La discreción de ‘The Americans’

Hablamos de un fenómeno que aflige a una parte de los seriéfilos del mundo. Se precisa de una explicación argumentada. Por el momento, nadie ha sido capaz de argüirla. Si conocéis a un candidato para ello, hablad ahora o callad… hasta la semana que viene.

[Img #22130]
El tema de las series es una constante en cualquier conversación que se precie entre conocidos. Siempre hay alguien que pregunta si los presentes han visto el último episodio de tal, quien busca referencias de cual porque le han hablado bien y otro que activa la ‘alerta spoiler’ al comentar una escena en particular. El silencio llega cuando sale a colación un título como The Americans, que no goza de la repercusión ni del reconocimiento que merece, por lo que no se puede analizar en común como otros. Esto, evidentemente, es una opinión personal. No obstante, resulta habitual entre los seguidores que voy conociendo de forma esporádica. ¿Por qué?

 

El planteamiento de un matrimonio formado por dos espías soviéticos que vive en Estados Unidos haciéndose pasar por ciudadanos locales de a pie en plena Guerra Fría pareció conquistar a la crítica desde un primer momento. Y hay una horda de fieles – entre los que me incluyo – que se han enganchado por la perfecta combinación de la intriga política y del drama personal, la lograda recreación de los años ochenta en ambos países implicados y la moderada tensión episodio a episodio que no necesita echar mano de golpes de efecto o artificios.

 

Efectivamente, se trata de un ritmo diferente al marcado por la mayoría de ficciones televisivas contemporáneas, con una suerte de alma cinematográfica que se inspira en el Hollywood clásico. De hecho, el factor vintage juega un papel fundamental para los espectadores, porque ver cómo se intercambiaba la información confidencial con la tecnología de hace tres décadas tiene encanto, para qué vamos a mentir. Y revivir uno de los grandes enfrentamientos entre naciones de la historia más reciente, también.

 

A pesar de todas estas virtudes, The Americans estuvo a punto de ser suspendida por el canal FX Networks. Sin embargo, y afortunadamente, ha logrado la renovación por una cuarta temporada con la misma sutileza que caracteriza a su guión. ¿Alguien le encuentra defectos como para explicar este pasar desapercibido?


@LaBellver

David Casas

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

dos × cinco =

Lo último en "Series"

Subir