“Cobro más ahora por media hora de tertuliano que echando todas las del mundo como redactor”

Era periodista pero decidió pasarse al mundo del humor. Desde la perspectiva que le da su experiencia y situación actual, Álvaro Velasco analiza el panorama de los medios de comunicación en España.

[Img #23617]
Conocí a Álvaro Velasco de cuclillas en una buhardilla del barrio de Malasaña. Lo explico. Había decidido mudarme, ya con pareja, a algo más grande un par de calles más arriba. Una compañera de redacción del periódico en el que yo entonces trabajaba, amiga común, nos puso en contacto porque él buscaba un estudio en la zona. Pequeño y de techo inclinado pero coqueto a la vez que muy bien situado. Se lo quedó. Álvaro acababa de cambiar de vida dejando un trabajo estable como periodista para dedicarse a su pasión, el humor. Seis años después, esta es su visión de la profesión desde fuera.

 

Triunfas como monologuista y guionista pero tú eres periodista.

Soy periodista licenciado por la Universidad Rey Juan Carlos I. Ejercí bastantes años porque empecé muy pronto a hacer prácticas y con 21 años ya era redactor. Estuve en Cadena Ser, Europa Press y en el departamento de prensa del Real Madrid durante seis años. En parte lo sigo siendo, porque hago colaboraciones radiofónicas en tertulias como en ‘A Vivir’ de Cadena Ser. Lo paradójico es que como tertuliano te pagan más por media hora que como becario todas las que hicieran falta.

 

¿Cómo decidiste dedicarte al mundo del humor y cómo hiciste ese tránsito?

Siempre me gustó el ‘stand up’ y durante mucho tiempo lo hice como aficionado pero cada vez era más difícil compaginarlo con el horario de periodista, que como tú bien sabes puede ser muy largo. Así que planteé la situación en el Real Madrid y llegamos a un acuerdo para rescindir el contrato. Tengo que admitir que me despidieron muy bien, así que ahí fue donde pude empezar a dedicarle a la comedia muchas horas y hacer el tránsito. 

 

Y ahora triunfas en Paramount Comedy, has sido guionista de Buenafuente, una obra en Gran Vía (“Spoiler”). ¿Cómo ha cambiado tu vida?

Es una muy buena experiencia. El año pasado, trabajando con Buenafuente, vivía entre Madrid y Barcelona, pero fue algo positivo. El mundo de la comedia y el periodismo son muy parecidos: una redacción, gente escribiendo, jefes que te van cambiando cosas, pero está mucho mejor pagado el mundo del humor que el del periodismo, que está derruido.

 

¡Similitudes entre el humor y el periodismo, quién lo diría!

Sí, porque no deja de ser comunicar. Tanto si eres guionista como, sobre todo, si eres monologuista, comunicas tu mundo personal. Es importante escribir desde la verdad, de la que cada uno tiene En el ‘stand up’ hay que hablar desde ella porque si no no queda creíble. El público no es idiota y detecta cuando alguien miente, por eso es importante opinar desde tu interior y vivencias.

 

Y sin embargo, muchos se quejan de que al periodismo hoy en día le falta verdad.

Debería tener más verdad pero lo que hay es cada vez más opinión porque las noticias caducan muy rápido. Las redes sociales han contribuido mucho a que baje la calidad, pero también el intrusismo, los bajos sueldos… Pocos medios hacen hoy en día periodismo de verdad. Algunas secciones o pequeñas partes de El País, El Mundo y pocos más. Se hace periodismo de ‘click’ porque cuantos más tengas más publicidad puedes vender. Por eso la mayoría de artículos son amarillos, líos de alguien que le ha dicho tal cosa a otro… Sólo quieren que pinches.

 

 

Hay medios de comunicación que me dicen:

“Te pago con visibilidad”. Yo les contesto: “Yo no pago a mi casero con visibilidad”

 

 

¿Crees que tiene solución?

El periodismo ha cambiado para siempre. Siempre se va a poder hacer buen periodismo, hay muchos profesionales que siguen dignificando la profesión, pero no quiere decir que los medios lo vayan a hacer. En mi caso, en lo que va de 2016, ya he tenido tres ofertas de trabajo mientras que mis compañeros y amigos periodistas siguen igual de mal. Cuando los chavales me preguntan, les digo que no estudien Periodismo. Sí, yo tuve suerte porque ejercí, me sirvió para lo que hago ahora y lo dejé cuando quise. Incluso a veces me hacen ofertas de colaboración y las cojo si me gustan y si me pagan lo que considero, porque esa es la otra: “Te pago con visibilidad”. Yo les contesto: “Yo no pago a mi casero con visibilidad”. Eso por no hablar de otras prácticas, como que se ha perdido la costumbre de citar. Es algo que muchos becarios o redactores jóvenes no saben lo que es.

 

Vamos, que no te planteas ni remotamente volver a tu etapa anterior.

Es que ganarse la vida dignamente con el periodismo es ahora muy difícil. Vay algo de mejoría en el mundo de la comunicación y con la llegada de las nuevas cadenas de televisión puede haber más trabajo. Pero va a seguir siendo de poca calidad.

 

Centrados ya en tu actual profesión, ¿qué tienes ya programado para 2016?

Pues acabo de terminar con ‘Spoiler’ en Gran Vía después de cinco meses y ha sido toda una experiencia, por lo que vamos a intentar hacer gira. Seguramente estaremos por Valencia, Barcelona y alguna otra ciudad que está cerrando la productora. Seguiré como monologuista en Paramount Comedy y ahora mismo estoy decidiéndome entre varias ofertas que tengo para televisión como guionista, algo que voy a hacer por estabilidad y durabilidad, no por dinero. Eso y por supuesto los bolos que vayan saliendo. En Valencia en primavera, un par en Ibiza el mes que viene y algo más que hay por ahí.

 

Te has convertido en una estrella nacional pero tú sigues siendo muy de Móstoles.

¡Sí, pero a pesar de eso sigue pasando de mí mi propio Ayuntamiento! Quiero hacer cosas benéficas allí, pero prefieren contratar a gente pagándole que a mí sin cobrar. Que lo hiciera el PP, que además tenía una concejala que era profesora mía en el instituto y me tenía tomada la matrícula lo entiendo, pero que también me pase ahora que gobierna la izquierda no lo entiendo. (risas).


@ivan_munoz

David Casas

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

diecisiete − 3 =

Lo último en "Cultura"

Subir