Los seriéfilos que sí amaban a los hackers

El veredicto de los aficionados es prácticamente unánime: Mr. Robot ha sido la serie revelación del verano. Y, muy probablemente, revalidará el título cuando llegue el momento de hacer el balance anual. Con todo, empezar la temporada de la sección hablando sobre ella se planteaba obligatorio. Tanto como verla, si es que no lo habéis hecho ya.

[Img #22713]
La privacidad en Internet, la desigualdad social, la faceta más tiránica del capitalismo o la soledad contemporánea. Mr. Robot obliga a reflexionar acerca de dichas cuestiones – que no son baladíes – desde el primer episodio y lo hace a través de Elliot Anderson, un joven con un trastorno de la personalidad que trabaja como ingeniero de seguridad informática durante el día y actúa como justiciero cibernético por la noche. El fondo de la historia reside, además, en la gestación de una revolución encabezada por un grupo de hackers activistas que aspiran a cambiar el orden establecido por el actual sistema vigente en el mundo: fsociety. Estos contactan con aquel… et voilà!

 

Aunque pueda parecer una serie de culto solo apta para nerds o iniciados, nada más lejos de la realidad. No importa el nivel de conocimientos sobre computación que el espectador presente, porque la trama engancha por su verosimilitud: el escenario es un reflejo próximo a la cotidianeidad de cualquier mortal, la conspiración planteada suena más que factible en los tiempos que corren y la lucha contra el poder que se concentra en unas pocas manos atrae como siempre. ¡Ah! Y no hay violencia gratuita ni dosis de romance prescindibles. Todo se presenta en su justa medida hasta el punto de ser comparada con la sucesora para la pequeña pantalla de las mismísimas El club de la lucha o V de Vendetta.

 

Sin duda, el magnético, paranoico, antisocial y brillante protagonista interpretado por Rami Malek – y su mirada – es fundamental, generando una suerte de empatía con el público cuando todos los ingredientes invitan al rechazo. Y, ya metidos en el reparto, no se puede obviar la participación de Christian Slater, quien da vida al propio Mr. Robot o líder de la misteriosa banda hacker y, asimismo, ha logrado redimirse del gafe que le perseguía desde hace tiempo: serie en la que aparecía, serie que se cancelaba. De hecho, en este caso sucedió justo lo contrario, pues se confirmó una segunda temporada poco después de haberse estrenado el piloto. Así, no es de extrañar que, a pesar de su corta trayectoria, el creador de la obra, Sam Esmail, apunte maneras de convertirse en uno de los grandes nombres de la producción en la industria.

 

Insisto: si todavía no habéis tenido el gusto, dadle al play y juzgad por vosotros mismos.


@LaBellver

David Casas

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

siete + 9 =

Lo último en "Series"

Subir