La esperanza del regreso al ruedo

Tras más de 50 operaciones, Vicente Ruiz 'El Soro' quiere “volver a hacer el paseíllo aunque sólo sea una vez más”

El famoso refrán de “no hay que perder la esperanza” es másque literatura para nuestro protagonista, pues tras más de 50 operaciones, eldiestro valenciano Vicente Ruiz ‘El Soro’ sigue con la ilusión intacta porvolver a enfundarse el vestido de luces.


El doctor Pedro Cavadas operará al torero dentro de unosmeses, por lo que ‘El Soro’ se muestra muy ilusionado. “Será la segunda vez queme pongo en manos del doctor Cavadas, en esta ocasión me implantará unaprótesis de rodilla con la que podré andar y hacer vida normal. Por eso nopierdo las ganas de torear alguna corrida”, asegura.

Después de muchas operaciones y duros procesos derehabilitación, el espada admite que ha aprendido a valorar más los buenosmomentos. “Es duro porque son muchos los recuerdos y los sueños que se agolpanen mi mente, pero también soy afortunado de vivir para perseguir mi objetivo”,comenta.


El matador de toros es el único superviviente del fatídicocartel de Pozoblanco en el que además de él intervinieron ‘Paquirri’ y ‘ElYiyo’. El primero era un referente y un maestro del que siempre aprendíamosalgo nuevo, en cambio ‘Yiyo’ era un joven con muy buenas condiciones y queprometía ser una figura del toreo”, recuerda Vicente. “Presencié la muerte deYiyo en la propia plaza de Colmenar Viejo y aquello me afectó tanto que cuandosufría algún percance, yo pensaba que era el final”, recuerda.


No deja de ser impresionante que después de aquellasdesgracias  ‘El Soro’ mantuviera el valorintacto para volver a ponerse delante de un toro. En este sentido, aclara que”cuando uno elige ser torero sabe que el riesgo y la muerte son intrínsecos asu profesión y los acepta. A veces tienen que ocurrir estas cosas para que lagente valore más el esfuerzo que hacemos los que nos enfrentamos a un morlaco ynos juguemos la vida”. 


En cuanto lo más positivo de su carrera, reconoce sentirseorgulloso. “Cuando veo que hay muchos chavales jóvenes que quieren dedicarse aesto y que me toman como referente o que ponen en práctica la suerte de lamoviola que yo popularicé, me doy cuenta de que lo que he hecho ha valido lapena”, finaliza satisfecho.

Marga Ferrer

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

2 × 3 =