“Hay que aprender a armonizar las elaboraciones con los vinos”

Quien tiene un mínimo de recorrido en gastronomía y en redes sociales sabe que Rafa Prades (@rafaprades) apenas necesita presentación. Él se define como “gastronómada” en su perfil y, ciertamente, es uno de los referentes: no deja de moverse para seguir conociendo y compartiendo. Entre unas cosas y otras, ha hecho una parada para hablar con nosotros en 140 caracteres.

[Img #22125]
¿Qué te hizo dar el salto del sector de las telecomunicaciones al gastronómico?

Fueron dos motivos. Primero, crear el blog en el 2007 como homenaje a un amigo gastrónomo que falleció. Y, segundo, mi visita al Fórum Gastronómico de Santiago de Compostela en el 2008.

 

Justamente, hace años que asistes a cursos y talleres de gastronomía. ¿Son realmente necesarios o la cocina también se puede aprender de forma autodidacta exclusivamente?

La cocina, como otras muchas disciplinas, se puede aprender de forma autodidacta y con dos ingredientes básicos: pasión e intuición. Sin embargo, creo que la formación es muy importante para tener una visión más global y completa.

 

Según tu experiencia, ¿qué presencia tienen los vinos en la formación gastronómica?

Los vinos tienen una presencia muy importante. No se concibe una buena comida, sea tradicional o de vanguardia, sin un buen vino que la acompañe. Hay que aprender a armonizar las elaboraciones con los vinos.

 

La gastronomía está viviendo un boom popular. ¿Crees que podría pasar lo mismo con la enología?

Creo que sí. El turismo que rodea al mundo del vino cada día va creciendo a través de rutas, visitas, cursos… Se va acercando de una manera gradual a la gente de a pie.

 

Cada vez son más los vinos que apuestan por diseños originales y precios asequibles. Por ejemplo, recientemente se ha lanzado uno dedicado al skyline de Benidorm por unos 7-9 euros. ¿Dirías que estos factores ayudan a la divulgación de dicha materia o que restan atención a lo importante, es decir, el caldo en sí?

Creo que ayudan a la divulgación en ciertos sectores o tipo de público. Sin embargo, no hay que olvidar que “El continente atrae, pero el contenido, si es bueno, seduce“. Es decir, que si el vino no es bueno, de nada sirve un buen diseño.

 

Para terminar, ¿cuál es tu plato favorito y qué variedad de vino crees que combina mejor con él?

Platos favoritos tengo muchos. Por poner uno, un arroz con codornices y foie. El vino, quizás con la variedad Syrah.

S.C.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

2 × uno =

Lo último en "Gastronomía"

Subir