Decálogo para una aventura en el espacio

¿Qué le diríais a un hombre que en 2015 va a convertirse en el primer turista espacial español? El ingeniero de la Agencia Espacial Europea y coach motivacional Félix Torán ha contado a 360 Grados Press cómo ha ayudado a sacar todo el potencial como líder al maestro de Kung Fu Eduardo Lurueña en el camino hacia un viaje que marcará un antes y un después en su vida.

[Img #20567]
Viajar al espacio es uno de los mayores anhelos de lahumanidad y que muy pocos han conseguido alcanzar. Pero en los últimos añosalgunos civiles privilegiados han hecho realidad su sueño – previo pago multimillonario–, gracias a la compañía Space Adventures, pionera en turismo espacial, que leshan dado la posibilidad de vivir la experiencia de flotar en la ingravidez y decontemplar la Tierra a más de 100 kilómetros de distancia.


La última en sumarse a esta tendencia inspiradora ha sido lacompañía Axe. A través de su Axe Apollo Space Academy y de la mano de laempresa Space Expedition Corporation y del astronauta Buzz Aldrin – segundapersona en pisar la Luna -, seleccionó en 2013 a los 23 afortunados, de entremás de un millón de candidatos, que viajarán a lomos de la aeronave espacialsuborbital Lynx fuera de la capa terrestre. Uno de ellos es el español EduardoLurueña (@EduardoLuruena), maestro de Kung Fu y natural de Talavera de la Reina (Toledo).


[Img #20568]
Aunque el talaverano no ha tenido que pagar la millonada quesus antecesores turistas sí hicieron, el camino que ha recorrido hasta llegar aeste punto no ha sido nada fácil. Como explica el ingeniero de la AgenciaEspacial Europea (ESA) y portavoz y padrino de la AASA en España Félix Torán (@FelixToran), Lurueñaha superado durísimas pruebas en el Kennedy Space Center de la NASA. Le hansido valorados sus conocimientos aeroespaciales y de inglés, sus habilidades creativasy capacidades físicas y de trabajo en equipo y su competición en blob jump – modalidad de salto acuático- . Tras su elección ha seguido un duro entrenamiento en centrifugadora humana,vuelo en avión de combate, experiencia con fuerzas G y gravedad cero en vuelosparabólicos.


Motivación y humildadpara un viaje inimaginable

“El terreno del turismo espacial no se ha explotadosuficientemente a nivel comercial, a pesar de sus enormes posibilidades. Porello, se podría decir que es casi más fácil que te toque la lotería que poderser astronauta”, afirma Torán. Lotería con la que parece haber sido premiadoLurueña y que puede apreciarse en su “infinita felicidad”. Con más de quinceaños de experiencia en el campo del crecimiento personal y del coaching, Toránestá siendo el principal asesor personal del futuro astronauta. De hecho, eltoledano viajará al espacio con tres de sus libros (Ecología mental para dummies, Atrévetea ser un líder y El tiempo en tusmanos) y los consejos que le ha dedicado en un decálogo de motivación. Deél se sintetiza lo siguiente:


  • Vivela experiencia en el momento presente. Ya tendrás tiempo de contar tu proeza atu regreso.
  • Entrenatu mente para disfrutar al máximo, a través del mindfullness o de la concentración.
  • Laingravidez te servirá para apreciar más tu propia conexión con la Tierra ytener mayor seguridad.
  • Atu regreso no serás el mismo, ya que la experiencia te podrá permitirevolucionar a nivel de crecimiento personal.
  • Practicadeporte, lleva una vida y una alimentación sanas y cuida tu salud.
  • Porencima de las nubes siempre brilla el sol, al contrario de lo que sucede aquíabajo, donde nos pasamos más tiempo viajando en el mundo de nuestra mente y nosperdemos lo que está pasando.
  • Lavida es una sucesión de retos y lo que diferencia a quien triunfa de quienfracasa es su actitud ante los obstáculos”.

[Img #20569]
Pero, ante todo, Torán ha pedido al ilusionado viajero quetraiga del espacio una lección de humildad. “Creemos que el mundo se acaba ennuestros problemas cotidianos, pero, desde ahí fuera, Eduardo podrá ver que nosomos nada comparados con la inmensidad del universo y que la mayoría de esastrabas nos las ponemos nosotros mismos”, afirma el coach. El ingeniero cree queLurueña se está convirtiendo ya en un líder consciente “capaz de compartir a suvuelta lo vivido y motivar a otras personas a llegar todavía más lejos”.


“Es el honor más grandeque un ser humano puede recibir”

[Img #20565]
“Es un sueño hecho realidad que me hace sentir flotar”. Laemoción es palpable en las palabras de Eduardo Lurueña, ese niño que veíapelículas de ciencia ficción y pasaba horas con su telescopio deseando serastronauta. El talaverano es una de las leyendas del Kung Fu y de las ArtesMarciales, valedor de diversos títulos, galardones y medallas como sus tresoros en las Olimpiadas Mundiales de las Artes Marciales de Londres 2012.Además, ostenta varios records internacionales como el del K.O más rápido en elMundial de Kung Fu de Milán 2005 o el del mayor número de flexiones con un solodedo en treinta segundos.


Pero todo ello lo considera un “peldaño anterior” con el queconseguir “el honor más grande que un ser humano puede recibir”: viajar alespacio. Para ese momento se sigue preparando a nivel físico en casa, sobretodo para una de las pruebas más complicadas, la fuerza G – basada en la aceleración que produciría la gravedad en un objetocualquiera en condiciones ideales – : “Camino o corro con 3 o 4 personas –unos 300 kg – a mi espalda o trato de evitar [Img #20566]
que unas 9 o 10 personas me consiganmover al empujarme”, explica el maestro de Kung Fu.

Duros ejercicios queconsigue también superar gracias al apoyo obtenido de Torán y de Buzz Aldrin,quien le seleccionó personalmente. “Es importante luchar por lo que queremos,ya que el fracaso no está en perder, sino en no intentarlo”, aconseja Lurueña.


@casas_castro

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

siete + uno =