Saga: Romeo y Julieta en el espacio exterior

¿Qué hubiese sucedido si en lugar de terminar en el trágico suicidio encadenado que todos conocemos, la historia de Romeo y Julieta hubiese ido más allá? ¿Y si la pareja hubiese logrado sobrevivir y permanecer unida? Es más ¿qué hubiese sucedido si ambos hubiesen tenido un hijo común por cuyas venas circulase la sangre de los viejos enemigos Capuletto y Montesco? Shakespeare nos dejó con las ganas de ver un ejercicio así. Sin embargo el guionista de cómics Brian K. Vaughan no se pudo resistir y hace un par de años lanzó Saga. Una serie que muchos críticos han descrito, precisamente, como una colisión de viñetas entre Romeo y Julieta y el universo de Star Wars.

[Img #20331]


[Img #20330]
La historia es conocida: una pareja logra sobreponerse a losimponderables del destino para estar juntos. Aunque su relación vaya contratoda lógica. Porque pertenecen a dos bandos irreconciliables. Dos especiesdiferentes que se encuentran desde hace años enzarzados en un conflictodesgarrador que ha convertido la galaxia en un campo de batalla. Pero ellosdeciden permanecer unidos por encima de ese enfrentamiento. Y lo que es mejor,deciden ser consecuentes con su relación y no solo se aventuran a huir paravivir juntos. Es que además cometen la temeridad de tener una hija juntos. Unacriatura híbrida cuya supervivencia no está dispuesta a consentir ninguno delos dos bandos en conflicto.  Estee es elpunto de partida de una carrera por la supervivencia de la pareja y de supequeña, Hazel, que se convierte en el elemento principal de la historia de Saga.


[Img #20333]
Aunque Vaughancomenzó a escribir esta serie a partir de 2010, el universo en el que se basallevaba en su cabeza desde que era un crío. De hecho, según él, ha situado lahistoria en algunos escenarios que creó cuando era un adolescente y se aburríaen la clase de matemáticas. Sin embargo fue su propia experiencia como padre laque hizo cuajar la historia que debería poblar esos lejanos planetas. Y es que Saga tiene mucho de reflexión sobre lapaternidad y de cómo esta cambia totalmente a las personas.


Una reflexión que no tendría buena parte de su atractivo si no fuese porla fuerza que transmite el apartado artístico de la serie, obra de Fiona Staples. Su cuidado trabajo hahecho que durante tres años consecutivos Saga haya estado nominada  a varios premios Eisner y Harvey encategorías como lápiz, color y diseño.


Con su extenso universo poblado de seres extraños y de planetas[Img #20332]
exóticos, Saga tiene mucho de Space Opera. Pero también combinaelementos de historia épica, en los que algunos han visto reminiscencia a laCanción de Hielo y Fuego de Martin, con la shakespeareana,que el propio Vaughan ha reconocido con frecuencia.


La combinación es arriesgada pero funciona a la perfección. Funciona tanbien de hecho que durante su primer año cosechó los elogios de buena parte dela crítica especializada. No sólo en el mundo del cómic. Incluso la Asociaciónde Escritores de Ciencia Ficción decidió concederle el año pasado un premio Hugo. Y es que Vaughan controla el medioperfectamente, maneja bien los trucos narrativos y logra convertir un dramaclásico en un espectáculo de ciencia ficción con un ritmo trepidante que, almenos de momento, no ha sufrido altibajos.


David Casas

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

diez + ocho =

Lo último en "Clásicos del Cómic"

Subir