Una casa de locos

La situación no es fácil. Mejor dicho, la situación es insostenible. No se venden periódicos, las deudas aumentan, la moral de la tropa decae. Así las cosas, el jefe de Peláez toma una decisión: buscar una exclusiva, esa gran noticia que revertirá la situación. Esa exclusiva partirá de asesinar al mensajero, es decir, al redactor, es decir a Peláez. Así comenzó la semana en la redacción del periódico de provincias… ¿Y cómo terminó? Con referencias a Millán Astray, al ajedrez y a Íker Casillas. En definitiva, una casa de locos.

[Img #19844]

Jueves, 3 de abril

 

– Peláez, cojateclado y pantalla.
– Cogidos.
– Quiero que escriba y publique lo que le voy a decir.
– ¿Una exclusiva?
– Mundial.
– Fantástico, jefe… Ya estoy listo.
– Un periodista muere a manos de su director.
– ¡Caramba!
– Mientras el director del periódico, hombre deinteligencia sobrehumana, enorme corazón, constatada trayectoria yextraordinaria profesionalidad, dictaba la noticia al elemental plumilla, cogióun hacha…
– ¡Jefe!
– ¿Qué?
– ¿Qué hace con un hacha en la mano?
– Luego voy a cortar madera para la chimenea…
– Pero…
– ¡Siga!
– Está bien…
– … y se acercó al periodista, su triste lacayo,alegando que dicho instrumento era para cortar madera…
– ¡Jefe! ¿Me va a matar?
– Lo siento, Peláez, necesito la exclusiva.
– ¡Le meterán en la cárcel!
– ¿Por qué? Solo es un periodista menos… hay apuñados…
– Soy un ser humano.
– Ummm…. A ver, su dni.
– Aquí tiene.
– Coño, es verdad.
– No me asesine, jefe.
– Está bien, no le mataré, pero salga a buscar unaexclusiva.
– Lo haré…
– Chao.
– Chao.

 

Viernes, 4 de abril

 

– Buenos días,jefe.
– ¿Ve eso, Peláez?
– Sí.
– ¿Qué es?
– Una bombilla.
– Se equivoca, es una idea que acabo de tener. Por esoestá sobre mi cabeza.
– Se ha puesto bajo la lámpara.
– Va donde yo voy, mire.
– La sujeta con la mano, jefe.
– Chorradas. ¿Quiere saber cuál es mi idea o no?
– Venga…
– Voy a cambiar el nombre del periódico.
– Lleva inamovible ochenta y cinco años, jefe.
– Demasiado.
– ¿Y cómo lo va a llamar?
– Financial Times. Suena elegante y distinguido,¿no cree?
– Jefe, ya hay un periódico que se llama así…
– ¡Mierda!
– Y, además, esto no es un periódico económico.
– ¿Cómo que no? Cuesta un puto euro.
– Me refiero a información económica.
– Pufff… es usted un aguafiestas.
– Lo siento, jefe.
– ¿Qué le parece New York Times?
– No estamos en Nueva York.
– ¿Tampoco? No me llevo más que chascos, Peláez.
– Lo siento, jefe.
– Bueno, voy a seguir pensando nombres.
– Le dejo pensando, entonces.
– zzzzzz
– ¿Jefe?
– zzzzzz
– Brrr…

 

Lunes, 7 de abril

 

– Buenos días,Peláez.
– Hola, jefe… Vaya pinta…
– ¿Qué pinta?
– El gorro de safari, el chaleco de coronel Tapiocca,los prismáticos… ¿adónde va?
– ¿Adónde voy a ir? ¡A la fiesta del cisne!
– ¿Qué?
– Sí, la semana pasada fueron cientos de miles depersonas, yo no me lo pierdo…
– Jefe…
–…ver al cisne en su hábitat, en plena naturaleza,arriesgar la vida por un acontecimiento de tal magnitud… estoy preparado paraello…
– Se equivoca, jefe.
– No me equivoco, he entrenado. Ayer me comí unabolsa de gusanos como esta.
– Jefe, eso son gusanitos, son chucherías.
– Pero se parece a lo que podemos encontrar en lanaturaleza.
– Si en la naturaleza hay quioscos, sí…
– ¡Me da igual lo que haya! ¡Estoy listo para laaventura!
– De todas formas, era la fiesta del cine, no delcisne.
– ¿Qué?
– Lo que oye.
– No me lo creo…
– Créaselo.
– Me da igual, yo voy a la fiesta del cisne,llámeme un tasis.
– ¿Un taxi?
– Claro, coño.
– Pensaba que recorrería andando valles y montañas.
– Tampoco se pase, Peláez, tampoco se pase.

