Operación trikini

Sabemos, grandes películas y novelas nos lo han recordado en multitud de ocasiones, que la tragedia no está muy lejos del humor, que incluso en los peores momentos hay resquicios por donde se cuela la risa. Quizás por eso, porque es en realidad un auténtico drama, el jefe de Peláez ha pensado que el hombre de bigote rasurado que vio en la televisión no era un ex presidente del Gobierno llamado Aznar sino un humorista. Sea como sea, el caso es que la semana comenzó con el envío de un telegrama al corresponsal en las Bahamas, continuó con una interesante (aunque incomprensible) conversación sobre la clonación e incluso nos enteramos de que el jefe del humilde periodista de provincias ha comenzado la operación trikini.

[Img #17744]

Jueves, 16 de mayo

 

– Peláez, prepare untelegrama STOP
– Pero, jefe…
– No pierda tiempo STOP
– ¿Para quién?
– El corresponsal en Bahamas STOP. No sé nada de élSTOP
– Normal, jefe, nunca debió enviar allí uncorresponsal…
– Él me lo pidió STOP, parecía preparado STOP
– ¿Por qué?
– Tenía una camisa de palmeras STOP
– Se está dando la vida padre…
– ¿Usted cree STOP?
– Claro…
– Está bien, usted escriba el telegrama STOP
– Jefe, un telegrama… ¿no será mejor enviarle untuit?
– Ni de coña STOP, no le pienso mandar el aro esepara que mueva la cintura…STOP
– Eso es un hula hoop, jefe.
– ¿Y qué coño es un tuit STOP?
– Un mensaje vía twitter.
– ¿Morse STOP?
– No, jefe, redes sociales…
– Usted y sus rarezas STOP. Bueno, haga lo quequiera, pero dígale que vuelva ya STOP
– Deje de decir STOP, jefe…
– ¿STOP de decir STOP?
– Exacto
– STOP entonces
– Lo ha dicho
– Ya paro.
– Vale.

 

Viernes, 17 de mayo

 

– ¿De qué escribecomo un loco, Peláez?
– De la clonación, jefe.
– Yo soy clonante de sangre.
– Clonación, no donación.
– ¿Y qué es eso?
– Producir organismos genéticamente idénticos.
– ¿Y qué han clonado?
– Por ahora, embriones.
– Ya… ¿Y luego?
– Quizás seres humanos.
– Cojón…
– Sí, como la oveja Dolly.
– Conocí a una Dolly en el 53, en Missouri.
– No sabía que había estado en Missouri.
– Dolly me llevó a conocer a su familia.
– ¿Y cómo eran?
– Ovejas normales y corrientes.
– Jefe…
– Bueno…¿Y dónde tengo que apuntarme para que meclonen?
– ¿Quiere clonarse?
– Sí, con el espejo no me basta, quiero verme más.
– Por ahora no se puede.
– Avíseme cuando ya se pueda, estaré en midespacho.
– Pueden pasar años, jefe.
– No hay prisa, no se preocupe.

 

Lunes, 20 de mayo

 

– ¿Qué le parece,Peláez?
– No sé, jefe…
– ¿No me queda bien?
– Un trikini no creo que sea lo suyo…
– Tengo que adelgazar, lo sé… pero aún quedan dos mesespara las vacaciones…
– Eso lo primero…
– Y ya he empezado con la dieta.
– ¿Ah sí?
– Sí, me he afeitado el bigote.
– No creo que eso baste…
– ¿Ah no?
– No, deberá comer lechuga…
– No soy un rumiante, Peláez.
– Lo sé, pero…
– Está bien, está bien… haré el sacrificio ñam,comeré yerbajos… ñam
– ¿Pero qué come ahora, jefe?
– Un Phoskito.
– Eso engorda.
– Ya, pero no lo puedo evitar, me gusta su sabor aplástico dulce.
– ¿Y qué hay del trikini?
– A la mierda. Se lo regalo.
– No uso, jefe
– ¿Hace topless?
– Algo así…
– Nunca deja de sorprenderme, Martínez.
– Soy Peláez
– ¿Lo ve? Así es usted, una caja de sorpresas…

 

Martes, 21 de mayo

 

– Ya basta, Peláez,ya basta.
– ¿?¿?
– Sé que hace frío, pero no se pase.
– ¿A qué se refiere, jefe?
– Deje de castañetear los dientes…
– No son mis dientes, jefe, es el teclado.
– ¿Y no puede parar un poco? No me puedo concentrar…
– ¿Qué está haciendo?
– Trato de dormir…
– Ya… es que es el tema del día…
– ¿Cuál?
– La marcha de Mou.
– Maravillosa película.
– No es una película, es la despedida delentrenador del Madrid.
– ¿Cómo ha dicho que se llama?
– Mou
– ¿Qué clase de nombre es ese?
– Mourinho, es apellido.
– ¿Gallego?
– Luso
– Hay que ser luso para creer que iba a ganar algocon el Madrid.
– Luso, no iluso.
– ¿Ngenuo, nocente?
– Algo así… Bueno, voy a seguir escribiendo.
– Vale, pero no haga ruido.
– Lo intentaré.
– Consígalo.
– Chao
– Chao

 

Miércoles, 22 de mayo

 

– Buenos días, jefe.
– Ja ja ja ja ja…
– ¿Jefe?
– Je je je je je…
– ¿Me oye?
– Ji ji ji ji ji…
– ¡Jefe!
– ¡Coño, Peláez! ¡Qué susto me ha dado!
– ¿De qué se ríe?
– No me lo recuerde… juas juas juas… ay… juas…
– ¿Qué pasa?
– Ha vuelto, Peláez.
– ¿Quién?
– El humorista ese tan bueno…
– ¿Quién?
– El del bigote sin bigote…
– ¿Aznar?
– Eso… Aznar… ja ja ja… el nombre ya es buenísimo…ja ja ja…
– A mí no me hace gracia, jefe…
– ¿Cómo que no? ¿Ha visto el sketch de “Váyaseseñor González”?
– Pues sí…
– Jua jua jua… y el de “Le aseguro que hay armas dedestrucción masiva”… jaaaaaaaaaaa jaaaaaaa
– Sí, y tampoco me gusta…
– ¿Pero no tiene usted sentido del humor? Escuche,escuche… ejem…. “Estamous trabajandou en ellou” jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa….
– No me lo recuerde, jefe.
– Es usted un soso, Peláez.
– Será eso.
– ¿Cómo se titulaba el programa, por cierto?
– Miedo y asco en Antena 3.
– Ja, ja, ja… qué bueno… si es que es un genio… esetipo es un genio…


Loscables de las conversaciones que mantiene Peláez con su jefe (#Pelaezleaks) en la redacción de un periódico deprovincias los puedes encontrar a diario en la página oficial en Facebookde 360gradospress.

La foto es de Marga Ferrer.

Javier Montes

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

15 + 16 =

Lo último en "#Pelaezleaks"

El fin

Tarde o temprano tenía que llegar. Lo intuíamos, lo temíamos, lo esperábamos.

Confusión

La semana comenzó el pasado jueves –así son estos dos tipejos– con

Irrepetible

El jefe de Peláez es un hombre inculto pero culto, lelo pero
Subir