De ensayo con La Habitación Roja

Jose, Jorge, Jordi, Pau y Marc son los componentes de La Habitación Roja, un grupo independiente de pop-rock que vive de la música en tiempos en los que la industria musical está en transición hacia nuevos conceptos vinculados a las costumbres de los melómanos, a las nuevas tecnologías y a los formatos que acercan el fan al músico hasta un extremo de proximidad antes desconocido. Un tiempo que también ha favorecido que el particular modus operandi que emplean para componer, ensayar, crear canciones y vivir de la música se haya visto beneficiado. 360gradospress se introduce con ellos en el estudio para radiografiar las rutinas de una formación que pisa firme, con una trayectoria sólida a sus espaldas, coincidiendo con la grabación de un nuevo disco que verá la luz en 2012.

[Img #13837]
“Somos un grupo con unas coordenadas bien definidas.Seguimos un principio de acción-reacción: decimos unas cosas y luego nosdesdecimos cada dos años”. Jorge, autor de las palabras anteriores, es elcantante de La Habitación Roja y vive en Noruega. Jose es el batería y resideen l’Eliana (Valencia). Jordi es guitarra y teclista, y duerme en Barcelona.Marc toca el bajo y su casa está en Valencia. Pau es guitarra y cierra desdeMadrid el círculo de la deslocalización que caracteriza a los miembros de LaHabitación Roja. Se juntan para ensayar los conciertos de las giras, lasversiones que tocan en directo o los nuevos temas que incluyen en los trabajosque publican aproximadamente cada dos años. Las nuevas tecnologías les ayudan aque esa tarea que a priori parece imposible de sostener la practiquen cada unocon su habilidad musical desde su punto de residencia.

En esta ocasión, tocaba concierto de versiones en la SalaWah Wah de Valencia. “Cuando hay conciertos como el de la gira de versiones‘Para ti’ quedamos toda una semana y estamos ensayando siete horas diarias”.Pau nos cuenta la forma de trabajar del grupo mientras termina de desperezarseen la sala contigua al estudio donde ensayan en un complejo multiusos del’Eliana y esperamos a que vayan llegando el resto de componentes del grupo.Como Jordi, que se incorpora a la tertulia improvisada con 360gradospressmatizando que “lo mismo ocurre cuando preparamos los temas de un disco, queestamos dos semanas ensayando”, explica, consciente de que esta forma detrabajar “es muy diferente de la dinámica normal de los grupos; la nuestra esmás intensiva, más productiva y más focalizada”.

[Img #13836]
Pero, ¿cómo es posible que el resultado de todo el procesoanterior se resuelva en dos semanas de ensayo y se traduzca en un disco? Lapregunta la responde Pau, quien aclara que Jorge escribe y canta las canciones,”nos las manda con la voz y una guitarra acústica, nos dice cómo le molaríaacompañarla, si más por este lado o más por el otro… luego juntamos las partes,las ensayamos y las arreglamos”.


Para poder trabajarasí el proceso creativo de las canciones, cada uno aportando su arte desde unpunto geográfico distinto, recurren al programa Protools, “una herramienta parapoder pasarnos los archivos, salvo la batería, que la probamos en el local”,explica Jordi mientras bromea con Jose sobre el particular, por ser el únicoque no utiliza la tecnología. Otra de las ventajas de esta metodología es “quepuedes estar ensayando toda una semana con el grupo en el estudio y noencontrarte bien o no dar el 100%; y lo das en tu casa, donde tienes másposibilidades de buscar tu mejor momento”, subraya el guitarrista residente enBarcelona.

