Las angulas no entienden de crisis: oro blanco en el plato

El primer kilo de la temporada se ruló esta semana en Asturias a 2.001 euros el kilo

JAVIER MONTES, Asturias. La lonja de San Juan de la Arena celebró el pasado martes 10 la primera subasta de angulas de la temporada. El kilo se ruló a 2.001 euros, una cifra récord jamás registrada en Asturias. Dos afamados restaurantes de la región se llevaron este preciado manjar que algunos privilegiados ya han podido degustar. 360gradospress acudió a la lonja y charló con pescadores y compradores.

Martes 10 de noviembre. En casa de Pablo Riesgo suena el despertador a las tres de la mañana. Vive en un ‘pisín’ que heredó de sus padres en Pravia, una pequeña localidad situada a escasos cuarenta kilómetros de Oviedo en dirección a Galicia. Lleva días madrugando para ir a ver la marea pero hoy –por el martes- es especial. Se abre la temporada de la angula. A las tres y media ya está en el puerto de San Juan de la Arena subido a un pequeño bote de apenas tres metros de eslora. Hace frío, unos ocho grados pero la sensación térmica es mucho más baja por culpa de una fina e incesante lluvia. El agua de la ría del Nalón está en calma. Los pescadores presagian una buena jornada. En la orilla unos pocos manejan el cedazo con destreza pero sin éxito. En la ría las luces de los botes parpadean como estrellas en mitad de la noche.

Tras cuatro horas de arduo trabajo los cincuenta pescadores que participan en la campaña de la angula en aguas del Principado se reúnen en el muelle. Los primeros rayos de sol empiezan a asomar. Pablo Riesgo desembarca del bote algo de mercancía: 95 gramos. Es el primero en rular sus capturas. La mayoría ha llegado con las manos vacías. Las mareas son pequeñas y creen que hasta final de semana no habrá buenos lotes, comentan los anguleros en un improvisado corrillo. “El primer día lo normal es no pescar nada aunque antes lo habitual era empezar cogiendo uno o dos kilos”, recuerda Juan Menéndez, el veterano del grupo. Llama la atención que sólo unas horas antes todos se frotaban las manos confiando un buen inicio de la temporada.

Las primeras capturas se esperan con anhelo en la lonja de San Juan de la Arena, considerada la capital angulera de España por el volumen de angula pescada en la desembocadura del Nalón durante décadas. A las nueve de la mañana dos periodistas, algunos curiosos y menos compradores que otros años se agolpan delante de los calderos donde chapotean las primeras angulas vivas del año. La cuenta atrás en el videomarcador de la rula se detiene en 2.001 euros el kilo, en 2008 cayó hasta los 1.460 euros. “En esto de la angula no hay crisis. Es cosa de ricos y donde hay capital…”, murmura Eloy Sopeña, patrón mayor de la Cofradía de San Juan de la Arena.

Los restaurantes Casa Justo, de Gijón, y el Real Balneario, de Salinas, se llevan las angulas tras desembolsar dos euros por cada uno de los 1.400 gramos capturados. “Presta ser el primero pero reconozco que tiene más de marketing que de otra cosa”, confiesa Justo José Cuesta, que por segundo año consecutivo se convierte en el primero en incluir las angulas en su carta. El miércoles algunos ‘clientes especiales’ ya pudieron degustarlas cocinadas con un poco de aceite, ajo y picante. Oro blanco en el plato.

Alberto Tallón

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

uno × cuatro =