre el incidente de los inmigrantes en elEstrecho.
– ¿Qué pusimos?
– Que la Guardia Civil había disparado flotadores.
– ¡Coño!
– Sí.
– ¿Y por qué lo hicimos?
– Por este puto anuncio. Usted me obligó.
– No sería para tanto.
– Me puso una pistola en la sien hasta que escribíel punto final.
– Blandengue.
– Tirano.
– Me voy volando.
– No vuelva.
– Adiós.
– Adiós.


Los cables de lasconversaciones que mantiene Peláez con su jefe (#Pelaezleaks) en laredacción de un periódico de provincias los puedes encontrar a diario enla página oficial en Facebookde 360gradospress.

La foto es de @Marga_Ferrer

 

 

@360gradospress/@LaBellver

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

17 − 16 =

Lo último en "#Pelaezleaks"

El fin

Tarde o temprano tenía que llegar. Lo intuíamos, lo temíamos, lo esperábamos.

Confusión

La semana comenzó el pasado jueves –así son estos dos tipejos– con

Irrepetible

El jefe de Peláez es un hombre inculto pero culto, lelo pero
Subir