[Img #13840]
Tanto Jose, como Jordi y Pau aclaran que los cincocomponentes de La Habitación Roja se dedican y viven de la música. Con todo,complementan su dedicación al grupo con otras cosas, como Jose, que da clasesde batería; Jordi, que también trabaja como técnico para otras formaciones; Pau,que toca la guitarra en un grupo de corte clásico denominado Litoral; y Marc,que colabora como guitarrista para el grupo Maronda y para Sr. Chinarro.Actividades que pueden desarrollar en tiempos valle en los que la actividad deLa Habitación Roja es más baja, “como ahora, que estamos más tranquilos porqueUniversal tiene ya 2 años, pero cuando estás de gira promocional de un disconuevo es imposible hacer otras cosas”, subraya Jordi. Precisamente, ese ritmodel que habla, de más de 60 conciertos en un año, se dará en 2012, cuandoemprendan la gira promocional de presentación de su nuevo álbum.

[Img #13846]
La tertulia improvisada en la sala contigua al estudio deensayo se anima cuando los otros dos componentes de La Habitación Roja hacenacto de presencia. Jorge (cantante) y Marc (bajo) rompen el ritmo de laconversación sobre las características del grupo, de los ensayos y de las giraspara abordar una discusión sobre cuál de las canciones que ha compuesto laformación en su década de vida son sus preferidas. Jorge da paso al resto antesde pronunciarse y uno a uno, sin pensárselo mucho, facilitan el título de supieza favorita: la de Jose,  Los mejores años de nuestra vida;para Marc, Lejos de la gran ciudad; la de Pau, De Nuevo a Siberia; Jordi: La vida es sueño;y, por fin, la de Jorge, Posidonia.


La música y las modas

De la conversación se desprende la filosofía musical de laformación, sostenida por un “en vez de adaptarnos al grupo, el grupo se haadaptado a nosotros” que indica Marc, y su concepción de la trayectoria quedebe seguir un grupo para seguir fiel a un estilo sin renunciar a laespecificidad de los momentos y del contexto del que surgen las canciones. Deeste modo, Jorge entiende que “con la perspectiva del tiempo te das cuenta delo que hiciste mejor, peor, con qué te sientes más a gusto… Y eso lo hacen losaños” (en el caso de La Habitación Roja, entre 10 y 12 años). “Somos un grupoclásico, de pop-rock atemporal que podría haberse hecho en cualquier décadadespués de los 60 hasta aquí sin abusar de las modas”.


El nuevo disco

[Img #13841]
Mientras ensayan las canciones de su mini-gira de versiones‘Para ti’, tantean las canciones que incluirán en el nuevo disco que, segúnJorge, “está bastante encaminado; la intención es hacer un disco de unas 10 cancionesy que cualquiera de ellas pudiera empezar un concierto. Un disco mucho máseléctrico, más vibrante y más cañero que Universal”. Eso sí, si algo tienenclaro es que son de otra generación: “Seguimos contemplando una colección decanciones como un elepé, que es el resumen del trabajo de dos años; las mejorescanciones las juntas en un sentido, cierran un círculo y hacen un borrón ycuenta nueva”, sostiene el cantante.

Rutinas, conversaciones, decisiones y particularidades biendefinidas de un grupo que palpita con fuerza en los ensayos, al son de mezclasprobadas en la distancia, con la sincronía de quien se conoce, con la libertadque da una relación a distancia y sin la supeditación a momentos y a modaspasajeras de consumo rápido. La tertulia se esfuma por el pasillo que conduce ala sala de ensayo y se zanja cuando los componentes de La Habitación Roja secolocan los tapones en los oídos. “Y, vosotros, ¿no os ponéis tapones?”, nosdicen mientras las baquetas de Jose indican que el ensayo de un tema de TheSmiths que cantarán en la gira de versiones va a empezar. 

De fondo, mientras la música retumba la caja torácica,anclamos la frase póstuma del reportaje: “La Habitación Roja se ha convertidoen un punto de encuentro libre que hace que nos sintamos a gusto”.

La Habitación Roja son: @josehroja, @marc_greenwood, @jordisapena, @jorgemartiaguas, @pau74, @lahabitacionroj

[Img #13855]

Óscar Delgado

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

7 + dieciseis =