Las costuras de los libros

Esta semana 360gradospress, con motivo de la Feria del Libro, recomienda a sus lectores una obra que combina historia, moda, intriga, lucha y superación personal. Les invito a que obtengan el billete hacia las costuras y se olviden del tic-tac del tiempo porque ha quedado mudo en el despertar de nuestra protagonista, Sira Quiroga.

[Img #15191]

Comienza mayo. El mes de la luna. El mes de las gotas derramadas, el mes del sol que irradia una fuerza inhóspita y que prolonga en nuestro rostro una sonrisa. Es el mes de las flores, del renacer, del anuncio del estío, del comienzo del descanso, del último impulso que te lleva a la meta, mientras aún tomas el definitivo aliento que has gastado en el duro invierno. Es el mes de la cultura, de los eventos de índole social, de las fiestas solidarias, de la presentación de colecciones, de la
inauguración de exposiciones y de la necesidad de adquirir un buen libro para pasar las tardes de verano. Es el mes donde el viento susurra y te incita a disfrutar, a sentir y a ser.

La autora: María Dueñas
El tiempo entre costuras es una novela que avanza por los mapas de la memoria y la añoranza, transportándonos al Marruecos colonial, al Madrid pro-alemán de la primera posguerra y a una Lisboa repleta de vida. Una verdadera obra de arte que combina realidad y ficción en la que las conspiraciones clandestinas se funden con el glamour de los talleres de costura, los cambios del paradigma de la moda, las nuevas tendencias y la imaginación de los diseños.

María Dueñas es la autora de esta obra, es Doctora en Filología Inglesa y profesora titular de la Universidad de Murcia y esta es su primera novela publicada, siendo un éxito en ventas y ofreciéndonos un relato exquisito que viaja entre la fantasía y la historia, mientras nos introduce de pleno en la moda con una protagonista que lucha por conseguir su sueño: Sira Quiroga.

María Dueñas publicó en su blog: “Cuando comencé a escribir esta novela  tenía perfilados los ingredientes que iba a contener, los personajes que la iban a transitar y las sensaciones que quería transmitir, pero me sentía incapaz de asociarla con un género concreto”.

La protagonista: Sira Quiroga
Sira Quiroga es una joven modista que sostiene un duro destino, se enfrenta a él, lucha de una manera desgarradora, se encuentra con la realidad y la callosidad de la vida y se halla sola ante la convulsión y agitación histórica del momento.

En la trama se tejen múltiples lecturas que la convierten a en una novela de superación personal, de lucha por los sueños, de soledad, de conspiraciones históricas, de encuentros y desencuentros, de amores furtivos, de ternura, de fieles amigos y de costuras y patronajes que van tejiéndose hacia un final para Sira.

La joven Sira abandona el Madrid convulso de los meses previos al alzamiento arrastrada por el amor desbocado de un hombre. Con él se instala en Tánger, una ciudad exótica y palpitante donde se observa la traición combinada con las ansias de vivir.

Con la soledad como compañera de viaje, Sira se traslada accidentalmente a Tetuán, capital del Protectorado Español en Marruecos. Espoleada por la necesidad de salir a flote, gracias a la ayuda de nuevas amistades de reputación un tanto dudosa, forjará una nueva identidad y logrará poner en marcha un selecto taller de costura en el que atenderá a clientas de orígenes diversos. Es en este momento cuando existe un despliegue de términos y vocabulario de “alta costura”, de colores, de patronajes, de diseños exclusivos, de maravillas que se postran en los cuerpos delicados de las féminas, de trabajar insaciablemente para tener el día previsto un vestido encargado, de telas exclusivas y de elegantes mujeres que tejen, sin darse cuenta, el futuro de la diseñadora Sira Quiroga.

A partir de entonces, Sira queda ligada al destino de carismáticos personajes  como la rica, revolucionaria, alocada y siempre sonriente Rosalinda Fox, Juan Luis Beigbeder, y Alan Hillgarth.

El hilo conductor de la trama de la novela es pura ficción, pero el trasfondo de la misma es fielmente histórico y algunos de los personajes que circulan por ella existieron en su día con las mismas glorias y miserias con las que se mueven entre las páginas. La necesidad de Sira Quiroga por ocultar sus orígenes se puede saborear a lo largo de la novela, se inventa una vida, un personaje, algo que detesta pero es fundamental para vivir en la miseria de su vida. Miseria porque debe de ocultar su identidad y no puede vivir libre y sin las cadenas de la mentira.

Fuentes documentales
Para  la  construcción del entramado histórico y la recreación de los personajes reales, María Dueñas ha utilizado múltiples fuentes documentales: memorias, biografías, trabajos históricos, artículos académicos, consultas a la prensa de la época en la Biblioteca Nacional,  al Archivo General de la Administración, a documentos de los National Archives de Kew (Reino Unido), y ha viajado a Marruecos para recoger más información para su novela que aún sigue estando en las librerías y que se sigue vendiendo.

Para los amantes de la moda en la novela podremos degustar datos a través de tratados y de revistas de moda especializadas que indicaban que a finales de 1939 en Madrid se anunciaban una docena de casas de moda y que en la Segunda Guerra Mundial se obligó a utilizar telas distintas a las habituales y que se empleaban en hacer paracaídas. Se hace una apología a la artesanía, a  la confección de los detalles y a los acabados. En una de las páginas del libro se visualiza una descripción exquisita de un delfos que confecciona Sira. El delfos era un diseño de Fortuny que hizo furor entre los años 20 y 50. Lo más curioso es que se enviaba a las clientas enrollado en una caja de cartón. Todas y muchas más anécdotas están plasmadas de una manera vibrante y pasional en la novela de María Dueñas que nos recomienda el autor Lorenzo Díaz: «Una de las novelas más poderosas de los últimos años. Un cóctel fascinante de buena literatura, blindado por una excelente prosa».

Una mujer que teje, sola, en la fantasía de la noche. Vuela, marcha inesperada con lágrimas de marfil. Vuelve a coser, entre patronajes, telas y agujas realiza su atelier. Derramada por la vida, por el mundo. Deambula buscando el cariño de su mentira. Ella es otra, pero siempre invadida por el espíritu del trabajo, la lucha y la superación personal. Araña la tela de teje, siempre trenzando, siempre amando la manecilla del tiempo. Ella cambia, fuera y dentro. Su corazón palpita en un incesante y mágico Marruecos. Pasa la vida, los años, mientras ella, Sira Quiroga sigue tejiendo. Muchas esperas, horas de trabajo, dedos doloridos, clientas bellas de países lejanos, exóticos, perdidos y olvidados. Sabor a literatura, historia, amor y especialmente a unas agujas que todavía siguen tejiendo un tiempo que fue y será entre costuras.

*Libros recomendados de moda: “Coco Chanel, la revolución de un estilo” de Inmaculada Urrea, “El espejo de la moda” de Cecil Beaton y “Protagonistas de la moda” de Josefina Figueras.

@InmaAB1

Laura Bellver

[Img #15167]

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

18 + 16 =

Lo último en "Moda"

Subir