Un bocado de esperanza

360gradospress pasa unas horas con voluntarios de la Fundación Banco de Alimentos de Asturias, una organización sin ánimo de lucro que trata de conseguir alimentos con el objetivo de repartirlos entre asociaciones de ayuda a los más necesitados. El año pasado movieron más de un millón y medio de toneladas.

[Img #12943]
A las nueve de la mañana ya está enuna nave industrial, en Lugones (Asturias), contestando correos electrónicos,atendiendo llamadas telefónicas y programando actividades. A las diez y mediallega al Grupo de Cultura Covadonga, un club privado de Gijón con más de 30.000socios donde están llevando a cabo una ‘operación kilo’. Allí recibe a losvoluntarios que van colocando los donativos de los asociados en un imponentecamión. En apenas día y medio ya acumulan más de una tonelada de alimentos. Ala una y media atiende a los medios de comunicación que se interesan por lainiciativa. A las cuatro de la tarde ya está de nuevo en la nave de Lugonesdonde acaban de llegar cuatro camiones cargados con alimentos que envía laUnión Europea. Colabora con otros voluntarios en almacenar convenientemente esamercancía en un local de 500 metros cuadrados que cada día se queda más pequeño. A las sietey media vuelve al Grupo Covadonga para cerrar el camión, hacer balance de lajornada y agradecer a los voluntarios su trabajo.


Esta es una jornada habitualde María Velasco, la trabajadora social de la Fundación Banco de Alimentos deAsturias. “Si estás implicado en esto lo estás las 24 horas del día los 365días del año”. Su teléfono no para de sonar. Habla con pasión y explica condetalle en qué consiste el Banco de Alimentos, el trabajo de los voluntarios ylos problemas de la entidad, “que no son pocos”, suspira. La Fundación Banco deAlimentos de Asturias es una organización sin ánimo de lucro que trabaja desdeel año 1997. Su objetivo es recoger alimentos para que entidades con sede en elPrincipado los repartan entre familias de la región con necesidades. “El añopasado movimos más de un millón y medio de toneladas y, este año si seguimosasí, vamos a duplicar esa cifra”, explica María a quien se le escapa unasonrisa de felicidad.


Para alcanzar estos números laFundación Banco de Alimentos de Asturias trabaja en cuatro campos. Por un ladoorganizan las llamadas ‘operaciones kilo’ en colegios, centros comerciales oentidades como el Grupo Covadonga. Con ellas pretenden captar donaciones defamilias. “Parece mentira pero son una fuente de suministro muy importante paranosotros”. En segundo lugar realizan labores de sensibilización organizandocharlas en colegios, instituciones o asociaciones de vecinos explicando qué esel Banco de Alimentos y a qué destina sus recursos. También realizan esta laborde sensibilización en grandes empresas de distribución, “para que nos donen susexcedentes o productos que no pueden [Img #12944]
introducir en la cadena de alimentaciónporque, por ejemplo, tienen un fallo en el etiquetado que no permite ponerlos ala venta pero son aptos para el consumo”. Estas empresas aportan un importanteporcentaje del total de alimentos que mueve el Banco y, este año, más aúndespués del convenio que suscribirán próximamente con Mercasturias.


Y, porcuarto y último lugar, aunque no por ello menos importante, tratan desensibilizar a otras empresas y colectivos sobre las necesidades de laFundación Banco de Alimentos y la importancia que tiene para ellos sucolaboración. “Nuestra gran necesidad es contar con una nave más grande peroeso cuesta mucho dinero y no tenemos recursos. Queremos que entre variasempresas asuman esa inversión y esto requiere mucho trabajo. El Ayuntamiento deOviedo ya nos ha donado unos terrenos pero la obra posterior son palabrasmayores. Ojalá lo consigamos dentro de poco”, confía María.


La crisis ha disparado la demanda dealimentos por parte de las entidades que se dedican a facilitar comida a lasfamilias más necesitadas. “Claro que se nota la crisis. En todo. Ahora la genteque puede dona más alimentos, hay más gente necesitada y por tanto aumenta lademanda y también se ha disparado el interés de los medios por nuestrotrabajo”. La Fundación Banco de Alimentos de Asturias colabora con más de uncentenar de entidades. Estas son las encargadas de distribuir los alimentos querecoge el Banco, todas son un bocado de esperanza para muchos.

Javier Montes

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

dos + diecinueve =