Un verano en la Provenza

Bucólica historia ambientada en el sur de Francia donde nos trasladan el contraste entre la vida en la ciudad y en la zona rural. No falta un amor que parece imposible y unas relaciones familiares un tanto turbulentas. Una película amable y tranquila para disfrutar sosegadamente.

[Img #20828]
Es verano. Antoine (Nicolas Cazalé) malvive en una ciudad de Francia tras abandonar diez años antes el hogar familiar en una zona rural del sur del país. Trabajos precarios y un estudio inmundo contrastan con la amistad con su vecina y el tendero del barrio, un inmigrante norteafricano.

 

Un día se entera de que a su padre le ha dado un infarto y decide volver al pueblo para ayudar a su madre con la tienda de ultramarinos que regentan y el camión de reparto que recorre las aldeas perdidas de la zona. Allí se reencuentra con viejos vecinos y con su hermano, con quien precisamente no guarda una buena relación.

 

Poco a poco va descubriendo los encantos de sus orígenes, la libertad, la vida sencilla, el campo… un soplo a la vida que además viene acompañado de una relación de amor. Nada nuevo bajo el sol. De hecho el largometraje es predecible desde el minuto cinco pero si uno no espera grandes cosas de este tipo de cine le gustará y le atrapará.

 

Dirigida por Eric Guirado en 2007 la película es amable e interesante y aguarda un final feliz para ponerle la guinda. Humor, ternura, parsimonia… todo junto en un cóctel que deja como resultado final un buen sabor de boca. La recomiendo.


@JavierMontesCas

Laura Bellver

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

4 × 5 =

Lo último en "Giros"

Así soy

Así soy

Un porrón de años como periodista y nunca me parecieron muchos. Ahora
Subir