Criminal: el cómic en negro

Dejando de lado a los superhéroes, es posible que el género negro sea el que más viñetas acaba por producir al año: las colecciones de temática detectivesca se suceden y en las novelas gráficas lo criminal es casi recurrente. Sin embargo, si hubiese que escoger un título que condensase a lo largo de sus páginas la esencia perfecta de todo lo que es y debe ser el género negro, esta sería sin lugar a dudas Criminal de Ed Brubaker y Sean Philips.

 

[Img #22002]


 

[Img #22001]
Planificada como una colección de novelas gráficas interrelacionadas, Criminal se compone de seis arcos argumentales que toman a un personaje como protagonista y cuentan, en primera persona, diferentes historias al margen de la ley. A través de ellas se va tejiendo el tapiz de los bajos fondos de una ciudad norteamericana del medio oeste donde nada es lo que parece y todos los personajes acaban enredados en una maraña de intereses cruzados.

 

En Criminal se nota el profundo conocimiento que su autor, Ed Brubaker, tiene de la ficción criminal contemporánea. Desde Jim Thompson a James McCain, pasando por George Pelecanos o Dennis Lehane, en lo que a novela negra se refiere pero también algunos títulos cinematográficos más representativos del género. Y es que en las páginas de Criminal hay también mucho de Tarantino, de Lumet y de Scorsese. Pero no solo en la narrativa. La composición visual de las viñetas, el ritmo narrativo de las historias y hasta el diseño de los personajes ejecutado magníficamente por Sean Phillips remiten a los códigos del neo-noir.

 

[Img #22003]
Ed Brubaker es uno de los pesos pesados en el guion de las sagas superheróicas, tanto en Marvel como en DC. Por sus manos han pasado algunos de los enmascarados más famosos y queridos del mundo del cómic, desde Batman hasta los los X-Men, pasando por supuesto por el Capitán América y es que Brubaker es el padre del Soldado de Invierno, el mismo que da título al segundo largometraje protagonizado por Steve Rogers.

 

Pero este autor no ha llegado a la cima aupándose únicamente a hombros de superhéroes. Brubaker tiene una sólida carrera como autor independiente. Ha escrito para Dark Horse, para IDW y para Image donde publica, actualmente, su serie Fatale de la que espero ocuparme pronto. Criminal se publicó también en una de estas editoriales independientes, Icon, un sello creado por Marvel para permitir a sus autores mantener el control de los derechos sobre sus creaciones. Aquí es donde Mark Millar ha lanzado algunas de sus creaciones más conocidas.

 

Tal vez Criminal no sea una de las series más populares de Brubaker pero sin duda es una de las que más respeto le ha granjeado. Además de los premios que la saga ha recibido, Criminal es una obra de género con mayúsculas. Una obra que no tiene nada que envidiar a algunas de las creaciones de ficción criminal más famosas de los últimos años como True Detective  o Breaking Bad

Óscar Delgado

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

9 − 5 =

Lo último en "Clásicos del Cómic"

Subir