 

Martes, 8 de abril

 

– Buenos días,jefe.
– Eso habría que analizarlo, Peláez.
– ¿Cómo dice?
– En muchas ocasiones hablamos por hablar, es necesarioanalizar cada palabra, cada sílaba, cada letra, cada entonación, cada timbre devoz.
– ¿De qué habla?
– De que voy a analizar cada una de sus frases.
– ¿Qué?
– Interrogación a todas luces.
– ¡Jefe!
– Exclamación.
– Está usted loco…
– Desesperación.
– Olvídeme.
– Despecho.
– Voy a trabajar.
– Reiteración.
– ¿Sabe qué? No digo nada…
– Interrogación + afirmación con tono amenazante.
– ¿A qué viene esto?
– Interrogación again.
– …
– Silencio valorativo.
– …
– Silencio valorativo con reiteración.
– …
– Silencio triple.
– …
– Hable, me cago en la hostia.
– Menos mal, jefe.
– Afirmación.
– Brrrrr..
– Gruñido desesperado.

 

Miércoles, 9 de abril

 

– Buenos días,Peláez.
– Buenos días, jefe.
– Deje todo lo que esté haciendo y venga a mi despacho.
– ¿Qué quiere, jefe?
– ¿Sabe lo que necesitamos?
– Más trabajadores.
– No nos lo podemos permitir.
– ¿Más medios?
– Tampoco.
– Más esfuerzo.
– Mi siesta es sagrada.
– Pues no sé, jefe…
– Más inteligencia.
– Ya…
– Vamos a practicar.
– ¿Cómo?
– Jugaremos al ajedrez.
– ¿Ajedrez?
– Sí, nos dará visión estratégica, capacidad deconcentración, respeto al adversario y muchas cosas más.
– Estoy de acuerdo.
– Pues venga, empiezo yo. Un cinco. ¡Qué suerte!
– Jefe, al ajedrez no se juega con dados.
– ¿Ah no?
– No.
– Y una mierda, el ajedrez es mío y juego con loque quiero. O le doy una paliza.
– Jefe, eso no es respeto con el adversario.
– Lo que sea. Le como dos peones con mi reina.
– Jefe, le comeré la reina, eso no es visiónestratégica.
– Me da igual, si tengo hambre, como.
– De acuerdo, le como la reina, entonces.
– Vaya paradones de Casillas ayer.
– Jefe, concéntrese.
– Tiene buena pinta el nuevo disco de Joses.
– Juanes… pero concéntrese, jefe…
– ¿Sabe qué? Esto es un coñazo.
– ¿Ya se ha cansado?
– Sí, prefiero seguir siendo tonto. ¡Muera lainteligencia!
– Parece usted Millán Astray.
– ¿En qué equipo juega?
– Olvídelo, jefe, olvídelo…

 


Los cables de lasconversaciones que mantiene Peláez con su jefe (#Pelaezleaks) en laredacción de un periódico de provincias los puedes encontrar a diario enla página oficial en Facebookde 360gradospress.

La foto es de @Marga_Ferrer

 

Javier Montes

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

18 − 11 =

Lo último en "#Pelaezleaks"

El fin

Tarde o temprano tenía que llegar. Lo intuíamos, lo temíamos, lo esperábamos.

Confusión

La semana comenzó el pasado jueves –así son estos dos tipejos– con

Irrepetible

El jefe de Peláez es un hombre inculto pero culto, lelo pero
Subir